Microsoft está ante la última oportunidad de convencer a los jugadores de Xbox One en el E3. Su consola es la repera, pero sus teraflops no bailan con lo mejor.

Tengo un aprecio enorme por Microsoft y Xbox. Su primera consola me sacó de un letargo videolúdico que duró más de lo que hubiera deseado. La segunda Xbox fue la que me introdujo de nuevo en el vaivén del día a día. No sin antes contar con la inestimable ayuda de Dreamcast, por supuesto.

Es por eso que la situación actual de la división de videojuegos de Microsoft me apena. Me entristece ver cómo la mayoría de usuarios que confiaron en Xbox 360 no lo hacen en Xbox One. Los errores propios le han pasado factura a la compañía norteamericana, y aunque ha intentado remediarlos en todo lo posible, el perdón de la masa encolerizada no ha terminado de llegar.

Por supuesto, es complicado que suceda a corto plazo. Los de Redmond tampoco han dado muestras evidentes de querer traer de vuelta a los usuarios disgustados. No hablo ya de la presentación en sociedad de la consola, sino de la ausencia incomprensible de títulos atrayentes durante los últimos años. En este E3 Microsoft debe de dar un golpe en la mesa. De no hacerlo, no solo se va a despedir de esta generación, si no lo ha hecho ya, sino que además se va a complicar demasiado su futuro. Ya tienes tu X con muchos teraflops. Ahora es el turno de hacerlos moverse al son de grandes videojuegos.

Halo 6 no tendrá nuevos personajes jugables 1

El problema que yo veo para este E3 es que los rumores que van saliendo, y alguna confirmación, no terminan de convencer. Halo, Gears of War y Forza son las sagas que parece que van a tomar de nuevo las riendas de Xbox. ¿No tenéis la sensación de que no es su momento? Las dos franquicias por excelencia, shooter ambas, no han tenido un gran debut en Xbox One. Halo 5 y Gears of War 4 eran buenos juegos, pero no han sido los abanderados de la generación. De hecho, la consola no tiene ese juego al que todo el mundo desea jugar. Buenos juegos, sí. Excelentes, no.

Haría bien Xbox en guardar para algo más adelante Halo y GoW. Cuando la gente pida a gritos y desee jugar de nuevo a ellos será el momento adecuado. No ha llegado todavía. Y mucho menos hace falta prostituir Gears of War con entregas de diferentes géneros. ¿En serio queremos un Battle Royale de GoW? No sabría contestar a eso sin poner gesto extraño.

Forza Horizon 4, al contrario, es un buen acompañamiento. Ya nos hemos acostumbrado a los Forza más o menos anuales, por lo que uno más creo no nos emocionará de sobremanera, pero lo aceptaremos de buen grado. El más problemático, por sus múltiples retrasos, es Crackdown 3.

¿Crackdown 3 se retrasa a 2019? Kotaku asegura que sí habrá retraso

Se parte de la base que esta tercera entrega apareció de la nada hace un porrón de años. Poca gente se emocionó con el anuncio, y además seguimos esperando a ver algo nuevo sobre él -la nueva fecha anunciada es febrero de 2019-. Aunque saliera mañana mismo, no sería tampoco un lanzamiento de relumbrón. Como tampoco lo fue el de los notables Sea of Thieves o State of Decay 2.

Nuevos juegos son los que debe anunciar en su conferencia Microsoft. Tiene que tener un tino espectacular además para atrapar a la gente. Muchos deseamos un Lost Odyssey 2, por ejemplo, pero quizá no sea ese el título que despierte el interés general. Su principal rival se sacó de la manga The Last of Us, Uncharted, Horizon, y un montón de títulos novedosos en su día que han resultado muy rentables. ¿Por qué Microsoft no puede hacerlo? Seguro que sí.

Los third parties por supuesto también deben de estar presentes. Aunque eso nadie lo duda. Van a estar con total seguridad. La jugada de la exclusiva con Tomb Raider no funcionó excesivamente bien, pero sería un puntazo que se llevaran algo gordo. Se habla, de momento no se ha desmentido, de un juego de Superman desarrollado por Rocksteady. Un videojuego que se presuntamente se presentará en los 100 minutos de conferencia de Microsoft. Si Sony tiene a Spider-Man, ¿Microsoft tiene a Superman? Ojalá.

Para concluir este pequeño repaso, consejo o predicción (llamadlo como queráis), espero también que no vuelvan a perder el tiempo en hardware ultraexcesivo y completamente innecesario. El nuevo mando adaptado es fantástico. Es una magnífica idea. Debe mostrarse. Pero ya nos dieron la vara de lo potente de su consola hace un año y no queremos dilaciones inútiles para esta conferencia. Va por ti, HoloLens.