La nueva obra basada en los X-men, de la que se sacó un sorprendente tráiler hace poco, fue concebida desde un principio como tres obras, empezando por Los Nuevos Mutantes.

Los Nuevos Mutantes, el spin-off de los X-men, podría ser una trilogía de error. Así lo ha dado a entender Josh Boone, director de la única entrega confirmada, en una entrevista para IGN. Esta noticia, a priori sorprendente, no lo es tanto tras el tráiler de hace solo unos días. Teniendo en cuenta las palabras del director, esto no se quedaría en la anécdota.

Para quien no lo haya visto, en este tráiler se muestra una versión muy distinta de los mutantes. Básicamente, una serie de jóvenes que apenas están descubriendo sus poderes caen en una trampa. De esta forma, una institución que finge ser benévola como la Mansión X acaba resultando más parecida a un manicomio de principios del siglo XX. O, según se muestra en los últimos instantes, a Outlast.

Según Josh Boone, le planteó a Fox adaptar las obras de Bill Sienkiewicz durante los 80 sobre los X-men. Estas serían trasladadas al género de terror en Los Nuevos Mutantes, con una trilogía en la que cada película formaría parte de un distinto tipo del espectro del horror. “Nuestro objetivo es examinar este género utilizando las películas basadas en cómics”, afirmó.

Los Nuevos Mutantes esta planeada como una trilogia de terror

Lo cierto es que resulta sorprendente la variada apuesta que está realizando Fox con los mutantes. Como muestra de ello tenemos el canon oficial (o las precuelas de él, que cada vez está menos claro), Logan (spin-off no canónico), Deadpool (spin-off independiente) y ahora esto. Las otras parecían arriesgadas, pero esto ya es otro nivel.

Los protagonistas de esta versión  ralentizada de Another Brick in the Wall son jóvenes rostros conocidos por el público. Destacan Maisie Williams como Wolfsbane, Anya Talor-Joy como Magic, Charlie Heaton como Cannonball, Henry Saga como Sunspot y Blu Hunt como Mirage.