Lost Dimension - Análisis PlayStation 3

El estilo de rol táctico parece que no termina de casar mucho en Europa, y los pocos juegos que nos llegan de este estilo suelen ser de un corte japonés como es el caso de este Lost Dimension que nos llega en pleno verano y, la verdad, con muy poca publicidad.

Por desgracia, los títulos de este estilo no suelen ser lo brillantes que a uno le cabría esperar y pese a tener muy buenas ideas, se quedan a medio gas. Lost Dimension nos presenta un planteamiento bastante interesante, con un movimiento más abierto que en otros TRPG, y muchas unidades, muy diferentes entre sí, que nos van a permitir elegir nuestro estilo de combate con una amplia gama y muchos planteamientos diferentes según la situación.

lost dimension 3

Sin embargo la trama, bastante nula, por cierto, y el planteamiento de estos elementos no termina de sorprender o de entusiarmar, por lo que como hemos dicho, al final el título se queda en algo que gusta pero no destaca, por no hablar de un apartado técnico que deja en evidencia la falta de medios que han tenido.

Traidores entre bastidores

Lost Dimension nos llega para PlayStation Vita y PlayStation 3 y nos cuenta la historia de un individuo que, sin ton ni son, de pronto decide destruir el mundo. Se llama The End (súper original el muchacho), y planta una torre en medio de una ciudad. Si queremos evitar que el mundo sea destruido, tenemos que matarlo en menos de 13 días. Así que nosotros, sin ningún tipo de duda, plantamos a un grupo de superdotados, por asi llamarlos, que van a enfrentarse a The End. Pero ¡ojo cuidado! Que el menda nos informa de que hay un traidor en sus filas.

Aquí uno dice, vamos a ver, alma de dios. Si ya tienes a un traidor entre los buenos, ¿para qué narices lo dices? Déjalo ahí, que haga su trabajo, hombre. Nunca entenderá a los malos japoneses, nunca.

lost dimension7

Este planteamiento se vuelve más interesante cuando descubrimos que tenemos que ir eliminando a gente de nuestro batallón conforme avancemos si sospechamos que se trata del traidor. Esto se resuelve con unos cuantos elementos. El protagonista tiene una serie de habilidades que nos va a permitir ver guiños de los demás compañeros, y además tendremos conversaciones con ellos que deberemos de estudiar para ver sus comportamientos.

Esto, que parece muy interesante, finalmente no lo es tanto porque muchas de estas charlas, a modo de novela gráfica, acaban siendo muy insustanciales y no profundizan en los personajes. Podríamos ver muchos detalles de ellos, pero finalmente no es así. Eso sí, el traidor nunca tiene porqué ser el mismo ya que cambia aleatoriamente en cada partida. Y si por cualquier motivo no conseguimos dar con el antes de la última batalla, este se unirá al [modo ironía] carismático [/modo ironía] The End en la batalla final.

Batallas tácticas a medias

El otro elemento característico de Lost Dimension son sus combates tácticos. Estos serán por turnos divididos en el grupo de los aliados y el de los enemigos. Primero deberemos de elegir los miembros del equipo que queremos usar y los desplegamos y luego, a meterse de leches se ha dicho.

El planteamiento es bastante sencillo pero eficaz. Cada personaje tiene un turno y un movimiento libre. Luego podrá realizar una acción, que puede ser atacar, usar una habilidad especial (o Gift), bastante variadas entre sí, dar soporte o pasar el turno a otro personaje.

La cosa se complica con la disposición en nuestro tablero de los personajes que podrán dar soporte, si tienen el enemigo al que atacamos dentro de su rango, y con los contraataques, que ocurren en ambos bandos si estamos a suficiente distancia de nuestro atacante.

Las habilidades GIFT son de lo más variopinto y nos ayudan a darle un toque personal a nuestros aliados, ya que suben con gift points y los personalizamos nosotros en un árbol de habilidades.

A parte de todo esto hay un elemento que debemos de tener muy en cuenta. Aquí no tendremos MP o similar, sino una barra llamada SAN, que se consume conforme nos atacan o usamos las habilidades que tenemos. Si esta barra llega a 0 no nos quedamos incapacitados o sin poder hacer magias, sino que entramos en modo “questoy mu loco” y nos liamos a darle de hostias a todo lo que se nos ponga de por medio, ya sean aliados o enemigos. Vamos, como cuando perdemos la cordura en algunos juegos. En términos jugables no hay que llegar a esto, pero os recomiendo que, al menos, alguna vez lo hagáis, es muy gracioso cuando ocurre.

La conjunción de todos estos elementos  podría parecer el remate de los tomates, sin embargo se queda a medias porque el combate, al final, es muy directo. No es que no haga falta la táctica, pero sí es cierto que no es necesario ganar campeonatos de lógica para terminarse el juego. Además, el terreno, muy monótono siempre, no repercute en casi nada, por lo que no lo podremos usar ni a favor ni en contra.

lost dimension6

Sin embargo, no hablamos de un mal título táctico, para nada. El movimiento libre que disponemos, la unión de las asistencias y los contraataques y la variedad de habilidades es algo que se agradece, y más en este sentido. Estaremos entretenidos un buen rato y podremos hacer cosas muy interesantes, pero se nota que, por falta de medios, no han podido plasmarlo todo como querían.

Apartado técnico que no destaca

Por desgracia, lo peor se lo lleva el apartado técnico que sin ser nada malo, no destaca en nada. No le veremos personalidad al título por ningún lado, ni en los diseños, ni en los escenarios, ni en los movimientos, ni en las hormiguitas.

Todo parece muy plano ya que al encontrarse entre la ciudad y la Torre, no variamos mucho. Los personajes son bastante típicos y tópicos, tanto ellas como ellos, y el dibujo tampoco es nada que pase a los anales de la historia del carisma mangaka.

En cuanto a la banda sonora, acompaña pero, nuevamente, no destaca. Las melodías se suceden una tras otra y podrán resultarnos más o menos interesantes pero, como digo, no vamos a irnos a la cama tarareándolas en ningún momento.

lost dimension2

Pese a todo ello, es un juego que está muy por encima de otras entregas de este estilo que hemos visto, incluso, en PlayStation 4 y el hecho de no destacar no lo convierte en malo en este sentido. Pero sí da rabia que, por cosas como esta, un juego como Lost Dimension vaya a pasar tan desapercibido.