Mario Power Tennis - Análisis Wii U

Un nuevo clásico llega a la consola virtual de Wii U que tantas maravillas del pasado nos trae, y si encima es tan jugable y adictivo como este Mario Power Tennis de GBA, pues ¡motivo doble para la alegría!

ARTÍCULO ANÁLISIS mario tennis gba

Ha pasado bastante tiempo desde que vio la luz esta versión portátil de su homónimo para Gamecube (eso sí, con grandes diferencias entre ellas), y si obviamos su aspecto gráfico a la hora de compararlo con la actualidad, nos encontraremos con amor al píxel en todo su esplendor.

Dónde sin duda no han pasado los años es en nivel de diversión, puesto que continúa siendo tan divertido como siempre. Puede parecer muy sencillo al principio, sobretodo teniendo en cuenta que la GBA original únicamente tenía 4 botones, pero nada más lejos de la realidad.

Este título contaba con la particularidad de que había que combinar sabiamente los botones para obtener nuevos efectos con la bola, y aunque al principio podía parecer algo lioso, al final acababa siendo todo lo contrario: un disfrute en toda regla.

Además, su gran diferencia respecto a la versión de su hermana mayor (la susodicha Gamecube) es que contaba con un modo historia al más puro estilo RPG (como no podía ser de otra forma, siendo el equipo de Camelot el que está detrás de todo el meollo): éste nos ponía en los pies de Max o Tina (según el sexo que escogiéramos), que a su llegada a la Academia de Open Isla para convertirse en unos maestros pokemon del tennis tendrían que enfrentarse a todo tipo de rivales e ir desde la clase Junior hasta formar parte de la élite que tendría la opción de disputar el gran torneo de la isla.

Hay que diferenciar que llevaremos a los personajes tanto de forma individual como en parejas y  los logros que consigamos serán independientes entre ellos, lo cual va a hacer que tengamos que repetirlo todo dos veces para acabarlo más o menos al cien por cien.

Quizá lo más curioso de todo es que el juego es una continuación directa del Mario Tennis de GBC, pudiendo ver incluso a su protagonista, Alex, y al resto de sus compañeros en el devenir de la historia, así que si ya jugamos en su momento al otro título nos hará ilusión volver a saber de la vida de estos.

Y como no podía ser de otra forma, aparte de una historia, un buen RPG tiene que ofrecer alguna forma de mejorar las cualidades de los protagonistas, y por supuesto ésta no es la excepción: en cada partido recibiremos experiencia con la que subiremos de nivel, y que tendremos que repartir entre cada uno de los rasgos que tenemos a nuestra disposición, como la potencia o la velocidad. De esta forma podremos empezar a destacar en las características que más nos interesen.

Más adelante también ganaremos acceso a las salas de entrenamiento, por lo que tendremos más variedad a la hora de conseguir experiencia que únicamente  jugando partidos. Gracias a esto desbloquearemos los minijjuegos, retos muy variados que podremos incluso jugar desde el menú del título.

Después tenemos el asunto de los golpes especiales, que a partir de cierto momento aprenderemos y tendremos que ir puliendo con puntos especiales que obtendremos gracias a desafíos específicos, hasta conseguir hacerlos completamente demoledores. Estos se activan únicamente intercambiando pelotas con el rival, así que ¡a abusar de ellos, que no se acaban!

65
68
80
69