Gracias a la actualización 4.0.0 ya se puede emplear el mando de GameCube en Nintendo Switch. Lástima que se trate de uno de los mandos más aberrantes de todos.

Mis experiencias con la GameCube siempre han sido cortas; desde pequeño mi madre me hizo sonyer y el resto lo cataba como podía. Esta, en concreto, la jugaba en casa de mi primo. Sé que te la suda bastante, culpable, pero me apetecía empezar la noticia de manera cercana. Quería expresar mis sentimientos un poco. El caso es que ya se puede utilizar el mando de GameCube en Nintendo Switch. Tanto pa’ eso.

Gracias a la actualización 4.0.0 de la consola ya se puede emplear este horrible, incómodo y anticuado clásico mando. No hay que hacer cábalas para hacerlo funcionar pero sí gastar un poco de dinero para ello. Será necesario un adaptador para el mando de GC que salió hace unos años para Wii U; en Amazon su precio está en unos 30 eurillos, que no es poco… Pero tampoco es una burrada.

El vídeo que he dejado arriba lo explica todo bien, pero lo voy a desgranar para Zeben y Goron. Cuando se introduce el adaptador nuestra Nintendo Switch reconocerá un elemento externo vía USB. Solo hay que darle a aceptar y empezar a jugar. No tiene más misterio. En el vídeo se ve cómo Fire Emblem Warriors corre perfectamente con el mando; imagino que todos los juegos del catálogo gozarán del mismo privilegio.

Lo cierto es que Nintendo no ha comentado nada al respecto. Es posible que, en el futuro, más mandos se acaben uniendo a esta compatibilidad tan molongui de la compañía; de momento, nos quedamos con el mando de GameCube en Nintendo Switch. Yo no sé vosotros, pero hasta que no metan el de Xbox y el ratón con teclado, no quedaré agusto.