La tasca del Zagal y el Gallego: ¿ las IP de Konami, en Sony o Microsoft?

Nuestros integrantes discuten sobre la compra de las IP de Konami. ¿Mejor en el seno de Sony o en el de Microsoft? Siéntate, pilla algo de beber, y lee.

Semana nueva y toca otro enfrentamiento en el ring de GuiltyBit. Si os quedasteis con ganas de reyerta tras el rifirafe sobre sobre la retrocompatibilidad de PS5, preparaos. En esta ocasión, nuestro chuzas del Zagal y el chosco del Gallego debaten sobre si la compra de las IP de Konami, es mejor por parte de Sony o de Microsoft.

Un rumor sucedió a otro, pero estas dos últimas semanas se ha hablado sobre la compra de las IP de Konami por parte de ambas compañías y, aunque probablemente no se realicen, sí da para debate.compra IP Konami 1

Round 1 ¡FIGHT!

Lo cierto, amigo Gallego, es que no sé qué es peor: si que Sony o Microsoft compren las IP de Konami, o que se las quede la propia Konami. ¿Privar a toda una comunidad gamer del próximo Silent Hill o dejar que Konami siga dejando morir la saga? Es difícil elegir, pero aquí venimos a debatir cerveza en mano, por lo que yo elijo a Sony.

Y las razones por las que elijo a Sony son, simple y llanamente, que sabe cuidar de sus IP. Sony es una compañía que hace las cosas de manera bastante regular, para qué engañarnos, pero ha sabido cuidar sus marcas principales y hacer de ellas un sello de calidad.

Hoy todo el mundo sabe que los grandes exclusivos están con Sony, y que se preocupan por ello. Prueba de esto es que en el último año de vida de PlayStation 4, vamos a recibir el exclusivo más potente de Sony y otro exclusivo, una nueva IP, de alcance algo menor pero de una aparente calidad abrumadora. Microsoft simple y llanamente no hace esto.

LEER MÁS:  Vader Immortal llega para sorprendernos a todos este 25 de agosto

Ip de Konami 2

«Ideal sería que Konami no tuviera olvidadas sus sagas, que se dejaran de máquinas de pachinko u obscenidades de zombies e hicieran algo digno con sus sagas.»

El cuidado por sus IP es el punto número uno. El punto número dos es, como no podía ser de otra manera, Hideo Kojima. Sí, el magnánimo creador de Metal Gear y Death Stranding ahora va por libre, pero sabemos de sobra su afinidad por Sony. Será por orgullo patrio, pero ambos se llevan muy bien. Si Silent Hill y Metal Gear llegan a Sony… ¿cuántas son las posibilidades de que Kojima acabe involucrado en uno de estos proyectos? Yo digo que muy altas.

Silent Hills, con S, es el sueño frustrado de Kojima, al que se le nota de lejos que quiere hacer un juego de terror. P.T., la antesala de este Silent Hills, sólo vio la luz en PlayStation 4. Sony ayudó en el desarrollo de Death Stranding, ¿se negaría Kojima a meter mano en un nuevo Silent Hill bajo el seno de la compañía que tanto le ha dado? Ni de coña.

Y Metal Gear con Kojima lo descarto, que el pobre ya está harto, pero cabe recordar que sólo en una consola de Sony puedes jugar a toda su saga debido a la exclusividad de Metal Gear Solid 4. ¿Cuántos fans de Metal Gear daríamos más dinero del que nos gustaría admitir por ver toda la saga en un único pack y con mejoras para la nueva generación? ¿A cuántos nos gustaría que Bluepoint hiciera un remake del primer Metal Gear, adaptando las mecánicas a la actualidad? ¿Y cuántos mataríamos por ver Metal Gear Solid 3 con gráficos de nueva generación, llevando el Fox Engine hasta su límite? Todo esto lo puede hacer Microsoft también, está claro, pero de momento sabemos que en Sony ya están más acostumbrados a esto.

LEER MÁS:  Videojuegos en el cine

Lo cierto es que no hay argumentos que decanten la balanza a favor de Sony ni de Microsoft. Lo que queremos, lo pueden hacer ambas compañías. Ideal sería que Konami no tuviera olvidadas sus sagas, que se dejaran de máquinas de pachinko u obscenidades de zombies e hicieran algo digno con sus sagas, sin Kojima, sin Microsoft y sin Sony.

Round 2 ¡THIS CANNOT CONTINE!

Creo que si en algo podemos estar de acuerdo es que esas sagas están mejor en cualquier lugar menos en manos de la propia Konami. Sin embargo, querido zagal, creo que Sony ha mutado su línea editorial hacia un público muy claro en el cual no entran cosas como Castlevania o Metal Gear.

Ya lo hemos vivido con Death Stranding, la última obra de Kojima ha gustado a unos pocos y descontentado a muchos. Muchos que están hechos a la pasta de juegos como The Last of Us, Uncharted o los juegos de David Cage. Se busca alcanzar ese hiperralismo occidentalizado que otras editoras evitan a favor de la diversión pura, un factor determinante para la saga creadora del conocido género metroidvania, o transmitir unas sensaciones atípicas, fruto de las inquietudes de su creador, como Silent Hill.

Ip de Konami 3

«Están germinando una nueva generación llena de ilusiones con la compra de infinidad de estudios o la creación de un nuevo parque de consolas.»

Además, en algo que también coincidimos es que Microsoft ofrece mejores servicios al usuario que Sony. Creo que de caer estas sagas en las manos de Phill Spencer, volcarían todo lo que tienen en el asador para hacer entregas que no defraudarían al legado que pertenecen. Sin contar que el acceso a las mismas sería más amplio. Sony restringirá con su exclusividad esos juegos a su único sistema, ya sea PS4 o PS5. mientras que con Microsoft, tanto los jugadores de consola como los de PC podrán catarlos.

LEER MÁS:  Análisis de Trials of Mana para PlayStation 4: Guiando a seis héroes

Tampoco olvidar que Sony tiene más o menos amarrado a su seno a Hideo Kojima, como bien cité antes. Esto significaría, que de comprar una saga como Metal Gear, ponerlo a trabajar en ella cuando todo el mundo sabe que ha quedado harto de la misma. Los pasos que el creativo ha dado para madurar y ofrecer otro tipo de visiones, se desandarían para ofrecer el alpiste clónico que el público de Sony clama desesperado.

Por último y no menos importante, está el hecho de que a la hora de tirar el dinero en esto de hacer videojuegos, Microsoft parece la más dispuesta. Están germinando una nueva generación llena de ilusiones con la compra de infinidad de estudios o la creación de un nuevo parque de consolas con unas especificaciones similares a la de un ordenador de 1.000€. No sé, querido Zagal, a mí todo esto me parece un win win para Microsoft. Ya el hecho de que no tendría que comprarme ninguna consola de ambas compañías para jugar esas hipotéticas futuras entregas ya es una razón más que de peso.