Parece que los encargados de darle vida a la nueva serie de la HBO no quieren tocar los “textos sagrados originales”. Watchmen no adaptará los cómics, sino que se ambientará en la actualidad.

El ambiente retro que tienen los cómics de Watchmen se van a quedar ahí. En los cómics. Porque la HBO ha decidido que lo mejor para los fans es tirar por algo más actual. Así que no. La serie de Watchmen no adaptará los cómics originales. Irá por otros derroteros.

Así lo ha confirmadoel showrrunner de la serie, Damon Lindelof, en una bonita carta que ha colgado en Instagram. Y cuando decimos carta nos referimos a carta de verdad. Que el tío ha cogido, la ha escrito en word, la ha impreso y la ha escaneado para subirla a la red de las fotos. Magistral. Sublime. Y un coñazo para traducir.

Day 140.

A post shared by Damon (@damonlindelof) on

La cosa es que en esa carta el escritor dice que no tienen intención de tocar ninguna de las sagas que están en los cómics originales. Ni de hacer un reboot si quiera. No van a ir por esos caminos ya que consideran eso el “Antiguo Testamento”. Lo cual me parece una referencia un poco exagerada. Pero bueno, ahí está.

En lugar de eso, hacia el final de la carta, Lindelof explica que tampoco veremos una secuela. Watchmen será algo original y fresco. Buscará ser contemporánea y amena. Él mismo no considera que los cómics sean oscuros, sino más bien que tienen un humor especial.

Tampoco tendremos caras conocidas por todos lados. Habrá novedades. Y muchas. Nuevos personajes, nuevos misterios y nuevos trasfondos.

Con todo esto, un servidor no tiene muy claro qué es lo que se va a encontrar cuando salga la serie a la luz. Un Watchmen contemporáneo… desde luego llama la atención. Pero da miedo. Uno de sus atractivos a día de hoy era esa ambientación tan especial.