Mafia 3 - Análisis PlayStation 4

La tercera parte de la franquicia Mafia no sale bien parada si se compara con sus anteriores entregas. Analicemos qué ha pasado con el mundo abierto y criminal que nos trae 2K Games de la mano de Hangar 13.

Un nuevo capítulo de crimen y venganza llega a nuestras consolas. La propuesta que Mafia 3 nos trae a la mesa está llena de violencia y racismo en un mundo donde nuestro protagonista, Lincoln Clay, se hará fuerte en New Bordeaux durante la década de los 60. El juego cambia su anterior desarrolladora por el equipo de Hangar 13 con 2K Games al mando para que nos montemos nuestra propia organización criminal en PlayStation 4, Xbox One y PC.

Si hablamos de Mafia, inmediatamente se nos viene a la cabeza sus dos primeras entregas con una historia y jugabilidad más que notable. Es por ello que esta tercera parte ha creado tanta expectación y ruido entre una comunidad de jugadores muy exigentes, que por desgracia se encuentran con un producto de peor calidad.

mafia-3-analisis-playstation-4-1

Tal y como os decimos, Mafia 3 forma parte de una gran saga con algunos puntos positivos y otros tantos a mejorar, que lamentablemente empañan lo que podría haber sido uno de los grandes del año. No es el momento de señalar a nadie, ni echar las culpas. Llega la hora de diseccionar el sandbox de Hangar 13 y examinar con lupa cada uno de sus apartados.

Violencia y venganza como columna vertebral de la historia

Mafia 3 tiene la suerte de poder desarrollar una trama argumental sobre conceptos tan atractivos para el público como el crimen y el racismo. Ciertamente, lo tenía difícil para fallar en este punto, pero no le quitemos mérito porque Hangar 13 ha sabido transmitir a la perfección una historia interesante que atrae al jugador desde el primer momento de su prólogo.

New Bordeaux, ciudad inspirada en la Nueva Orleans de los años 60, está dividida en barrios liderados por diferentes y poderosas bandas criminales. Por sus calles encontramos a Lincoln Clay, un veterano de la guerra de Vietnam, que junto a algunos de sus socios sufre una grave traición tras ejecutar con éxito el golpe a un banco. Milagrosamente Clay sobrevive iniciando una toma de poder personal para montar su propia organización criminal y vengarse de sus ingratos colaboradores.

Este primer capítulo es sin duda exquisito y empezamos a pensar que estamos ante un juego que vamos a disfrutar durante horas. Sin entrar en spoilers, la aventura de Lincoln Clay sabe mantener la trama con unas cinemáticas que están más que a la altura, pero todo cambia cuando, tras 10 horas de juego, te das cuenta de que estás haciendo lo mismo en todas tus sesiones de juego.

mafia-3-analisis-playstation-4-3

La repetición de mecánicas en Mafia 3 hace que su apartado jugable deje mucho que desear. Tras una parte introductoria digna, nos encontramos en una ciudad con pocas cosas que hacer, excepto destruir materiales de bandas rivales, cometer asesinatos de líderes y rescatar prostitutas. Una y otra vez, barrio tras barrio, nos haremos con el control de los negocios de la zona para que sean administrados por miembros de nuestro equipo.

Según mi opinión personal, Lincoln Clay posee gran personalidad como para que empaticemos con él. El simple hecho de ser de color ya provoca situaciones interesantes con un componente racista muy destacado. Sus artes en la guerra también van a seducir a aquellos jugadores que busquen acción directa sobre el campo de batalla.

Mafia 3 tiene problemas técnicos muy serios

Llegamos al punto crítico del juego de Hangar 13 y 2K Games. Mafia 3 parece haber salido a la venta en su fase beta, cuando el equipo de control de calidad se encuentra a pleno rendimiento para que los usuarios finales no se encuentren con desagradables bugs. Durante mi experiencia de juego he sufrido multitud de errores que van desde repetirse dos veces una cinemática, tener que reiniciar una misión por un fallo que la hace imposible de superar o defectos en animaciones y otros glitches que provocan malestar en el jugador.

El manejo de Lincoln Clay es tosco e impreciso. Mover al protagonista en determinadas situaciones se vuelve confuso. A esto le sumamos que la inteligencia artificial de los NPC es inexistente y dan lugar a escenas que te quedas con cara de “qué acaba de pasar aquí“. En más de una ocasión se puede apreciar que falta una animación de manera descarada, por ejemplo, cuando separas a dos personas que están hablando en una fiesta y de repente… ¡Sorpresa! Vuelve a estar juntas de nuevo.

mafia-3-analisis-playstation-4-5

Seguimos sumando. Algunos diálogos se repiten de forma insolente. Alguien grita “¡Por Dios! ¡Que alguien haga algo!” y medio segundo después se vuelve a escuchar “¡Por Dios! ¡Que alguien haga algo!” → WTF

El sistema de apuntado y coberturas está ahí pero no es digno de elogiar ni de destacar. La cámara sin embargo debemos decir que no funciona del todo fina, básicamente no es cómoda cuando se requieren giros rápidos.

La distancia de dibujado es escasa y a menudo se producen constantes momentos de popping, mucho más pronunciados en el retrovisor que nos permite ver que tenemos en nuestras espaldas mientras conducimos.

mafia-3-analisis-playstation-4-2

Los modelados que encontramos en Mafia 3 son correctos, con especial detalle en el protagonista, como no podía ser de otra manera. La definición de algunas zonas y vehículos son más bien pobres y la calidad de sus texturas es inferior a lo exigido en la actualidad. Pero lo que de verdad me ha hervido la sangre al jugar, son los acentuados fallos de luces y sombras que no hay por donde cogerlos. Si estamos de día y una nube pasa por delante del sol, instantáneamente parece que se ha hecho de noche. Si estamos en una zona de interior en la que entran rayos de luz, todo lo que iluminan adquiere una tonalidad peculiar y rara que no sé ni cómo describir.

 

Para terminar, es justo destacar la buena banda sonora incluida en Mafia 3 con grandes éxitos de la década de los 60, como The House of the Rising Sun por The Animals entre otros muchos. También se agradece el perfecto doblaje al castellano que nos evitará estampar nuestro coche mientras leemos los subtítulos.


Conclusiones

Mafia 3 propone un mundo abierto y criminal en una historia de violencia y venganza. Encarnamos a Lincoln Clay, un veterano de la guerra de Vietnam traicionado por parte de su banda tras el atraco a un banco. A partir de ese momento Lincoln inicia su propio imperio del crimen por medio de asesinatos y tomando poder sobre zonas de New Bordeaux lideradas por otras bandas. Desgraciadamente el juego de Hangar 13 y 2K Games llega repleto de bugs y situaciones que difícilmente podemos obviar. Multitud de defectos técnicos harán acto de presencia en cada sesión de juego, que tras un brillante prólogo, tornará a repetir mecánicas hasta la saciedad.

Pero en fin, un análisis sólo es una opinión personal.

Mafia 3 - Análisis PlayStation 4
LAS CLAVES:Una buena narrativa en cinemáticas de alta calidad.Técnicamente irregular, lleno de problemas.Misiones repetitivas que terminan cansando.
ALTERNATIVAS:Los anteriores Mafia si es que no los has catado.El magistral GTA V, por supuesto.Cambiando el concepto, Infamous: Second Son.
5.5Decepcionante técnicamente
Gráficos4
Sonido9
Jugabilidad3
Historia / Modos de juego6
Puntuación de los lectores 7 Votos
4.2