Lo que el Japo se llevó (X): Kingdom Hearts I - Final Mix

Hablar de Kingdom Hearts es hablar de muchas cosas. Disney, Square-Enix, una grandísima saga con más de 10 años a sus espaldas y un futuro aún muy brillante, ideas, cambios de formato… pero también mucha polémica con determinadas decisiones acerca de la multiplataforma, sus idiomas o las distintas versiones que nos han ido llegando a lo largo de todo este tiempo.

Pero como hablar de tantas cosas es imposible en un sólo capítulo de “Lo que el japo se llevó”, pues vamos a dividirlo en varias entregas que no tienen porqué ser seguidas semana tras semana, más que nada, para no saturarnos con el tema. Así pues, para empezar por el principio, vamos a hablar de Kingdom Hearts Final Mix.

ARTICULO-LO-QUE-EL-JAPO-SE-LLEVO-KH-1-Final-Mix-680-774x250

Lo primero que nos preguntamos es ¿qué es KH Final Mix? Pues se trata de una versión “extendida” del juego original que salió para Japón, y sólo para Japón, con una serie de extras o añadidos. Muchos fans se preguntan siempre por qué Square Enix y Disney osaron tomar esta decisión que dejaba tan abandonados a los fans occidentales ya que en ningún momento la salida fuera de territorio nipón fue, si quiera, mencionada.

Pues bien, resolvamos esta duda. El juego salió en primer lugar para Japón, como viene siendo habitual, en marzo de 2002. Muchos meses más tarde, el juego salió en América (en septiembre) y poco después en Europa (noviembre), aunque fue el lanzamiento americano el que lo causó todo. La estrategia de Square-Enix y Disney fue la de “premiar” a los occidentales con algunos extras que no salieron en la versión japonesa, como una nueva versión de Hikari (el tema principal del juego), pero cantado en inglés y titulado Simple and Clean.

Además, esta versión Europea trajo también varios extras importantes, como es, por ejemplo, la épica pelea contra Sephirot en el Coliseo del Olimpo, o jefes extras como el titán de Hielo, entre otros.

kingdom-hearts-final-mix-

Esto, queridos culpables frikis, no sentó nada, pero nada bien a los japoneses que protestaron desde el momento en el que se conocieron los extras que contenían nuestra versión. Y el descontento llegó a bastante, la verdad, hasta el punto que, dicen las malas lenguas, que se decidió sacar una nueva versión japonesa (de la que hablamos actualmente) en la que se pudiese jugar a esto y más cosas para compensar al público japonés, maltratando vilmente, todo sea dicho, al occidental.

Y así es cómo salió Kingdom Hearts Final Mix, o eso es lo que os he contado. Por mi humilde punto de vista y experiencia, no podemos hablar de ese “escándalo” como verdadero motivo para la salida de Final Mix, sino que es una práctica que ya lleva haciendo Square-Enix (y de la que ya hablaremos también) con algunos juegos como Final Fantasy en su versión “international“, en la que hay nuevos añadidos y extras. Es decir, que era una estrategia que ya tenía planeada la empresa desde un primer momento o, al menos, desde que saliese la idea de incluirle cosas a la versión occidental.

Evidentemente, Final Mix dio mucho, pero que mucho que hablar a los occidentales, pero Square-Enix y Disney, como un Mr Magoo encerrado en una lata, hizo oídos sordos a las peticiones de los fans y nunca sacó esa versión fuera de Japón.

649px-Kh2-sephiroth2

Pero ¿realmente tiene Kingdom Hearts Final Mix tanta trascendencia en la historia y la jugabilidad? Pues sí culpables. El juego llegó al país nipón con una característica un poco rara: tenía la posibilidad de ser jugado completamente en inglés, pero con subtítulos en japonés (para igualarlo a la versión occidental), o bien en japonés. Esa es el primer extra para el juego.

Además, incluía muchas no, muchísimas cosas que afectaban, sobre todo, al gran plan de la trama del juego. Hay varias conversaciones nuevas durante el juego y de las más llamativa tenemos, por ejemplo, una conversación bastante enigmática ente Riku y una “voz misteriosa” (Mickey) en la que se desvela lo que para muchos es un sinsentido hasta Kingdom Hearts 3D (y que lo cuentan así así) y es el por qué Riku consigue la Llave Espada del Crepúsculo y cómo contacta con Mickey.

Otra escena que es curiosa es, por ejemplo, el enfrentamiento entre Sephirot y Cloud, donde el segundo le dice al primero que mientras él exista, sus pesadillas no acabarán y que él es su oscuridad (su sincorazón). Para ver ésta, previamente has tenido que hablar con Aeris para poder encontrarles en el coliseo. También hay más escenas, pero ninguna de ellas tan importantes como las que os he dicho. Estas escenas no están dobladas, solo escritas, por lo que pierden un poco, la verdad, pero bueno… a veces son así de cutres.

Otro de los añadidos al juego es en el tema de armas. Hay dos para cada uno de los personajes que llevaremos. Las dos de Sora son la “One Winged Angel”, al derrotar a Sephirot, cómo no, y la Diamon Dust, tras derrotar al Titán de Hielo. Por parte de Donald la Fantasia y la Meteor Striker, encontradas en un cofre y creada por los moguri. Y las de Goofy la Massive Bumper, en un cofre en el País de las Maravillas, y la Seven Elements, que es un objeto de la orfebrería moguri.

Aparte de armas, también Sora contaba con nuevas habilidades que ya veríamos en posteriores Kingdom Hearts, como la habilidad que impide que te hagan daño mientras te curas, el Zanketsuken (tan útil en Birth by Sleep o Dream Drop Distance) u otros de menos importancia pero que no dejan de ser útiles en determinados momentos de la historia.

Se añaden nuevos sincorazón y se le otorgan nuevas características y parámetros a los ya existentes y se le incluyen dos nuevos modos de dificultad. El principiante pasa a ser Final Mix: beginner, el normal Final Mix y el nuevo, Final Mix: Proud (orgulloso). Hay nuevas misiones de la nave gumi y además, tres informes nuevos de Ansem.

kingdom-hearts-final-mix-sephiroth-battle

Y empecemos con los extras gordos de verdad, los que hicieron que nos comiésemos las uñas y odiásemos mucho (muchísimo) a los japos. Empecemos por los combates contra jefes finales. En Japón se hizo un concurso para darle nombre a uno de los jefes finales del nuevo juego, y ese fue el usuario Kurt Zisa y de ahí salió el jefe opcional que encontraremos en Agrabah.

Los otros se encuentran en el Coliseo del Olimpo (los nuevos para los japoneses, ya que nosotros sí lo disfrutamos en nuestro juego occidental porque estaban incluidos): el Titán de Hielo y Sephirot. Pero el que más rabia nos dio fue el que, precisamente, continua la historia y, después de ver Dream Drop Distance, le da sentido a muchas cosas.

Si en Kingdom Hearts nos enfrentamos a Ansem en su forma sincorazón, también tenemos la oportunidad de luchar contra su incorpóreo, Xemnas, el que luego será el malo final de Kingdom Hearts 2. Este encapuchado aparecerá durante el juego y nos podrá a prueba, pero a prueba de verdad. Deciros que si antes era Sephirot el enemigo más difícil del juego, posiblemente Xemnas rivalice con él en este sentido, sino, mirad el vídeo que, aunque con calidad media, es bastante gráfico. Nunca llega a decir que es Xemnas, pero entre su conversación con Sora y la espada que usa para combatir… chicos, blanco y en botella.

http://youtu.be/VKEfx7I1OLE

Por último y no por ello menos impactante, el vídeo extendido del final secreto de Kingdom Hearts. Si conseguíamos los dálmatas y… bueno, una serie de cosas por ahí, desbloqueábamos el final secreto Another Side ~Another Story. Pues bien, este Final Mix incluye uno extendido y muy superior al de la versión occidental: Deep Dive.

En el vídeo podemos ver más claramente la pelea de Roxas contra los sincorazón como miembro de la organización XIII (recordemos que él tenía la misión de liberar corazones para crear Kingdom Hearts) y la aparición de Riku y Mickey usando ambos las llaves espadas. Además, en el vídeo se introducía a modo de flash la organizción XIII y sus miembros. Vamos, todo un lujo que nosotros tuvimos que vivir por youtube. Al menos pudimos hacer eso.

Pero la cosa no acaba aquí. La saga Kingdom Hearts siguió castigando a los fans occidentales con muchas más faltas hacia nosotros con Final Mix+ en Kingdom Hearts 2 y posteriormente un Birth by Sleep Final Mix, o el, por desgracia para nosotros, tan famoso Kingdom Hearts HD 1.5 Remix. Pero eso, ya lo iremos contando.

Por suerte, el juego, que saliese para PlayStation 2 no cuenta con protección regional, por lo que, si tenéis una en casa y lo importáis o lo encontráis por ahí, lo podréis jugar sin problemas, sobre todo porque las voces son inglesas y, si lo hemos jugado anteriormente, todo nos sonará. Hay miles de sitios donde podemos encontrar el texto traducido de las escenas que no conozcamos y la ubicación de los menús y habilidades, para que lo comprendamos mejor.

Y ya os digo, cada vez es más difícil encontrarlo, aunque aún se encuentra con relativa facilidad. Al menos, yo los he visto varias veces en el Mercat de Sant Antoni, en Barcelona.