Lord of Magna: Maiden Heaven - Análisis Nintendo 3DS
hyQgRnxObtM

Todavía estoy asombrado de haber podido jugar a Lord of Magna: Maiden Heaven. No porque sea una de esas producciones que no acostumbran a emigrar desde Japón, que lo es, sino porque es un juego que estuvo al filo del abismo cuando Neverland no pudo soportar más su situación económica y se fue a la quiebra. Afortunadamente a Marvelous, que se hizo con una buena parte de las franquicias de la extinta compañía, no le desagradó la idea que se estaba plasmando en el videojuego del que hoy os hablo, y reclutó a un puñado de exNeverland para rematarlo y sacarlo a la venta. El resultado es un JRPG de muy buen corazón, con tintes de novela gráfica, de musou y de estrategia, que a pesar de no destacar absolutamente en nada, salvo en la agraciada mezcla de conceptos, agradará a todos aquellos que decidan descargarlo de la eShop de Nintendo 3DS -en Europa no llegará de manera física-.

Un hotelito con encanto

La historia no es excesivamente complicada, pero se ha puesto un gran énfasis en contarla bien, con muchos detalles y a un ritmo no muy acelerado, por lo que, si tienes mucha prisa, casi que te eches una partida a Pokémon Shuffle, y dejes Heaven Maiden para cuando tengas un ratito largo.

El protagonista del juego, o más que protagonista -ese papel se lo dejo a las Artemisia-, el personaje al que manejamos, es un chico de apellido Eduard y de nombre como gustes ponerle, que regenta un hotelito rural al que no van ni las águilas, pero que no echa el cierre debido a la promesa que le hicimos a nuestro padre de mantener el local abierto, y de tratar a cualquier huésped que por allí pasara como a un miembro más de nuestra familia. Su única manera de ganarse el sustento es cosechar cristales en las cuevas y venderlos en el pueblo, aunque no los vende él mismo, porque la cerrada comunidad del pueblo colindante no ve con buenos ojos que se pase el día haciendo el canelo en el hotel, así que se los pasa a un colega, que está bastante salido y maquina planes estupidos. Nos cae bien.

En uno de esos viajes a las cuevas nos pilla un terremoto, y de entre las grietas aparecen una chica y un par de enemigos. La chica resulta ser una guerrera excepcional, que nos salva el pellejo antes de desfallecer, por lo que, en concordancia con las enseñanzas de nuestro padre, nos la llevamos al hotel. A partir de aquí empiezan a sucederse los acontecimientos del juego, y antes de que nos queramos dar cuenta, tendremos el hotel lleno de hadas Artemisia, que son hermanas, cándidas, simpáticas, bellísimas…y auténticas armas de destrucción masiva.

No os contaré más del argumento, porque merece la pena que lo descubráis por vosotros mismos, aunque por si acaso el viejo verde que habita en vuestro interior se ha hecho ilusiones con las imágenes del juego, recalcaré que es un título totalmente blanco, y a pesar de estar calificado para mayores de 16 años, es todo pureza, candidez, hospitalidad y, en definitiva, valores tradicionales japoneses a cascoporro.

No todo será hablar, también habrá hostiazos por doquier

Entre tonelada y tonelada de diálogos -en perfecto inglés- también tendremos misiones que llevar a cabo, como luchar contra el mal y tal, y aquí entra uno de los mejores puntos del juego: los combates. Las peleas son por turnos, sí, pero bastante dinámicas. Tienen toques estrátegicos, pero no funcionan con rejilla sino con aproximación por rango, lo cual le da agilidad al asunto. Por otro lado, está esa pincelada musou, que me ha encantado. En cada lucha, los “capitanes” enemigos van rodeados de soldados rasos, a lo Hyrule Warriors, y Marvelous ha tenido el acierto de convertir a esos peones en armas arrojadizas que, cual Angry Birds, se estamparán contra sus compañeros al recibir uno de nuestros golpes, creando una reacción en cadena. Es decir, les metes una hostia, rebotan, se estampan con otros enemigos que pasaban por allí, etcétera. La gracia de eso es que si haces un combo de 10 o más, te dan un turno extra, por lo que podéis imaginar el pique que te crea.

Además de eso, no faltan los hechizos, los personajes de apoyo, los ítems y las habilidades personales de cada luchador, con lo que os aseguro que estos combates se alejan de todo lo visto y le dan una personalidad muy marcada a Lord of Magna: Maiden Heaven. Pecan, eso sí, de ser muy facilones en el 80 % del juego, y si te matan puedes continuar en ese mismo punto a costa de perder los ítems que habías utilizado. No merece la pena.

Ya para cerrar este apartado jugable, os recomiendo que explotéis al máximo las posibilidades conversacionales y os centréis en las Artemisia que más os gusten para crear afinidades, ya que esto se verá reflejado en el campo de batalla. Ojo que, dependiendo de eso, podrás encontrar siete finales diferentes, así que, al loro.

Ni siquiera las Artemisia son perfectas

Termino este análisis pasando por un apartado gráfico con luces y sombras, que presenta unas escenas anime fantásticas, unos más que aceptables personajes e hilarantes enemigos estilo chibi, pero que adolece de una falta de variedad y viveza en los escenarios, a pesar de que la paleta de colores empleada es rica y variada.

Con el sonido pasa un poco lo mismo, las melodías acompañan y no cansan, pero da la sensación de que podían haber dado mucho más en el -escaso- doblaje al inglés del juego, ya que solo hay frases sueltas y algunos gritos de guerra y, francamente, yo me quedé con ganas de más.

Resumiendo, Lord of Magna te dejará más que satisfecho si sabes a lo que vienes, si pilotas con el inglés y si tienes ganas de disfrutar una historia blanca como la leche, llena de valores positivos y almibarados, donde el mal ocupa un papel secundario. Si has respondido afirmativamente a todas las premisas de la oración anterior, por 29 pavos, este RPG te espera en la eShop de Nintendo 3DS.

Lord of Magna: Maiden Heaven - Análisis Nintendo 3DS
Precisamente el catálogo portátil está lleno de excelentes RPG. Este no juega en la primerísima división, pero tiene un par de elementos muy bien implementados, sobre todo en las peleas, y apuesto a que algún grande tomará prestada la mecánica.
DivertidoEntrañableInglés Medio requerido
Rune FactoryUn buen Tales ofIntentar convencer a 7 mozas para que vivan en tu casa
7Hotel 5 estrellas
Gráficos6
Entretenimiento8
Sonido6
Historia8
Puntuación de los lectores 1 Voto
8.0