Tras nueve años de recopilar muertes tontas, singulares y graciosas, los servidores de Demon’s Souls cierran sus puertas y pasan a mejor vida.

Hace un año os hablábamos de un posible remake del antecesor de Dark Souls y hoy quizás estamos más cerca. Los servidores de Demon’s Souls cierran sus puertas definitivamente y la fecha elegida es el 28 de febrero de 2018.

Algunos lo veréis como una noticia entristecedora. Sin embargo ya es hora de dejar descansar a los servidores tras tantas juergas. Hidetaka Miyazaki no confiaba mucho en que Demon’s Souls saliese bien y han sido 9 años de vicio. No por mi parte, claro, porque me habría arruinado comprando mandos nuevos.

Por lo pronto Bandai Namco anunciaba hoy el cierre de los servidores de Demon’s Souls. Pero no os preocupéis culpables nostálgicos, el juego sigue disponible para viciar. La diferencia es que ya no podréis invocar jugadores ni leer mensajes.

Obviamente, el juego cooperativo también quedará anulado y no volveremos a ver las marcas de sangre ni los rankings. Es hora de guardar vuestra PlayStation 3, os lo agradecerá.

[amazon_link asins=’B00QMDVK08,B01BNE0RAO,B00Q8S3Y8I’ template=’ProductCarousel’ store=’guil0f-21′ marketplace=’ES’ link_id=’fca0182a-d3ae-11e7-83b0-99dbdeaee102′]

A los despistados esta noticia os pillará por sorpresa, pero en mayo de 2012 ya vivimos el primer aviso de cierre de servidores. Para los 5 años para pensar, toca comprar los nuevos Dark Souls o Bloodborne y actualizarnos. Form Software y Hidetaka Miyazaki nos han dado mucho tiempo para despedirnos de Demon’s Souls.

Para los más blanditos siempre nos quedará The Legend of Zelda: Breath of the Wild ya que tanto lo han comparado con la saga Souls.