Los mejores momentos de Egoland, el servidor de Rust que lo peta

Los mejores momentos de Egoland, el servidor de Rust que lo peta

Más de 70 participantes dan para muchos momentos y algunos de ellos míticos. Ahí va una lista de los mejores momentos de Egoland.

Llevan varios días en Egoland, el servidor de Rust dónde muchos streamers y creadores de contenidos en Twitch, Youtube y Facebook tratan de sobrevivir de toda forma posible. Si lo que queréis es ver los mejores momentos de Egoland, podéis visitar su twitter al que podéis acceder desde este enlace.

Mejores momentos de Egoland

En Egoland no hay piedad, y eso lo sabe muy bien Orslok. ¿Qué le atacan Ibai y Luzu? No pasa nada. A flechazos todo el mundo.

Agente Maxo se ha hecho su casa dentro de una cueva. Para poder acceder a ella hay momentos en los que la gente tiene que saltar y esquivar pinchos. Aquí hay varios momentos en los que jugadores han tenido sus más y sus menos con la dichosa cueva.

Aunque si llegamos a la casa de AgenteMaxo nos encontraremos con hombres de las cavernas. Por lo menos sabe tocar el piano.

Pasar mucho rato en el Rust tiene sus consecuencias. Preguntadle a Ibai que tal le va. En un momento de locura dijo lo siguiente.

Auronplay y su grupo son caníbales. El primer día de juego fue una auténtica locura, pues este grupo mataba a casi todo lo que se movía. Con razón era el más «odiado».

¿Unos caníbales tratan de atacarte? Pues lo mejor es utilizar la técnica del copyright: Pones música en el juego y que todos huyan para que no les salte el copy en Youtube, Twitch y Facebook.

Ibai ve a Lolito de lejos.

Aunque en algunos momentos desespera, ver jugar a Ibai en la mayoría de las veces divertido. El tío no tiene ni zorra de jugar, y pasan cosas como la siguiente: Ibai no te acerques que hay una trampa.

Esta es la definición perfecta del Rust. Un fallo y no hay diálogo posible. Te declaran la guerra, te disparan flechas, tratan de atropellarte…

Hemos perdido a un soldado (canción triste de Berserk)

Norma nº1 del Rust: No te fíes de NADIE.

Norma nº2 del Rust: No tengas prisa en ir a por las cosas.

Uno de los momentos más fantásticos de todo Egoland. No está todo porque no cabe en un vídeo de twitter, pero aquí Ibai trataba de darle una sorpresa a Luzu: Un paseo con barca. El Rubius también iba en el viaje. Lo que no sabían es que Luzu tiene la mano muy débil y el cantante…

Seguimos con el momento barca de Ibai y Luzu. Elemao, que antes era el cantante, vuelve y acepta las disculpas, pero al ser tan ñarder la barca se les fue a la p***.

Llegar al campamento y ver que hay coñas sobre tu skin de Fortnite.

Dos ejemplos en los que llevar granadas no es bueno. En uno tenemos a alguien que no sabe lanzarla. En el segundo un momento de auténtico caos. Trataban de atacar a TheGref y va Cheeto y la lía.

Los primeros momentos en Egoland son tremendos. Más si no has jugado en tu vida a este videojuego. Los que saben de lo que va no se lo piensan y matan al segundo.

Hay gente que el Fortnite bien, pero cuando les quitas la construcción no saben dar cuatro pasos de parkour en un juego.

Aunque no es obligatorio, se puede rolear en el servidor de Rust. Pero claro, si roleas demasiado…

La guerra le cambia a uno.