Los viajes de Guilt: China

 

 Jaime Barjau lleva viviendo unos cuantos años en territorio asiático. Pasó una buena temporada en Japón y ahora vive en China, desde donde compartirá con todos nosotros curiosidades, vivencias y todo tipo de aventuras relacionadas con el videojuego.

Queridos lectores de GuiltyBit, hoy comienza una sección, en la que procuraremos teneros al tanto de la últimas novedades y curiosidades del mundillo del videojuego en el lejano oriente. Desde Beijing, la capital del país más poblado del mundo, seremos testigos durante los próximos años de cómo China afectará al planeta a todos los niveles, y la industria del videojuego no va a ser una excepción.

Como casi todo en China, es complicado entender el estado de la industria del videojuego en la actualidad. Aunque no exista distribución oficial de ninguna de las consolas de las marcas que dominan el mercado (las máquinas de Microsoft, Nintendo y Sony están expresamente prohibidas por el gobierno), se puede conseguir prácticamente cualquier consola de importación, a precios no muy diferentes de los que podemos encontrar en España. Una Ps3 puede costar desde 200 hasta unos 300€, dependiendo de donde la compremos, además suelen venir ya preparadas para cargar copias de seguridad de serie, aunque a decir verdad se suelen encontrar en comercios enfocados a clientes extranjeros o chinos con alto poder adquisitivo.

¿Por qué no se comercializan las consolas actuales en la segunda economía mundial?

La preocupación del gobierno por los contenidos y el miedo a que los jóvenes se descentren de sus obligaciones es una de las causas más plausibles, el proteccionismo económico del gobierno central puede ser otra, pero el principal motivo, en cierto modo, ya os la hemos dado en el párrafo anterior. Siendo éste el país productor de falsificaciones por excelencia y origen de la piratería, las tres grandes aun no se han decidido a dar el paso ¿Es esta un decisión acertada? Si bien es cierto que la piratería en China está a la orden del día, en un país de más de mil trescientos millones de habitantes, el número de potenciales usuarios hace babear a cualquier empresa, y aunque la falta de poder adquisitivo por parte de una gran mayoría de la población, que vive en condiciones que rayan el umbral de la pobreza, reduce el mercado de forma drástica, la clase media y el poder adquisitivo de ésta crece a pasos agigantados día a día.

 

Quién se atreverá a dar el salto primero?

La generación actual ya llega a tarde, pero quizá la próxima tenga su oportunidad. ¿Quién golpeará primero, Microsft,Sony,Nintendo…?

Es cuestión de sentido común pensar que no pasará mucho hasta que alguna de las grandes decida adentrarse en el mercado, las futuras WiiU, Durango o Ps4 tienen muchas papeletas para empezar a distribuirse oficialmente en China, todo es cuestión de que uno de los tres competidores de el primer paso y los otros no tendrán más remedio que seguirle. Después de todo es un pastel demasiado goloso para dejarlo pasar, y de todos es sabido que en el mundo del videojuego, la fidelización, especialmente en el consumidor más joven es un factor muy importante.

No es descabellado pensar que en 10 ó 20 años, o lo que es lo mismo en el margen de 2 ó 3 generaciones de consolas China se convierta en el mercado más importante para la industria, ya no sólo en cuanto a volumen de ventas (actualmente es el tercer mercado mundial, detrás de Japón y Estado Unidos), sino en también en cuanto a producción. Las empresas chinas invierten cada vez más en sus producciones, y poco a poco irán saliendo del país, para competir de tú a tú con los juegos japoneses y americanos.

China no se duerme en los laureles, creando toda una cultura del videojuego, ya tienen su propia feria anual. También le planta cara a Japón produciendo arcades, nada innovadores, ni avanzados técnicamente, y recortando las décadas de ventaja que les sacan los nipones.

Nintendo ha sido la única compañía que ha mostrado interés en el mercado Chino, aunque tímidamente, con su iQue Player, una especia de mini N64, embutida en un mando, que lanzó en 2003, pero que ha pasado con más pena que gloria por el mercado Chino, y es que los chinos no son tontos, y lanzar una consola con tecnología con una generación de antigüedad, cuando la siguiente generación ya estaba en mente de todos, no podía traer nada bueno . En su defensa hay que decir que el precio, unos 45€ al cambio, es de los más sensatos y le ha permitido abrir mercado con la iQue DS, que no es más que la versión China de la Nintendo DS.

La Nintendo iQue, le ha servido para marcarle un gol a Sony en el terreno portátil. La Nintendo DS o iQue DS, ya se puede adquirir en China de forma legal.

¿Qué aporta China al mercado del videojuego?

Mientras el mercado global hace planes para el asalto a territorio chino, los desarrolladores chinos no se duermen en los laureles, y utilizan las armas de las que disponen (smartphones e internet) para desarrollar un modelo de negocio mucho más acorde con la situación del país. El mercado de los juegos para móviles, y juegos online podría decirse que está bastante más adelantado que en Europa, donde aparte de poder disfrutar de los lanzamientos internacionales, hay una ingente cantidad de juegos que se lanzan en exclusiva para este mercado, y que probablemente nunca saltarán la Gran Muralla, ya sea por el idioma, o por la temática.

China se ha convertido en el principal mercado en cuanto a juego online a nivel mundial. No en vano, se estima que el país cuenta con 513 millones de usuarios de internet, gran parte de ellos a través de dispositivos móviles. Pero esto ya es otra historia que profundizaremos en posteriores entregas.

Zai jian!

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=TnwCThVQuPo[/youtube]