yendas del Mañana 2x07 Crossover DC - Crítica

No hay dos sin tres (porque no contamos el capítulo de Supergirl), y el último de los capítulos del crossover de las series de DC llega con Leyendas del Mañana, que arregla el desaguisado pero con un 5 raspado.

Por fin llegamos al último capítulo del crossover entre Supergirl, The Flash, Arrow y Leyendas del mañana y, por lo tanto, a la historia de los aliens. Y lo hace con más incongruencias y momentos forzados. Aunque por lo menos no son tan malos como vimos ayer en Arrow.

La cosa continúa exactamente donde lo dejamos el otro día. Oliver y sus amigos escapan de la nave nodriza de los Dominators y acaban volviendo a la Tierra con Gideon y los demás. Sin embargo para este episodio hay una baja: Speedy. Y además es cuanto menos inexplicable. Simplemente, no está. Con la ilusión que le hacía a esta chica ver aliens…

De aquí en adelante, los sucesos vuelven a ir demasiado rápido para mi gusto y con una serie de elementos que no terminan de encajar. El viaje atrás en el tiempo para secuestrar un alien; la imposibilidad del grupo de escapar de las garras de los “malos” y de no darse cuenta de que estaban allí; la batalla final en la azotea y, por supuesto, que con solo eliminar una bomba anti metahumanos  los extraterrestres decidan que les hemos dado para el pelo suficiente y que es hora de irse.crossover-2

Pero sin duda lo que más me ha rayado es que le echen la culpa al pobre Barry. Es decir, por viajar al pasado y crear el Flashpoint ya le echan a los leones. A ver, nuestro querido Reverse Flash la lió aún más en su viaje al pasado y nadie le dijo nada. Incluso el Flash de Tierra-3 ya le dijo a Barry que él también la lió en su momento. Vamos, que no ha sido el único que ha viajado en el tiempo. Además, ¿cómo narices se han dado cuenta ellos de eso?

Pero bueno. En defensa del capítulo diré que ha habido acción (y no de la mala malísima, sino que ha sido aceptable), y que hemos visto al equipo peleando juntos, aunque sigo pensando que han desperdiciado enormemente a Supergirl. De hecho, son los dos personajes que más han destacado de todos, ella y The Flash. Oliver, por desgracia, anda metido en su bucle tengo-que-ser-malo/pido-perdón-por-ser-borde que empieza a cansar, y el resto de los personajes están demasiado sobreactuados. Sobre todo John y White Canary.

Además, la epicidad que se busca en un momento como este, en el que hay un ataque global a La Tierra, es algo más que una celebración y una rueda de prensa en un hangar al que, por cierto, inexplicablemente llega el “malo” de turno para quedar en ridículo. Escena forzada y fuera de lugar. Si hubiese habido un evento en la Casa Blanca o en un lugar más público, lo habría entendido… ¿pero ahí?

crossover-3

En definitiva, un crossover decepcionante casi en su totalidad, con momentos forzados, personajes desaprovechados y epicidad bastante nula, sobre todo cuando tenía que tenerla. Quedan muchas lagunas en la trama y, aunque nos han entretenido, esperábamos más de la unión de todos estos superhéroes.