La noticia de la conferencia ha sido que Microsoft adquiere cinco estudios propios. Está por ver sus nuevos proyectos, pero si querían fortalecer sus first parties, han empezado bien.

Microsoft, en medio de su conferencia, dio la que, creo, es su noticia más importante del E3. En la línea de querer mejorar sus juegos propios, ha adquirido cinco estudios. Y, ojo, porque no son cualquiera: Playground Games, Undead Labs, Compulsion Games y Ninja Theory. El extra es The Initiative, que se ha fundado en el seno de la compañía.

Salvando este último, que estará por ver su línea de trabajo, los otros son de renombre. Playground es el equipo tras los Forza; Undead Labs son, por su lado, los creadores de la franquicia State of Decay. Cabía esperarse una alianza de este tipo, en suma. Por su lado, Compulsion Games ha trabajado en We Happy Few y Ninja Theory (a mi juicio, y con perdón por el resto, el más interesante de todos) nos ha traído títulos como DMC y Hellblade. Son unos fichajes, como mínimo, ilusionantes. Y, creo yo, el golpe de la mesa que tenía que dar Microsoft para demostrar que va en serio con sus first parties.

Mientras, ¿presentará Microsoft algún juego exclusivo? ¿Hay alguna posibilidad de que vuelva Scalebound? ¿Podrán aguantar sin decir que Xbox One X es la consola más potente del mundo? Probablemente la respuesta a todo esto es no. Si quieres seguir haciéndote ilusiones puedes seguir la conferencia por aquí, y si quieres tener los pies en el suelo aquí puedes ver todas las noticias hasta la fecha. Algo es algo.