La envidia cochina de Nintendo

Los tiempos cambian, pero hay una cosa que nunca lo hace y es algo que lleva existiendo desde el principio de los tiempos: el ansia por tenerlo todo, y si es posible, antes que tu vecino… o lo que en términos más coloquiales podríamos denominar como la envidia cochina, vaya. Y esto lo sabe Nintendo muy pero que muy bien.

¿A cuento de qué vengo a decir esto? Pues a la estrategia que está siguiendo la compañía con diversos productos de su línea, entre los que se encuentran, entre otros, Pokémon (con sus versiones de Rubí Omega y Zafiro Alfa), los amiibo y, ahora, con la Nintendo New 3DS.

Aunque no lo parezca, las tres estrategias seguidas por estos tres productos se basan en lo mismo, la envidia cochina, porque todos explotan el “yo tengo algo super exclusivo y tú no” para hacernos ver en los demás esa “necesidad” (real o no) de tener ese producto.

Empecemos con el más simple de todos, Pokémon. Nintendo anuncia que el remake de una de sus franquicias fetiches va a tener una demo, pero no da más información, sin embargo, de pronto, unos cuantos elegidos son capaces de probar esa demo.

Aquí ya está creando el grupo de los “elegidos”, seres a los que todos los demás fans del juego mirarán como los muñequitos verdes de Toy Story al gancho, pero ojo, que aún hay más.

pokemon en real

Pues estaba yo durmiendo y me dijeron que me preparase para una demo de no sé qué…

Poco a poco empiezan a surgir eventos, medianamente exclusivos, en los que se ofrece a los asistentes un código para conseguir esa demo, como por ejemplo fue el Salón del Manga de Barcelona.

En esta ocasión amplía un poco más el grupo de aquellos que tienen una demo a un grupo de usuarios que se mueven por conseguir ese producto, y aparecen los “ansias”, esos seres que hacen colas, colas y colas para conseguir su código y se olvidan de todo lo demás… bueno, vale, hay gente, como yo que pasaba por allí y, ya que estaba, cogió uno, pero ya está.

Así, mientras que los “elegidos” de antes miran a este nuevo grupo con cara de “pero yo lo tenía antes”, se genera entre el resto de los fans, el populacho, una sensación de estar perdiendo su preciado tiempo en mirar a los demás en vez de conseguir los pokémon de su vida.

Una vez en este punto, sobra decir que lo único que le queda a Nintendo es liberar la demo para los indecisos poco antes de que se lance el juego oficialmente y sacar éste a la venta porque ya tiene a toda la legión con un hype que ya le habría gustado tener a las campanadas de año nuevo con la Pedroche…

amiibo sonic humor

Ni la Peach sin piernas costará tanto como yo… si me da por salir

Algo distinta es la estrategia de los amiibo, pero oye, no os engañéis, que sigue usando el concepto de “envidia cochina” como principal impulsor. Y vosotros me diréis que no, que se trata de algo más de coleccionismo que de otra cosa pero… no os lo creéis ni vosotros.

Vamos a ver, tú vas a casa de tu amigo y cuando pasas por delante ves la estantería con los amiibo que él tiene y te acuerdas que, en la tuya, solamente hay uno. Entonces empieza a decirte lo que ha desbloqueado, lo que ha conseguido y tal y pascual y de pronto, ¡zas! te has ido a comprar uno porque “sólo” vale 12€.

Evidentemente, el sentido común puede ayudarte a evitar caer en la tentación, pero la mente de un gamer es muy voluble a veces y nos juega malas pasadas. Estar cerca de una tienda con amiibos puede ser horriblemente mortal para nuestra cartera si hemos estado en casa de algún amigo en las últimas 24 horas.

Luego, cuando lo tienes en casa, ves que solo te ha servido para tener un trajecito y un cacharro más para coger polvo pero oye, te autoconvences de que ha sido por coleccionismo y porque son bonitas… pero no te lo crees ni tú.

Amiibo_Peach

Me han cortado las piernas pero, ¿a que molo?

Aparte están esos seres con dinero que parece que les quema en las manos que se dedican a gastarse lo que nosotros ganaríamos en cuatro años en una figurita que sirve para bien poco, así que, no entraremos al trapo… aunque algo de envidia sí que nos dan. Por el dinero, no por los amiibo, vaya.

Por último también quiero hablar de la estrategia de marketing que ha seguido la compañía con la Nintendo New 3DS y su sistema de “Embajadores”.

Vamos a ver, porque esto tiene telita. Sin venir a cuento ni decir ni pío, Nintendo va y manda un mail a unos “elegidos” (según ellos siguiendo unos criterios que bla bla bla… ya claro) y les ofrecen, nada más y nada menos que una consola Nintendo New 3DS (la pequeñita, no la XL), junto con dos carcasas, una exclusiva y una normal, y una base de carga, por el módico precio de 206€ con gastos de envío incluido.

Entonces te ronda en la cabeza la palabra “exclusivo” y “nunca se pondrá a la venta”, todo en referencia a la carcasa esta del embajador, y la frase de “tenerla antes que nadie” y, sin anuncios en la tele, en la radio o incluso en su canal de youtube, han conseguido una legión de zombies que se la comprarán casi sin pestañear.

sniper-elite-nazi-zombie-army-2

Te dije que la última New 3DS era mía…. te lo dije

Y eso que, si atendemos a la razón, no nos están regalando nada para ser embajadores. Ni tan si quiera la carcasa exclusiva esta de los embajadores, porque te la cobran, los muy subalternos de Iwata… Y encima, no se trata de la Nintendo New 3DS XL, que es la que muchos queremos, sino el modelo “estándar”.

Pero todo esto da igual porque “es exclusiva”, la “voy a tener antes que nadie” y encima “voy a ser embajador”. Y si te quedaba alguna duda, el último golpe para convertirte en un zomnintenboy es cuando lees que “solo tienes hasta el 12 de enero para decidirte, porque entonces caducará la oferta”.

Aquí, queridos culpables, ya está todo el pescado vendido. Los fans corren como locos a reservarla porque sino, no serán exclusivos y especiales. Y los que se saben aprovechar del asunto simplemente la cogen y la revenden por eBay. Mientras tanto, el populacho ve cómo los “elegidos” pueden conseguir una consola que no se merecen y empiezan a generarse una expectación ellos mismos.

Pero… ay amigos. Nintendo no es tonta y manda una segunda oleada de mails para invitar a nuevos usuarios a que la compren. Y estos son, todavía, más ciegos que los primeros muchas veces. No han sido ni uno, ni dos, ni cinco, los amigos que han recibido el mail de Nintendo y, o la han cogido, o han estado a punto de hacerlo, simplemente por el hecho de tenerla un mes antes que el resto.

iwata adios ff xv coche

Como podéis ver, Nintendo no es tonta, en absoluto, sino todo lo contrario, nos hace tontos a veces a nosotros.

¿Yo? No, a mi no me mandaron el mail, pero no generó en mi ninguna “envidia cochina” sobre todos vosotros. ¿Por qué? Pues simple, porque yo me pillaré la Nintendo New 3DS XL y entonces iré a todos los embajadores y les diré “la tuya será embajadora, pero la mía es más grande, ¡envidia cochina!”.