Lumo - Análisis PC

El finlandés Gareth Noyce ha decidido, a través de su estudio Triple Eh?, lanzarse de lleno a la piscina de los juegos independientes con su juego Lumo, una simpática aventura de plataformas para PC, Mac, Linux, PS4, Xbox One y PS Vita. He tenido el placer de probar la versión para PC, y la sensación ha sido bastante buena.

El argumento de Lumo no es muy profundo, por no decir que es básicamente inexistente. Esto no es malo, ya que donde la historia falla, la jugabilidad y la mecánica hacen el resto. Este titulo indie consiste en una aventura isométrica clásica. Está repleta de guiños hacia todos aquellos que vivieron la época dorada de los videojuegos (los 80 y principios de los 90), pero sus toques modernos hacen que sea disfrutable tanto por los jugadores de ayer como por los de hoy. Sus más de 400 salas a lo largo de cuatro zonas únicas, sus seis minijuegos ocultos y todos sus secretos por descubrir hacen que sea un juego tremendamente adictivo, cosa que otros juegos con una gran historia detrás no consiguen. Eso sí, tiene algunos fallitos que también voy a tratar a continuación.

lumo 

Pesadillas isométricas

Tal vez esto suene exagerado, pero podría decir que Lumo es una especie de Dark Souls de las plataformas. Si no morí 5000 veces mientras lo analizaba, por ahí andarán los tiros. No es que sea excesivamente complicado, pero el nivel va aumentando conforme vas avanzando por las salas y hay algunas que se pueden convertir en todo un infierno. El factor responsable de esta cantidad de muertes fue la cámara, situada en una posición isométrica (de ahí la gracia del juego) que impide ver correctamente algunos de los ángulos del escenario. Supongo que esto está hecho a propósito para añadir dificultad al juego, pero puede ser realmente molesto porque muchas veces no hay una correcta sensación de perspectiva y no paramos de caer al vacío por no poder calcular hacia donde estamos saltando.

Además, la cámara no puede moverse ni cambiarse, por lo que eso es lo que hay, si mueres 1000 veces intentando alcanzar una plataforma, inténtalo 1000 veces más hasta que lo consigas. La única opción personalizable es la del movimiento del personaje, ya que al principio de la partida nos dejan elegir la orientación de los controles, pudiendo cambiarla cuando queramos en el menú del juego.

Por suerte existen varios modos de juego en Lumo, pudiendo jugar un Modo Historia en el que nuestras vidas son ilimitadas y un Modo Clásico, para valientes, en el que sí que tenemos que tener cuidado con las veces que morimos porque las vidas son limitadas.

lumo 

Gráficos simpáticos pero música repetitiva

Lumo no destaca por unos gráficos impresionantes, pero como lo importante es su original mecánica, cumplen bastante su función. Un personaje mono, mazmorras coloridas, juegos de luces y sombras, salas en 3D… No hay ninguna textura que haga daño a la vista ni ningún diseño feo en las diferentes mazmorras del juego, aunque sí que es verdad que las salas podrían tener más detallitos, que algunas son un poco sosas. Aunque claro, si vas a diseñar más de 400, tampoco puedes entretenerte con cada detalle de una habitación.

La música tampoco es para tirar cohetes, ya que no hay muchas pistas de acompañamiento, y las que hay pueden acabar volviéndose un poco repetitivas (sobre todo si has muerto 20 veces en una sala… ejem). En este aspecto sí que podrían haber trabajado un poco más, variando un poco la música entre una sala y otra.

En conclusión, Lumo es un gran entretenimiento con el que hay que tener muuuucha paciencia, ya que si una sala se nos cruza podemos morir y volver a empezar muchas veces. Este aspecto no es tan negativo, ya que lo que hace es engancharnos una barbaridad hasta que superemos la puñetera sala. La cámara puede llegar a ser desesperante y la música un poco cansina, pero es uno de esos juegos indies perfectos para jugar ahora en verano, sin grandes pretensiones, más allá que la de entretener y ofrecer un buen rato en las horas muertas.

Lumo - Análisis PC
Es muy adictivoLa idea es bastante originalLa curva de dificultad está bastante lograda
Las cámaras pueden ser un infiernoLa música es un poco repetitivaEl diseño de algunas salas es un poco soso
7Aventuras isométricas
Gráficos6.5
Sonido7.5
Jugabilidad7
Puntuación de los lectores 1 Voto
7.0