Los Simpson parodian a Ikea en otro de sus gags del sillón

Pocas series, eventos, personajes o incluso empresas son capaces de librarse de tener su particular gag del sillón en Los Simpson. E Ikea no iba a ser menos, sobre todo con el juego que puede dar la puñetera.

Y es que, con todas las temporadas que llevan los personajes de amarillo en antena, ya iba siendo hora de que a alguien se le ocurriese describir cómo es el montaje de un mueble de la compañía, pero en la realidad, no tal y como nos indican en las instrucciones.

Eso sí, para ahorrar presupuesto, eso de usar la animación con los monigotes de los panfletos mudos de Ikea ha sido brillante. Se identifican, son graciosos, y además son más fáciles de hacer que las animaciones normales. ¡Que le den un premio al que lo ideó! (Que seguramente también sufriría el montaje de algún mueble.

Evidentemente, el mueble que hay que montar es el sofá en sí y entre la inutilidad de Homer Simpson y las pocas instrucciones de Ikea pues… el gag está hecho. Eso sí, lo mejor de todo es, sin duda alguna, la música que se puede escuchar de fondo durante todo el “corto”.

Ikea se suma así a la larga lista de cosas, llamémoslas así, que se pasan por el salón de los Simpson para tener si pequeño minutito de gloria y hacernos reír un poco con sus estrambóticas visiones.

Esta de Ikea me ha hecho gracia, pero me seguiré quedado siempre con la de Juego de Tronos que hicieron en su momento, en términos de simpatía y gracia, o con la del homenaje a las películas de Studio Ghibli, pasando al campo de lo nostálgico y lacrimógeno. Para que luego digan que Los Simpson no tocan todos los palos. Si es que los joíos tienen de to.