Luke Cage - Crítica

Luke Cage es el tercer personaje de la trama de supehéroes de Marvel que aterriza en Netflix. Y lo hace con una serie con personalidad propia.

Al igual que pasó en su momento con Daredevil y con Jessica Jones, Luke Cage llegó a Netflix con un acabado brutalmente planificado y cuidado hasta el más mínimo detalle. Y esto se puede resumir en el hecho de que la serie no se parece en nada a sus predecesoras. En definitiva, que cuenta con una personalidad propia muy acentuada.

Sin embargo, y aunque parezca paradójico, tendré que empezar por lo “peor” de la serie. Y esto es el ritmo inicial que tiene Luke Cage. Muchos han criticado los primeros capítulos de la trama (de hecho más o menos hasta el capítulo 6), porque la trama no avanzaba.

Pero, sin tener la intención de ir a contracorriente, a mi no me lo parecieron en absoluto. Netflix se toma el tiempo que necesita para presentar a los personajes y sus complicaciones. Luke no es solo un tío con fuerza, y Cottonmouth no es simplemente un malo maloso que todo lo puede. luke-cage-maraiahQuizás este sea el punto más interesante de la serie. Estamos acostumbrados a ver héroes en dificultades y enemigos súper preparados y la serie de Luke Cage nos presenta todo lo opuesto. Tenemos a un chico bueno inmune a todo, y a un chico malo que se ve en serios problemas para mantener su imperio de armas y drogas.

Si a esto le sumamos los importantes giros argumentales que van apareciendo en la trama, sobre todo a partir del mencionado capítulo seis, la serie alcanza un punto más que interesante que consigue dejarte pegado a la pantalla. Ya puedes llevar cinco horas sin ir al baño o pueden ser las cuatro de la madrugada de un martes laborable. Da igual, Luke Cage consigue atrapar, y de qué forma.

¿Cómo lo consigue? Pues bajo mi sincera opinión, lo hace gracias a la presentación de personajes que os comenté al principio. Luke Cage no es el único que importa en la serie. Y Cottonmouth tampoco. Hay muchos otros actores en la trama que son necesarios para entenderlo todo. Y van desde Misty hasta Diamonback, pasando por un sinfín de elementos que tienes que conocer y que, sobre todo, quieres conocer en profundidad.luke-cage-diamonback

Por desgracia, hay veces que nos quedamos con ganas de saber algo más de todo esto. No es que la serie se quede a medias. En absoluto, pero sí que hay momentos en los que querríamos que algunos flashbacks no terminasen, o que fuesen de por sí una serie. Estos hacen que le cojamos mucho cariño a muchos de los personajes, sean buenos o malos. Y creo que esto es un buen indicativo de lo bien hecha que está la serie.

Además, Luke Cage cuenta con un montón de huevos de pascua que hacen referencia a otros personajes de este mini universo de Marvel, como la posible aparición de Night Nurse que si bien no es en los cómics la propia Claire, sí que es cierto que ella encarna el espíritu de este personaje. Y más después de ver la serie de Luke Cage.

Tampoco podemos olvidarnos de las referencias continuas a Daredevil, por parte de la propia Claire, que seguramente serán el punto de unión con la serie de Los Defensores, así como a Jessica Jones, que tiene un pasado más que interesante con el propio Luke. Y estos dos tienen mucho que decirse entre ellos en el futuro.luke-cage

Y para terminar, la conexión con Iron Fist está más que cantada. No hay más que ver una de las últimas escenas en las que Claire decide “apuntarse” a clases de defensa personal con Colleen Wing.

En definitiva, una serie que tienes que ver y disfrutar. Y prepárate, porque es la que más cosas en el aire deja para el futuro.