Los mejores juegos de Nintendo 64

Nintendo 64 cumple 20 añacos en Europa, y por ello hemos seleccionado los mejores juegos que ha tenido la consola.

Veinte años no se cumplen cualquier día, culpables. Y pese a que Nintendo 64 llegó tarde a Europa (casi dos años), hoy se puede decir que hace 20 ciclos solares vimos a la consola de Nintendo por nuestras tierras por primera vez y de manera oficial.

Por ello, además de mandarle un besito culpable desde aquí, os traemos un listado de los juegos que se han quedado en la mente de los culpables durante todos estos años.

No nos peguéis si no están los vuestros.


Goldeneye 007 – Anastasio Gijón

En los años 90 los juegos del género First Person Shooter eran un mero mataneuronas en el que debíamos disparar a todo lo que se pusiera por delante, superar unos cuantos laberínticos niveles y poco más.

Pero en 1997 Rare nos mostró el camino con GoldenEye 007, un verdadero juegarraco que lo tenía absolutamente todo. La cara de estreñido de Brosnan era toda una proeza gráfica con la que disfrutábamos los chavales de aquel entonces, pero este incunable de Nintendo 64 no solo nos proporcionaba unos gráficos y una suavidad de movimiento inauditos.

goldeneye 007

GoldenEye traía al género una serie de renovadas mecánicas basadas en pequeñas misiones que debíamos completar en las que no todo era acción y el sigilo era algo de obligado cumplimiento. Eso por no hablar del multijugador, todo un viciaco que nos mantuvo alejados de la vida social durante muchos meses. Lo que ahorramos en bares…

Pokémon Snap – Diego Sommier

Para mí el mejor juego de Pokémon de Nintendo 64 es sin duda Snap. Ni Stadium ni su secuela, ni Pokkén Tournament, sino el spin off de la saga que deja de lado los combates entre criaturas a cambio de la fotografía de éstas sus hábitats naturales.

A pesar de sonar de primeras aburrido, Pokémon Snap tenía su miga, ya que teníamos que fotografiar a todos los Pokémon de una misteriosa isla, lo que nos obligaba a recorrer cada una de sus rutas y experimentar con los diversos objetos que contaba nuestro protagonista, pudiendo así atraer Pokémon a lugares específicos, hacer que se enfaden o diversas acciones que podían desencadenar la aparición de nuevas criaturas o evoluciones.

Gracias a este juego no solamente pudimos ver el mundo de Pokémon desde otra perspectiva totalmente distinta a la habitual, sino que también se demostró que se podían hacer grandes títulos de la saga más allá de los combates por turnos a los que estamos acostumbrados.

1 2 3