Lords of Xulima - Análisis PC

Los juegos españoles cada vez tienen más y mejor presencia en la industria del videojuego. Ya hace mucho que han comenzado a ganarse la fama y pese a que todavía existe mucho estudio independiente, no cabe duda de que cada vez en nuestro país se está valorando y teniendo en cuenta el talento que tenemos para hacer este tipo de entretenimiento. Lords of Xulima es el último juego que nos encontramos de este tipo.

ARTÍCULO-ANÁLISIS-xulima-2

Un arriesgado juego de rol que recupera con acierto los aspectos y la jugabilidad clásica que los que los nacidos en los 80 sabrán apreciar si disfrutaron de este género a finales del siglo XX. Cuando parecía que el rol táctico estaba muriendo, Numantian Games nos demuestra que desde el centro de España tampoco van a permitir que eso ocurra.

En Lords of Xulima se nos cuenta la historia de los 9 Señores, creadores de la tierra que descendieron para crear los continentes y dar vida a un joven mundo. Estos creadores decidieron resguardarse en una isla-continente que da nombre al juego, junto con otros humanos, mientras que el resto de la especie prosperaba en otros lugares que antes formaban uno sólo, Rodinia. Pero como los humanos somos una raza de conquistadores, no tardaron en surgir las primeras guerras.

El conflicto se hacía cada vez mayor, hasta que los propios señores decidieron tomar parte en el conflicto. Sin embargo, uno de estos 9 dioses, con una opinión diferente sobre como actuar, traiciona al resto. Con esta serie de acotecimientos, los dioses confían la suerte del mundo a un hombre que se encuentra a punto de atracar en su barco en las tierras de Xulima, y que deberemos guiar para que tenga éxito.

Este será el comienzo de la aventura que nos espera y que nos tendrá pegados al ratón durante mucho tiempo. Mientras que Gaulen, este elegido por los dioses, se trata de un personaje típico en el mundo de los juegos de rol, donde todas sus estadísticas se encuentran equilibradas, el resto de integrantes del equipoque formaremos hasta llegar a ser seis pueden ser creados y personalizados por nosotros mismos.

De todas formas para los jugadores vagos está disponible la posibilidad de que estos personajes sean creados de forma automática para no tener que rompernos la cabeza pensando que tipo de peones hacemos. Lo recomendable en este caso coincide con esta opción automática, a no ser que seamos ya todos unos expertos en el género y todo lo que os cuente aquí no os sea nuevo.

Un mago negro, un mago blanco, un bardo que alienta a nuestro equipo, un pícaro sigiloso y un fuerte guerrero serán las opciones más aconsejables para comenzar a afrontar nuestro destino en las tierras de Xulima. Bajo una vista cenital, como si nosotros mismos fuésemos esos Señores que vigilan el mundo, nos esperan un largo viaje donde descubriremos el continente de Xulima al completo. Un mapa eso sí, inmenso y con lugares muy diferentes entre sí que podéis ver en la imagen que se encuentra a continuación.

Bajo este mapa vemos de nuevo, y es algo que los veteranos notaréis durante todo el juego, esa inspiración en otros juegos de rol. Ni siquiera en la desarrolladora ocultan su inspiración en Wizardry o Might & Magic, títulos que han tenido una fuerte influencia en todo este proyecto, y que todos aquellos que los jugasteis en su momento asentiréis. Por este motivo, no nos encontraremos con muchos alardes inéditos ni intentos de innovar en un género muy atascado en su forma de juego, pero que eso no impide que continúen lanzándose juegos con pinceladas de personalidad, como es el caso.

Como título independiente que ha sido financiado a través de Kickstarter, podemos asegurar que estamos ante un título con su propio toque, que, bebiendo de clásicos, no desperdicia la ocasión de ofrecerse a su público con una calidad bien plausible.

Jugablemente no hay mucho que podamos descubrir. El género de rol por turnos ha sido el más jugado por la gran mayoría de usuarios fans de otros títulos como Final Fantasy, Golden Sun o Lufia, por nombrar algunos que me han venido a la cabeza ahora mismo. Pese a que a día de hoy está siendo muy criticado por su lentitud, yo sin embargo no comparto esa animadversión.

Soy consciente de que a día de hoy se premia el frenetismo, el no perder el tiempo, ni se mira con buenos ojos la repetitividad. De esta forma no es de extrañar que a día de hoy triunfen los juegos que triunfen. Considero que la calma y la pausa que poseían estos juegos no eran más que una ventaja, que nos hacían inmiscuirnos en el ritmo de juego pausado, como una forma de adaptarnos a la gran cantidad de diálogos e información que íbamos a ir descubriendo con el paso de las horas.

Sin embargo, que sea un defensor de este estilo no me quita de criticar la calidad del mismo. Y es que si hay un estilo que para mí es muy poco estético, es el sistema de combate en el que simplemente vemos a los enemigos enfrente de nosotros, dejando a los héroes de la aventura en simples “cuadraditos” a los que les damos ordenes y únicamente vemos ataques a los mostruos de delante. Me parece muy soso, poco inmersivo, y da una sensación muy artificial a los combates.

Hay que reconocer que tampoco podemos pedirle mucho a la producción, cuando esta requería únicamente 10.000 € para llevarse a cabo, pero no quita que como digo, este sistema de visión en el combate me parezca muy poco agraciada en los juegos de rol, ya sean antiguos o nuevos, los cuales tienen menos excusas todavía.

Gráficamente no es un juego que desluzca para nada. No estamos ante un triple A como Dragon Age Inquisition ni mucho menos, pero en Numantian Games han sabido aprovechar la recaudación obtenida en Kickstarter para ofrecer una gran variedad de escenarios y lugares. La larga duración del juego sería perjudicial si nos encontrásemos constantemente con escenarios repetidos y ofreciendo la sensación de repetitividad.

Esto no ocurre en ningún momento y no nos ha pasado nunca por la cabeza ninguna sensación de aburrimiento. Personalmente tanto el diseño de niveles como el de las propias misiones siempre me ha hecho querer seguir jugando, y únicamente mi interés se frenaba cuando acababan con mi equipo, lo que hace que perdamos la partida y tengamos que volver a empezar desde el último momento en el que guardamos, perdiendo todos nuestros progresos hasta ese momento. Por lo tanto pensad bien cuando es el mejor momento para guardar y no os privéis de crear todos los slots que consideréis necesarios, lo agradeceréis.

Pese a que no existe una abrumadora repetitividad de escenarios como comentaba, sí que se reutilizan bastante pequeños objetos del diseño, como no podía ser de otra forma, pero en general todo queda bastante bien en su conjunto y el estilo 2D le pega bastante, algo que propiciará más si cabe que los veteranos y amantes del rol clásico le pillen todavía más cariño. Poco más podemos criticarle o hablar al respecto sobre este apartado, salvo que los diseños en 3D no lucen con la misma calidad que los dibujos planos, algo que podría haberse descartado y optar por el 2D en todo su conjunto, y seguramente todo habría pegado mucho más.

Pese a que es un juego que puede crear cierto rechazo en un principio, únicamente es necesario darle un pequeña oportunidad. Estoy seguro que en menos de media hora muchos de los que pensabais que en un principio este juego no era para vosotros acabaréis asintiendo y recomendando Lords of Xulima a otros amigos fans del rol. Si ademáis ya empezáis a pintar alguna que otra casa el flechazo puede ser inminente nada más conocer las posibilidades que esta aventura puede llegar a ofreceros.

Se trata de un producto creado por y para amantes de los juegos de rol, por lo que los jugadores ocasionales puden acabr con una sensación abrumadora con las posibilidades que se nos presentan, las cuales ni siquiera son muchas para el género, y hay juegos muchos más profundos, tanto en jugabilidad como en mecánicas, apartado este último en el que sobretodo se queda muy cojo, ya que además de los típicos ataques y magias, no encontraremos una variedad propia de un juego de 2014.

A modo de resumen podemos decir que Lords of Xulima es un buen primer paso para Numantian Games, que han demostrado cómo sacar un juego de rol digno de cualquier amante del género con pocos recursos. No cabe pensar otra cosa que no sea que estamos ante el principio de una desarrolladora que nos brindará muchos juegos de este tipo, donde aprenderán de las carencias y del feedback recogido por los usuarios, para ir ofreciendo cada un producto con más calidad y ambición. Los amantes de los clásicos les estarán agradecidos durante mucho tiempo.

Gráficos: 70

Sonido: 70

Jugabilidad: 80

Modos de juego: 80

Total: 75