Los juegos descargables de la generación. Vol. IV

La vorágine de la actualidad hace difícil que uno pueda pararse a mirar las cosas con perspectiva. Sin embargo, pensé que el contexto en que nos encontramos donde una generación pone su punto y final mientras otra apenas empieza a escribir sus primeras páginas, bien merecía detenerse un momento y hacer un repaso de las experiencias vividas con las consolas que están a punto de terminar su ciclo comercial.

los juegos descargables de la generacion vol 4

Es en esta reflexión cuando caí en la cuenta de la auténtica dimensión y el tremendo peso que los juegos descargables han tenido en el global de la generación que nos abandona. No me refiero a peso económico (que también), sino a peso jugable.

Aunque hay excepciones, se trata de un medio de distribución que no ha recibido ni la misma publicidad, ni la misma dedicación y cobertura por parte de la prensa especializada que los llamados lanzamientos “triple A”. Y a pesar de eso, o precisamente por eso, es en estos “pequeños” títulos donde más se ha arriesgado con nuevos conceptos y donde se han concentrado los mayores índices de creatividad e innovación de toda la generación. Es por ello que creí adecuado hacer esta serie de reportajes para remover un poco vuestras culpables conciencias y que, al igual que yo, fuerais también conscientes del enorme potencial y de las infinitas posibilidades de diversión que nos han brindado los bazares digitales.

Es cierto que podría decirse eso de “no están todos los que son”, ya que la cantidad de juegos descargables de calidad ha sido tal que podríamos haber hecho sin problemas bastante más de cuatro volúmenes. En cualquier caso, creo que los 38 títulos finalmente reseñados a lo largo de estas cuatro entregas son suficientemente representativos de lo que ha dado de sí este formato.

El azar ha querido que en esta última recopilación de diez juegos se encuentren algunos de los pesos pesados de la generación en cuanto a calidad y tirón mediático. Así que, a disfrutarla:

brothers_taleoftwosons_coverBrothers: A Tale of Two Sons se convirtió por méritos propios en un nuevo miembro de ese club tan selecto al que pertenecen pequeñas obras maestras como ICO, Limbo o Journey. Juegos diferentes, sí, pero todos ellos con el denominador común de ir más allá de ser un simple entretenimiento para convertirse en verdaderos transmisores de emociones. La odisea nórdica que deben superar dos hermanos, huérfanos de madre, para encontrar el remedio que sane a su padre moribundo se convierte en un maravilloso cuento cargado de valores y sensaciones capaces de hacer flaquear al corazón más frío. La cooperación entre la pareja de protagonistas y la interacción con el entorno será la clave para solventar los desafíos en forma de puzzles (bastante asequibles por cierto) que plantee la aventura. El bellísimo diseño artístico y el marcado tono melancólico de la banda sonora sirven para reforzar aún más la enorme fuerza narrativa del título. Aunque su duración sea bastante escasa (unas tres horas) y cuesta hacerse a su control (cada hermano se maneja con un stick del mando), Brothers: A Tale of Two Sons es, como decía en su análisis el compañero Pedro Herrero, una experiencia de puro sentimiento que hay que VIVIR con mayúsculas.

 

trine_2_coverPero si hablamos de cuentos de magia y fantasía, caracterizados por su esencia cooperativa y por una exquisita factura artística, es imposible olvidarse del portentoso Trine 2. Superando en todos los aspectos a su antecesor, el título de Frozenbyte nos invita a una nueva aventura de plataformas, acción e ingenio en la que el trío de héroes compuesto por Amadeus el mago, el Caballero Pontius y Zoya la ladrona empresaria tendrán que volver a salvar al reino de una misteriosa amenaza. Aunque con muchos más matices que en la primera parte, Trine 2 basa de nuevo su mecánica jugable en la adecuada interacción entre los tres personajes protagonistas, cada uno con sus habilidades bien definidas. Pero más que por su jugabilidad, físicas o la profundidad de sus desafíos, Trine 2 pasará a la historia por un apartado visual preciosista y colorido que, independientemente de la plataforma o generación, sólo puede calificarse como brillante (Trine 2 también está disponible también para WiiU y PS 4).

 

guacamelee-coverLlega el turno de unas de las más agradables sorpresas descargables del año pasado. No obstante, Guacamelee! en realidad no inventa nada nuevo, ya que en esencia estamos ante una mezcla del plataformeo puramente “metroidvaniano” con el beat’em up más añejo. Y es que la grandeza del título no reside en su fondo, sino en la forma en que DrinkBox Studios consigue que estos ingredientes tan conocidos para nuestro paladar adquieran un nuevo y exótico sabor al añadirles un condimento muy picante… muy mexicano. Pero ningún gran cocinero dejaría que la presentación del plato adquiriera todo el protagonismo. Así, detrás de una estética colorida y de un desarrollo desenfadado plagado de elementos de la cultura popular mexicana, tenemos un sistema de juego profundo, relativamente exigente y con una realización técnica sobresaliente. Guacamelee! es, en definitiva, toda una lección magistral de como convertir una fórmula jugable tradicional en un producto realmente fresco, sorprendente y personalísimo.

 

mark-of-the-ninja-coverMe resulta imposible ser objetivo al comentar este juego. Como aficionado a la animación y fanático de las sagas Castlevania y Tenchu, ¿que otra cosa puedo decir sobre Mark of the Ninja más que estamos ante una puñetera maravilla? Y es que, aunque puedan parecer estilos de juego radicalmente distintos y con poco en común, los canadienses de Klei Entertainment consiguen fusionar de forma perfecta las mecánicas de infiltración y asesinatos silenciosos propias de un Tenchu con el desarrollo bidimensional, plataformero y salpicado de puzzles propio de un “metroidvania” clásico; añadiendo en el proceso algún que otro detallito que recuerda a Metal Gear Solid. Para dar personalidad y cohesión al conjunto, Klei utiliza, como ya hizo con Shank, una estética “cartooniana” oscura y adulta que recuerda enormemente a la mítica serie de animación de Batman; algo que, en mi opinión, hace de Mark of the Ninja un juego aún más imprescindible si cabe.

 

super-meat-boy-coverSuper Meat Boy es, posiblemente, uno de los juegos culpables de que las fórmulas jugables clásicas vuelvan a estar tan de moda. ¿Puede haber algo más simple, más directo y a la vez más divertido que un plataformas al estilo de la vieja escuela? Correr, saltar y rebotar en las paredes; nada más… y nada menos. La teoría parece fácil, otra cosa es hacerlo en el momento y el lugar correcto. Y es que controlar a este trozo de carne sanguinolento con patas por más de 300 fases -de marcado diseño y estética retro- para rescatar a su querida Bandage Girl del malvado Dr. Fetus será una complicada misión que requerirá toda nuestra paciencia y habilidad. Eso sí, Meat Boy no estará sólo ya que contará con la colaboración de destacados ‘colegas’ del mundillo indie: Tim (protagonista de Braid), Commander Video de la serie Bit Trip, el ninja de N+, uno de los caballeros de Castle Crashers… cada uno de ellos además con habilidades propias que aportan nuevos enfoques a la jugabilidad. Impagables también las parodias de intros y escenas de juegos clásicos (Street Fighter II, Ninja Gaiden de NES, Castlevania…). Antes de que corras a probarlo, un aviso: cuenta hasta diez antes de estampar el mando contra la pared, él no tiene la culpa.

 

outland-coverVale, ya sé que llevamos unos cuantos ‘metroidvanias’ en esta recopilación pero es que Outland es un juego tan extraordinario que resulta imposible dejarlo fuera. Dos son, fundamentalmente, los aspectos que diferencian a Outland de entre la abundante cantidad de títulos de este estilo y que lo convierten en un juego especial y único. En primer lugar, su original diseño artístico fundamentado en un uso sensacional de los contrastes de color entre fondos y escenarios; y en segundo, la implementación de un sistema de juego basado en la dualidad cromática tomado directamente de Ikaruga. Al igual que en el mítico shoot’em up de Treasure, el protagonista puede alternar entre dos colores distintos (en este caso rojo y azul) que simbolizan a su vez a las diosas de la luz y la oscuridad. Los ataques del mismo tono del que llevemos no nos dañarán y, a su vez, sólo podremos acabar con un enemigo usando el color opuesto al suyo. Una magnífica banda sonora obra de Ari Pulkkinen (compositor también de la música de los dos Trine o Dead Nation, entre otros) y la inclusión de un modo cooperativo terminan de convertir al título de Housemarque en un verdadero imprescindible.

 

minecraft_cover¿Qué podemos decir sobre el jueguecito de los bloques que no se haya dicho ya? Minecraft es la nueva gallina de los huevos de oro; el juego al que todo el mundo quiere jugar y el que todas las compañías quieren ver funcionando en sus máquinas. Aunque ya tiene su tiempo, no pasa un día sin que haya una noticia de actualidad relacionada con la obra de Mojang (que si sigue en los primeros puestos de las listas de ventas, que si van a hacer una película…) confirmando que, lejos de ser una moda pasajera, estamos ante un auténtico fenómeno de masas que no se contenta con haber conquistado la pasada generación, sino que prepara ya su asalto a la siguiente. Llamadme hipster pero confieso que cuando algo alcanza un éxito de tal magnitud, automáticamente deja de interesarme. Sin embargo, entiendo que la creación de Markus “Notch” Persson debe tener algo muy especial porque más de 35 millones de personas no pueden estar equivocadas.

 

stateofdecay_cover¡Un juego de zombis! ¡Qué original! Ironías a parte, es obvio que la fuerza de Stay of Decay no reside en su sobreexplotada temática, sino en la forma de enfocar jugablemente el asunto del “Apocalipsis zombi”. Los chicos de Undead Labs en lugar de recurrir al arcade directo y frenético estilo Dead Nation, que sería lo obvio al pensar en un descargable de temática zombi, nos presentan un ambicioso título de mundo abierto donde la acción es tan sólo una faceta más de la lucha por la supervivencia. Más que machacar muertos vivientes aquí lo importante será la exploración, construir refugios, saber administrar los recursos y tomar las decisiones que más convengan a nuestra pequeña comunidad de supervivientes. Por desgracia, las elevadas pretensiones de State of Decay chocan frontalmente con las limitaciones propias de un título descargable, con lo que el juego presenta un apartado técnico con bastantes bugs y carece de un modo cooperativo que hubiera sido imprescindible. Aún así, en mi opinión, estamos ante una de las propuestas que mejor abordan el género zombie desde una perspectiva “realista”.

http://www.youtube.com/watch?v=AFjmh-cvT_s

 

far-cry-3_blood-dragon_coverDefinido por sus propios creadores como “una visión del futuro al estilo VHS de los 80” Far Cry 3: Blood Dragon es una expansión unitaria de Far Cry 3 (no hace falta tener el original para jugarla) lanzada para las plataformas de descarga PSNetwork y Xbox Live! además de en PC. Controlaremos al Sargento Rex Power Colt, que deberá enfrentarse a las Fuerzas Omega, un ejército de Cyborgs liderado por el malvado Coronel Sloan. Aunque se mantiene el estilo de mundo abierto del juego principal, este se ha visto simplificado para darle a la expansión un toque más lineal y arcade. El juego ha cosechado tan buenas críticas que se ha llegado a hablar tanto de lanzarlo en formato físico como de una secuela, aunque todo sigue aún en el aire en la fecha que escribimos este reportaje.

 

journey-cover¿Qué es arte? ¿Una pintura? ¿Una escultura?… ¿Un videojuego? Es mucho más complicado y a la vez mucha más simple. Arte es un concepto que va más allá de lo físico, de lo plástico y de lo material para entrar en el terreno de lo emocional. Arte es, por tanto, una idea abstracta y que escapa de cualquier definición racional. Arte es cuando sientes un escalofrío repentino que te recorre el cuerpo. Arte es cuando notas como se te eriza el vello. Arte es cuando se te humedecen los ojos sin motivo aparente. Arte es, en definitiva, cuando te emocionas intensamente. Vuelvo a repetir la pregunta: ¿qué es arte? Arte es Journey. Etéreo, mágico, embriagador… Journey es una experiencia sensorial única y especial pero también breve. Sin embargo, el hecho de que sea un viaje corto lo hace aún más grande porque ¿no son también efímeras la mayoría de las cosas que merecen le pena en esta vida?