Nunca sabemos cómo nos va a sorprender Oda en esta historia. Pero lo que hemos visto en el manga de One Piece 923 ha roto los esquemas.

Últimamente siempre empiezo las críticas de One Piece con “Oda lo ha vuelto a hacer” o algo similar. Que si de pronto aparece Kaidou, que si Luffy le mete de hostias… Y el manga de One Piece 923 no ha sido para menos.

El enfrentamiento (si es que se puede llamar así) entre Luffy y Kaidou nos ha dejado con la boca abierta. Sobre todo por la rapidez y la contundencia de lo que ha pasado. ¿Qué van a hacer ahora Luffy y su tripulación… estén donde estén?

El poder de un Yonkou

En la anterior saga ya vimos que la diferencia de poder entre Big Mom y Luffy era palpable. La emperatriz no sufrió ni un solo rasguño tras recibir los ataques del capitán de los Mugiwara. Este se limitó a huír de ella y enfrentarse a un rival que les cortaba el paso: Katakuri.

Sin embargo, en esa historia había un elemento fundamental. Big Mom estaba fuera de sus casillas. No reaccionaba de forma lógica y no era capaz de ir a por Luffy con cabeza.

Ahora nos hemos encontrado con una situación muy distinta. Kaidou sí que está lúcido (aunque algo borracho). Y sabe que su enemigo es Luffy. No hay nada que lo separe de su objetivo… menos el alcohol. Pero hablaremos de eso luego.manga de one piece 923 luffy vs kaidou 2

La cosa es que en este enfrentamiento entre ambos piratas ha quedado una cosa muy clara. Luffy es muy poderoso. Ha conseguido atacar a Kaidou y hacerle “algo”. Sin embargo, el poder de un Yonkou está (aún) muy por encima del Gear Fourth. Solo ha hecho falta un golpe del emperador para despojar a Luffy de todo su poder y dejarlo K.O.

Esto es una presentación en toda regla del Yonkou. Estamos ante uno de los enemigos más fuertes a los que se puede enfrentar nuestro capitán. Y eso implica dejar muy claro en qué nivel está.

Ya desde el primer capítulo, la escala de poder en One Piece quedó muy clara. Los emperadores y los Almirantes están a otro nivel. Y esto lo ha dejado muy patente.

Oda no piensa darle un subidón de poder a Luffy por mucho que ahora maneje el Gear Fourth. Con él puede derrotar a grandes enemigos, como un Shichibukai, o el propio Katakuri. No dudo que pueda hacerle frente a los grandes generales de Kaidou. Pero es un poder que se queda muy lejos del de un Yonkou.

Recordad que no solo hablamos de su fruta del demonio. También de sus “otras” habilidades.

La lógica de Luffy

A lo largo de estos años hemos visto cómo Luffy ha conseguido madurar bastante. Ha sido sereno en muchas situaciones y ha conseguido responder a determinados comportamientos con más o menos lógica.

Pero si hay algo que es propio de él es que no se echa atrás cuando algo le toca la fibra sensible. Y en este caso eso ha sido Tama. O mejor dicho, el ataque del propio Kaidou a Tama y Speed. No creo que la chica esté muerta pero… viendo lo cruel que se ha vuelto el manga, podría pasar de todo.

Luffy nunca se queda quiero ante estos momentos. La leche que le metió al Tenryuubito fue un ejemplo muy claro de ello. Ya puede meterse en el lío más grande del mundo, que él no se va a quedar parado.

manga de one piece 923 luffy vs kaidou kong organ

Esta lógica es la que cabe esperar de Luffy. Y por eso, pese a que todos le están advirtiendo que el plan se puede ir al garete, él no responde ante ellos. Simplemente está obcecado. Odia a Kaidou por ser como es. Por hacerle daño a la gente sin miramientos.

De la misma forma que Ussop, Nami o Chopper no lo harían, el capitán de los Mugiwara sí. Y siempre tendrá el apoyo de sus nakamas, como Zoro o Sanji, aunque se le vaya la olla. El problema es que uno está perdido y el otro… vete tú a saber dónde. Que recordemos que el ataque de Kaidou los ha dejado en stand by.

Y ahora qué

Con la situación actual, se nos plantean muchos problemas. Luffy está completamente ko ante un kaidou enfurecido. No tiene más aliados que Trafalgar Law. Sin embargo, hay que hacer un par de aclaraciones.

La primera es la más clara: Kaidou está borracho. Más o menos lúcido, pero borracho. Eso puede hacer que haya una vía de escape para los Mugiwara. Si consiguen aprovecharse de eso, Law o alguien más (Zoro) podrían llevarse a Luffy y replegarse.

La segunda es que hay más aliados en la zona. Es evidente que los Mugiwara estarán en algún lado. Y esto incluye a Zoro. Pero hay más aún. El samurai al que se enfrentó Kaidou en el capítulo pasado. Un samurái que bien podría ser uno de los nueve guerreros de los que habla la leyenda y que podría cambiarse de bando tras la batalla entre los dos Yonkou (sí, a Luffy lo llaman el quinto Yonkou, por si no os acordáis).manga de one piece 923 luffy vs kaidou 3

Hemos visto a este personaje como espectador de la batalla en un par de escenas del capítulo. Es fuerte, lo suficiente como para intentar proteger a los suyos de Kaidou, aunque sepa que va a peder. Quizás, aunque haya sido algo “malote”, vea la oportunidad de rebelarse contra el tirano si apoya a Luffy. Y de hecho creo que así será.

Por último, siempre nos queda la posibilidad de que Luffy caiga preso de Kaidou y que lo usen para atraer al resto de Mugiwara. Esto, lejos de ser un inconveniente, puede ser la forma en la que nos encontremos con el capitán Kidd. Este está preso del Yonkou, así que si Luffy va a su cárcel, igual tenemos reencuentro.

Sigo diciendo que la alianza entre estos dos piratas y Trafalgar Law hará que los combates sean más igualados. Así tendríamos 4 supernovas vs 4 supernovas.