Megamagic: Wizards of the Neon Age - Análisis PC

Los catalanes Beautifun Games ya nos sorprendieron hace un tiempo con el precioso Nihilumbra, pero esta vez se han superado a sí mismos para traernos uno de los mejores lanzamientos indies españoles en lo que llevamos de año: Megamagic: Wizards of the Neon Age, ya disponible en Steam.

En este título controlamos a Phoban, un joven aprendiz de mago que se criará junto a su hermano Deimon y su tío Avery tras la misteriosa muerte de su padre. De este heredará un extraño bastón mágico, mientras que su hermano mayor recibirá un antiguo libro. Durante toda nuestra aventura nos acompañará Fum, una especie de nebulosa que esconde algunos secretos.

Tras un incidente en el templo donde nos íbamos a examinar para formar parte de la Orden de magos, nos convertiremos en un fugitivo en busca y captura y tendremos que enfrentarnos a los peligros de un mundo futurista y desolado. Zombies, robots, magia… ¿Para qué queremos más?

megamagic-1Un futuro muy ochentero

Sí, suena raro, ¿cómo va a ser el futuro ochentero? Pues esta es la sensación que desprende Megamagic en cuanto te pones a jugar con él. Los escenarios, el vesturario, los personajes… Todo parece formar parte de un futuro distópico, pero la música, el estilo y las referencias son un canto a los videojuegos y a las películas de los 80 con los que tanta gente creció.

El juego mezcla acción con tintes de RPG, e incluso podremos encontrarnos algunos puzles y minijuegos en los que estrujarnos un poco el cerebro. Tendremos que explorar escenarios bastante grandes y variados mientras vamos conversando con distintos personajes para ir avanzando en la historia. Historia que, por otra parte, es bastante intrigante y engancha una barbaridad. De vez en cuando habrá que tomar también alguna decisión que variará la forma en la que juguemos.

megamagic-3

Hechizos e invocación

Mientras recorremos el distópico universo de Megamagic seremos atacados por diversas criaturas, muy distintas entre ellas: zombies, escorpiones gigantes, robots, “ratalobos”… La forma de defendernos será utilizar los hechizos que iremos aprendiendo según vayamos progresando en la historia. La diferencia con otros RPG es que el combate será en tiempo real, no por turnos. Al principio cuesta un poco acostumbrarse a las mecánicas de este sistema, y nos sentiremos un poco indefensos al saber muy pocos hechizos. Pero poco a poco iremos encontrando distintos pergaminos que nos permitirán aprender encantamientos cada vez más poderosos, tanto de ataque como defensivos.

Otro aspecto interesante son las invocaciones. Además de lanzar hechizos, podremos invocar “grims”, criaturas que nos ayudarán a combatir. Estos tendrán la forma de los distintos enemigos que vayamos eliminando. Para adquirirlos tendremos que vencer a un número determinado de enemigos y aprender todo lo que podamos sobre ellos hasta que se desbloqueen en el menú de creación. Estos no solo nos ayudarán a luchar, ya que también pueden ser útiles en la resolución de algunos puzles.

Durante nuestra aventura nos iremos encontrando bancos de creación en los que podremos crear nuevos hechizos e invocaciones, si previamente hemos recogido los ingredientes necesarios. Las invocaciones dependerán del espacio que tengamos disponible en la barra de población, que determinará cuantos grims podemos tener invocados a la vez. Además, estas tendrán habilidades tanto activas como pasivas.

megamagic-2

Personajes con estética anime y música de los 80

La estética cartoon del juego recuerda en algunas ocasiones al anime japonés, sobre todo por el diseño de personajes. Los escenarios, además de inmensos, están bastante trabajados, y se nota el esmero que han puesto los artistas en cada uno de los detalles que lo componen.

Pero si algo merece mención aparte es la música. Está compuesta por Mitch Murder, encargado de la BSO de títulos como Hotline Miami 2, Kung Fury o Mech Hunter, todos cortados por el mismo patrón: las melodías ochenteras. Estas serán muy variadas y nos acompañarán durante toda nuestra aventura. Los personajes no tienen voz, así que no escucharemos sus conversaciones, pero todos los menús y textos están completamente en castellano.

En resumen, Megamagic: Wizards of the Neon Age es un gran homenaje a las películas, la música y los videojuegos de los 80 que encantará a todos los nostálgicos que lo jueguen. Pero ojo, que aquellos que no vivimos aquella época lo disfrutaremos también, ya que su historia está bastante trabajada y su mecánica es muy entretenida. Tal vez a veces se vuelva un poco mecánico o repetitivo, o en algunas partes se note que le falta un acabado más nítido, pero son fallos menores que no afectan a una gran experiencia de juego.

Megamagic: Wizards of the Neon Age - Análisis PC
La música compuesta por Mitch MurderLos distintos hechizos e invocacionesLa intrigante historia y los carismáticos personajes
El sistema de combate puede ser un poco repetitivoLos personajes no tienen vozHay algunos aspectos por pulir, pero pueden arreglarse con futuras actualizaciones
8Vuelta a los 80
Historia8
Jugabilidad7
Música9
Gráficos8
Puntuación de los lectores 9 Votos
7.9