La diferencias siguen en el manga de Dragon Ball Super 36. Los participantes caen rápidamente y todo va a una velocidad de vértigo.

He dicho muchas veces que el manga de Dragon Ball Super me gusta más que el anime. La serie, repleta de relleno, hay veces que cansa. Encima el dibujo. Hay capítulos que daban ganas de dejar la serie y a otra cosa.

En el caso del manga de Dragon Ball Super 36 me pasa al contrario. Es la primera vez que la parte del anime me gusta más. Mientras que en otros manga nos contaban mucha historia sobre los personajes, el torneo de Poder va muy rápido. Demasiado.

Crítica del manga de Dragon Ball Super 36

Muchas veces el relleno del anime servía para conocer más a un personaje. Incluso un universo o deleitarnos con un combate épico.

Eso es lo que ocurre en Dragon Ball Super 36. Hay personajes que en vez de ofrecer un tremendo combate han sido eliminados muy rápido.

Adiós Piccolo. Empieza el espectáculo de Androide 17

Mientras Son Goku y Jiren pelean, los otros guerreros del Universo 7 están siendo atacados. Piccolo, Son Gohan y Androide 17 despachan con facilidad algunos rivales (el androide elimina a Botamo), pero inmediatamente se tuercen las cosas.

Un rival invisible hace acto de presencia. Es el plan maestro de Quitela, Dios de la Destrucción del Universo 4. Pero la cosa le dura poco, pues “puto amo” Piccolo se deshace del rival.

Crítica del manga de Dragon Ball Super 36

Al momento el Namekiano es eliminado y vemos la primera de las cosas que dices “¿por qué?”. Es un momento en el que hay dos cosas que no tienen sentido. Por un lado tenemos a Jiren huyendo. ¿De verdad? Estamos hablando de un poderosísimo personaje que huye ante la advertencia de Dyspo. Con solo un ataque podría eliminar al rival.

Después tenemos que Son Goku pasa completamente de este personaje. Tanto que le dice a Androide 17 que se encargue él. Al no poder ser detectada su aura, Androide 17 utiliza su fino oído. Todo muy bien, aunque os recuerdo que Piccolo tiene el oído más fino.

Krillin es el guapo

Una de las diferencias con respecto al anime es la pelea entre Androide 18 y Ribrianne. Las dos luchan en manga y anime, pero al ver a Krillin, la luchadora del Universo 2 dice cosas diferentes.

Androide 18 está en apuros, y Krillín, siendo un buen marido, la anima. Ribrianne ve al amigo de Son Goku e inmediatamente pregunta por “ese chico tan guapo”. Al parecer el concepto de belleza en su universo es diferente. Mientras que Androide 18 es fea, Krillin es un guaperas.

En el anime por ejemplo pasa al contrario. No recuerdo lo que le dicen a Androide 18, pero a Krillin le dicen de todo menos bonito.

Crítica del manga de Dragon Ball Super 36

Vegeta es el nº1

Tampoco podía faltar en el manga de Dragon Ball Super 36 un ratito para Vegeta. El Príncipe de los Saiyan muestra el Super Saiyan Blue a Dyspo y Toppo, asegurando que es el número uno de su universo.

Y ya que hablo de saiyans… ¿dónde están Cabba, Kale y Caulifla? Desde que fue eliminado Hit en el pasado Dragon Ball Super 35, no se les ha visto el pelo para nada. Igual en el próximo número los Saiyans del Universo 6 hacen acto de presencia. También es porque tengo curiosidad por si se fusionan.

Igual, en un ataque de Ñardería, a Toyotaro le da por no fusionar a las dos hermanas e inventarse algo nuevo. En el manga de Dragon Ball Super podemos esperar cualquier cosa.

logo son goku

 

Artículos relacionados

Leave a Reply

Please Login to comment
  Subscribe  
Notify of