MARIO PARTY 10 - ANÁLISIS WII U

Mario y compañía vuelven una vez más en la 10ª entrega, para consolas de sobremesa, de la fiesta padre de Nintendo, Mario Party 10. Desde que se inauguró la saga en Nintendo 64 vimos una gran evolución en estos juegos, no siempre para mejor, pero garantizando siempre risas y diversión, que al fin y al cabo es lo que se busca con estos títulos. Y dicho esto vamos al lío culpables.

Lejos quedaron aquellas intros con una escena de vídeo que nos contaban la que sería la historia del Mario Party al que jugábamos, ahora encendemos consola y ale, a elegir modo de juego. Esto es totalmente lógico ya que ya no existen los “modos historia” de antaño. En este juego nos encontraremos con 3 grandes modos: Mario Party, Bowser Party y Amiibo Party además del apartado de Juegos extras, pero vamos por partes.

Mario Party

El clásico de toda la vida: 4 jugadores, tablero, dados, minijuegos y a competir contra los demás. Al igual que en Mario Party 9 compartiremos vehículo con otros 3 personajes mientras avanzamos a la vez por el tablero. Esto, para quienes jugaron a otras entregas puede resultarles un poco soso, pero es cierto que con los dados especiales (hay bastantes casillas para conseguirlos) aumenta la estrategia para intentar fastidiar al siguiente que vaya a tirar.

A medida que avancemos nos encontraremos miniestrellas. Coger todas las que podáis porque el que tenga más al final de la partida será el ganador. Otra manera de conseguirlas será ganando los minijuegos a los que jugaréis al caer en la casilla Vs. o si están ocultos en otra cualquiera.  Por supuesto, al igual que en todos los Mario Party tenemos las casillas suerte, mala suerte e intercambio, que pueden darle un giro importante a la partida.

Mario_party_10

Nos lo pasaremos teta en este parque de atracciones.

En todos los tableros os encontraréis con un jefe intermedio y un jefe final. Son minijuegos especiales (muy currados y divertidos) en los que  se reparten un número suculento de miniestrellas. Vuestro objetivo será acabar con el jefe golpeándolo y consiguiendo puntos, atentos cuando le quede poca vida porque el que le dé el golpe de gracia se llevará puntos extra, cosa que vendrá muy bien si la partida está reñida. Al finalizar la partida se repartirán dos estrellas de bonificación, que os darán más miniestrellas, y una vez esto se dirá quién alcanza la gloria convirtiéndose en la superestrella y quién es el paquete que ni sube al podio (la vida es cruel y Mario Party no iba a ser menos).

Pero si no estáis de humor para jugar en los tableros porque habéis discutido con esa novia que no tenéis, está el modo Cazamonedas, en el que solo jugaréis a minijuegos y conseguiréis monedas, el que más tenga al final gana, fácil y sencillo.

Bowser Party

El modo que más innova en esta entrega, y seguramente el más divertido por su frescura y la opción de poder jugar hasta 5 “amigos” (en el Mario Party no hay sitio para la amistad) a la vez, aunque los tableros en este modo son menos.

Aquí los cuatro del vehículo seréis un equipo que solo tiene un objetivo: que al menos uno llegue con corazones a la última casilla. Bowser por otra parte tendrá la meta de aniquilar los corazones de todos. Y si os estáis preguntando porque hablo de corazones no es que esté enamorado ni nada de eso, si no que aquí no existen las miniestrellas, cada jugador tiene un número de corazones, y si los pierde, queda eliminado de la partida.

Los corazones se pierden en los minijuegos de Bowser, pero tranquilos que en el tablero se podrán conseguir de diversas maneras, y si estáis eliminados podréis volver si el resto consigue corazones para todos.

Bowser_Party

Corred insensatos.

Este modo funciona de la siguiente manera. Primero los 4 personajes tiran cada uno un dado con sus correspondientes consecuencias, y después el simpático Bowser tira 4 dados a la vez, si los pilla hay minijuego, y si no pues vuelven a tirar los otros 4.

Pero tranquilos culpables, esto no es poco emocionante, Bowser puede tirar dos veces por si la primera vez saca poco, puede conseguir más dados o menos, puede aparecer Bowsy y liarla parda con los corazones…vamos que tendréis tensión y diversión para rato. Además en el tramo final del Castillo del caos cambian las reglas y os turnáis con Bowser para tirar, por lo que los piques, gritos y lanzamientos de objetos contra los otros jugadores pueden ser épicos.

Amiibo Party

Bueno el nombre no deja mucho a la imaginación. Tendréis que tener por lo menos un Amiibo de Mario, Luigi, Peach, Estela, Yoshi, Bowser, Wario, Toad o Donkey Kong para poder jugar (que bonita es la amiibostad). En el caso de tener uno podréis jugar en el tablero de ese personaje, cada uno con su decorado y su característica especial.

Este modo es muy sencillo. Un tablero corto con un minijuego en cada turno en el que tendremos que conseguir monedas para poder comprar estrellas (como en los antiguos Mario Party), el que tenga más estrellas al final gana.

Como dije antes, cada tablero tiene una característica peculiar, en el de Estela por ejemplo (es el Amiibo que tengo) está el Anillo Estelar, con el que poder conseguir unas monedillas extras. Pero no os preocupéis culpables, en el tablero encontraréis insignias que tendrán diversos efectos, y uno de ellos es poner una parte del tablero de otro personaje, por lo que podréis probar el resto de características aunque no tengáis esa figurita específica.

Amiibo_Party

Este modo de juego destaca por la estética que simula un juego de mesa. Los personajes son como peones con sus bases y se mueven como si alguien los moviese con la mano. Eso sí, no os separéis mucho de vuestro Amiibo porque lo usaréis para tirar, para activar la ruleta, para las insignias…para casi todo vamos (deben tener miedo de que se lo pidamos prestado al vecino o algo).

Es un modo de juego más rápido y simple pero no por ello menos divertido. Recordad que los Amiibos solo pueden guardar datos de un juego, por lo que si los usasteis en otros títulos como Super Smash Bros, o perdéis vuestro progreso u os compráis otro. Pero tranquilos que podréis jugar sin guardar datos, Nintendo no es tan cruel.

Juegos extras

Aquí encontraremos el minijuego del Bádminton, más adictivo de lo que parece; el minijuego de Piedras preciosas, una especie de tetris con gemas y sin tener que hacer líneas; dos minijuegos para zurrarle a Bowsy por si le tenéis ganas (muy sencillos la verdad); el Torneo de Minijuegos, un modo para hasta 8 jugadores estilo cuarto de final de la champions, van pasando los mejores de cada minijuego hasta que solo quede uno; y, el más divertido si estáis solos en casa, el Desafío de Bowser. 10 minijuegos de Bowser en los que tendréis que quitarle el máximo posible de corazones al resto. Por cada personaje que eliminéis tendréis una bonificación al final y dependiendo de vuestra puntuación conseguiréis un trono molón para el malvado soberano.

Juguéis al modo que juguéis, al acabar conseguiréis Puntos Mario Party. Estos se usan en el Rincón de Toad para comprar diversas cosas como dos personajes desbloqueables, diferentes vehículos para los tableros, música para escuchar o modelos de los personajes, poses y fondos.

Esto último se compra porque hay un apartado en este rincón en el que podréis sacar fotos a los personajes, posando y con una amplia variedad de fondos, para subirlo luego a Miiverse y posturear con vuestro personaje favorito. También hay una lista de logros, que os darán Puntos Mario Party cada vez que los completéis. Algunos son muy sencillos pero otros seguro que harán que os piquéis un poco. Por último, podréis usar cualquier Amiibo para conseguir tarjetas rasca y conseguir más puntos.

Mario_party_10

Sobra decir que lo más importante de Mario Party 10 son los minijuegos, los cuales tienen mucho mimo puesto. Están muy bien decorados y genialmente ambientados, usando diversos elementos del universo de Mario para darles un toque de calidad. Son sencillos y adictivos, que es lo que se busca en un juego de este estilo. La música le da una buena ambientación, pero no esperéis nada del otro mundo. Y recordad que podréis jugar al minijuego que queráis cuando queráis en el modo libre.

A los más veteranos de esta saga, quizás os sepa a poco el título (a mi me pasa). Lejos quedan esos tableros con un motón de eventos, la preocupación por las monedas o el uso de objetos para fastidiar al rival. Además el ritmo del juego y la aparición de minijuegos se os puede hacer algo lento. Aún así, os lo vais a pasar bien seguro.

Ya para finalizar, os dejo la lista de mis minijuegos favoritos, por si os animáis a compartir la vuestra con nosotros culpables.

  • 4 Jugadores: Cazapaneles
  • 1 vs. 3: Fuera de juego (en equipo de 3) y Acoso Espinoso (solo)
  • 2 vs. 2: Encuentro en el laberinto
  • Batallas contra los jefes: El laberinto de Mega Topo Monty
  • Minijuego de Bowser: Bingo de alta tensión (equipo Mario) y Pinball maléfico (jugando con Bowser)

Mario Party 10 - Análisis Wii U
Mario Party 10 estrena la saga en Wii U sin que sea un despiporre, pero proporcionando lasrgas horas de diversión y un modo de juego que le da un aire fresco a la franquicia, tendréis horas de diversión aseguradas. A los veteranos puede que nos os acaben convencer ciertas mecánicas del juego.
Nintendo LandWii Party UMario Party 3 (el mejor de la saga)
Cuantos más seáis, mejorBowser PartyMinijuegos sencillos y dinámicos
7.5Mario in da house
Gráficos8
Sonido6
Jugabilidad9
Modos de juego7
Puntuación de los lectores 3 Votos
7.7