Hacemos un repaso por los JRPG de 2017. Y no. Aunque lo parezca no ha sido un buen año para el rol. Al menos para el quenos gusta.

2017 es un año que parecía que volvería a poner al JRPG en un trono que no había perdido, pero sí se había caído de él. Conocíamos desde años anteriores algunos de los juegos que iban a llegar y que hemos estado esperando pacientemente y sabíamos que este año iba a ser grande.N nuestro cuerpo nos lo decía. Pero no.

Ante todo, dejar claro que este texto es una opinión personal y, quizá me he hecho mayor y ya no tengo tanto tiempo para jugarlos, pero no os toméis nada de esto como una verdad absoluta. Y en segundo lugar, obviamente solo hablaré de los juegos que he podido jugar/terminar.

Empezando el año

En enero llegó Tales of Berseria. Un título que prometía redimir la saga tras un bastante regulero Zestiria. Velvet es, sin duda, una gran protagonista y el sistema de combate está más refinado que nunca. Sin embargo, algo raro pasaba en esta aventura. Tras 20 horas, parece que nada está llegando a ninguna parte. Y además los personajes están en el grupo sin ninguna motivación aparente.

Un elenco de personajes protagonistas no puede apoyarse tan sólo en su excelente protagonista y en Laphicet. Pero por suerte, nuestros rivales tenían carisma y unas interesantes motivaciones.

En febrero llegaron dos grandes títulos: Nioh y Torment: Tides of Numenera. Nioh no es un JRPG como tal, pero si es del estilo de Dark Souls. Realmente es un gran clon realizado por el Team Ninja, pero al juego le falta algo muy importante: El alma de los juegos de From Software.Es posible que marzo haya sido el mejor mes del año, gracias sobretodo a NieR: Automata. La inesperada secuela realizada por Platinum Games ha vuelto a poner al juego en el punto de mira y, pese a ser un juego excelente y que mejora en todos los aspectos técnicos a su antecesor, no llega a ser una experiencia de juego tan completa como lo fue NieR. No obstante, nos ha dejado un gran sabor de boca y esperando conocer más colaboraciones entre Platinum y Yoko Taro.

Persona 5 sube el listó, pero no llega a lo que buscábamos

El segundo cuatrimestre del 2017 trajo el JRPG más esperado del año y, para mi, también la mayor decepción del mismo: Persona 5. Por delante decir que esta quinta entrega es un juego excelente y que ha puesto un listón muy alto para los futuros JRPGs que vayan a salir al mercado.

Sin embargo, las últimas horas del juego resultan realmente tediosas y el impacto que causa en el jugador es menor debido a su mundo ya de por sí oscuro, en contraste con el ambiente generalmente feliz de anteriores entregas.

En mayo realicé la peor compra posible del año: Akiba’s Beat. Tenía todos los elementos para que me pudiese gustar, un sistema de combate calcado al de los Tales of usando la música como el hilo conductor de la historia. PERO. Personajes nefastos, una idea totalmente desaprovechada y un argumento que no llegaba a ninguna parte. En el último acto abandoné el juego por puro tedio. protagonista femenina en Persona 5 chico

The Surge no fue mucho mejor. Un clon de Dark Souls en el futuro con una bien llevada tecnología en la que podemos atacar y cortar directamente las extremidades de los enemigos y poder usarlas en nuestro favor.

Junio trajo el spin-off de la saga Valkyria: Valkyria Revolution. Con unas grandes ideas, una excelente banda sonora de mano de Yasunari Matsuda y una historia sobre venganza y conquista quedó en un título con más sombras que luces debido a una inteligencia artificial no muy trabajada y un estilo de juego repetitivo. Por si fuera poco, los jefes del juego resultaban en picos de dificultad terribles. Como nota adicional la segunda expansión de Final Fantasy XIV fue realmente notable.

La sorpresa del año

El tercer trimestre se abrió con Final Fantasy XII: The Zodiac Age. Este port HD trajo novedades realmente interesantes, sobre todo la posibilidad de aumentar la velocidad del juego. Además, consiguió poner el título en el lugar que le correspondía y dejar de ser considerado como la oveja negra de la saga. Sin embargo, nos deja con esa sensación de tener que volver a un juego de pasadas generaciones para volver a disfrutar de un gran título.

Agosto nos trajo la sorpresa del año y para mí, uno de los juegos del Top 5 del 2017. Mario + Rabbids: Kingdom Battle trajo un inesperado giro a la saga y consiguió que los Rabbids volvieran a ser unas mascotas agradables gracias a las versiones exageradas de los personajes de Nintendo. Rabbid Peach forever. Hace muchísimos años que no he visto a Ubisoft ponerle tanto mimo, cuidado y cariño a un juego.consejos para empezar en Mario + Rabbids Kingdom BattleSeptiembre se puede decir que ha sido el mes de los juegos de rol. No sólo hemos podido disfrutar de Divinity: Original Sin, también del regreso del espadachín rojo en Ys VIII: Lacrimosa of DANA. El primer juego de la saga en PlayStation 4 nos ha traído una aventura épica, con grandes personajes, una historia interesante y la acción y banda sonora frenética que la serie nos tiene acostumbrados.

Pero como no todo puede ser alegrías, el lanzamiento nos dejó con una de las peores localizaciones (al inglés) y que ya se encuentran trabajando en un parche para volver a traducir.

Algunos se salvan, por supuesto

Octubre ha sido el mes que más juegos de rol ha recibido y del que todavía me quedan muchos por echarles el guante. La quinta entrega de Etrian Odyssey ha mantenido el notable nivel de la saga. Zwei ha salido de Japón por primera vez. Pero el port a PlayStation 4 y Xbox One de Dragon’s Dogma: Dark Arisen nos ha permitido recordar (o volver a disfrutar) el juego tapado de la pasada generación. Pero si alguno se lleva la palma es South Park: Retaguardia en Peligro.

El eterno juego retrasado por Ubisoft finalmente salió al mercado con una historia que se salía de madre y pedos para todos. Por suerte, el combate táctico redimió muchos de los aspectos del juego aunque podía haber sido mejorado con la posibilidad de poder hacer ataques verticales.

Una recta final interesante pero…

Noviembre se convirtió en el mes de los ports y las reediciones. Elder Scrolls llegó a Nintendo con una notable versión de Switch a pesar de algún defecto en su ejecución. Pero el más importante fue .hack//G.U. Last Recode. Y es que, <para nosotros, ha sido la primera vez que el juego ha llegado a nuestro territorio. La historia de Haseo consiguió conmovernos aunque, por desgracia, se notan las limitaciones técnicas de PlayStation 2. Tanto en sus combates como en la naturaleza repetitiva del juego.

Finalmente, Diciembre ha dado el paso a juegos como Okami HD, el port para última generación del juego de nuestra loba favorita. Spellforce III también ha vuelto con fuerza. Pero, sin duda, Xenoblade Chronicles 2 ha sido el título más esperado del mes. El juego de Monolith consigue volver a centrarse en el estilo de juego e historia del aclamado título de Wii. Y deja a un lado el desastre que realizaron con X.analisis de xenoblade chronicles 2 uraya Quizá todavía es pronto para hacerme una idea del juego (la campaña navideña es dura) pero, en cuanto a su historia, de momento está siendo una decepción tras otra en cuanto a ciertos personajes y revelaciones. Por otro lado, el sistema de combate y su banda sonora son excelentes y animan a seguir jugando.

¿Y qué nos depara este 2018?

Como habéis podido observar en este largo resumen de mi año rolero 2017, ha sido una senda más llena de tropezones que de camino llano. Sigo afirmando que juegos como Persona 5 van a suponer un nuevo estándar a suponer. Pero no puedo evitar que las últimas horas bajaran el nivel general de la aventura.

Otros títulos como Xenoblade Chronicles 2 todavía tengo que terminarlos. Y otros, como Divinity: Original Sin II, todavía tengo que empezarlos y jugarlos con calma.

De momento sabemos que Ni no Kuni II saldrá, a pesar de convertirse en el nuevo juego de eterno retraso. Pero tan sólo puedo esperar que hayan conseguido limar las asperezas que tenía el anterior. También sabemos que la nueva entrega de Digimon Story está ya casi a punto. Personalmente tengo muchas esperanzas puestas en él.

Quizá Dragon Quest XI también llegue a nuestro territorio (por soñar…) y sea un gran reencuentro con la saga. Y ojalá Cyberpunk 2077 vea la luz o, por lo menos, podemos descubrir más sobre el juego.

Seguramente me dejo muchos juegos en el tintero, pero sólo espero que este año me depare más alegrías como rolero que este 2017 al que le decimos adiós.