Marvel boicotea a Fox cancelando los cómics de Los Cuatro Fantásticos

La que se ha liado, culpables. Ya se venía anunciado hace tiempo que Marvel estaba teniendo conflictos con Fox, ya que esta última aún posee los derechos sobre las películas de Los Cuatro Fantásticos y pasaba de cedérselos a la famosa compañía de superhéroes. De hecho, Fox está ultimando ahora mismo la producción para estrenar en 2015 la nueva película sobre Los Cuatro Fantásticos. Nadie creía que Marvel fuese a llegar tan lejos, pero parece que sí: ha cancelado los cómics de Los Cuatro Fantásticos, una de sus sagas más longevas.

Los-4-fantasticos-dMarvel podría estar preparando este final de la saga para 2015. Reed Richards y compañía acabarán sus aventuras en el triple número especial 645, que ya tiene incluso sinopsis:

THE END IS FOUREVER! (¡El final es definitivo!). Sed testigos del último acto de la Primera Familia del Universo Marvel. Los Invasores se encuentran con los 4 Fantásticos, mientras la caza de Reed Richards y de los niños perdidos de La Fundación Futura. Mientras, la mente maestra detrás de todo desvela su plan definitivo. ¿Pero cómo encaja Franklin Richards en él? ¿Y cómo conducirá ésto al final? ¡Descúbrelo en Cuatro Fantásticos #642-644 y el triple número final 645!

Parece que el principal responsable de este boicot es Isaac Perlmutter, el CEO de Marvel. Este está un poco cabreado con Fox, ya que su reboot de Los Cuatro Fantásticos impide que los derechos de los personajes vuelvan a Marvel Studios, así que ha decidido echar por tierra a sus propios personajes y excluirlos de su propio universo, intentando darles la mínima publicidad posible, retirándolos de los pósters y ahora cancelando de repente los cómics. ¿Tan lejos puede llegar un pique por no tener los derechos? Si precisamente Marvel tiene superhéroes y películas para dar y regalar…Todo esto suena un poco a rabieta de niño pequeño, la verdad.

¿Estaremos ante el fin definitivo de Los Cuatro Fantásticos? Habrá que ver cómo acaba todo esto, pero pinta bastante mal.

Fuente: Collider