Microsoft quiere que Xbox One entre en la pequeña empresa como herramienta útil

Sí, no estáis leyendo mal, no. Marques Lyons, director de Consumer Camp -iniciativa diseñada para mostrar las tecnologías orientadas al consumidor de Microsoft- quiere que Xbox One sea material de oficina de las pequeñas empresas. Lo justifica como una herramienta útil en las operaciones del día a día, para sustituir al teléfono o al ordenador. Dice que podría ser “un gasto de negocio justificado“.

XboxOne_office

Está claro que lo de Microsoft y su “todo en uno” lo está llevando a límites insospechados. El señor Lyons dice que Xbox One puede hacer todo lo que hace un teléfono y un PC, de ahí que sea justificable la compra de una para usarla en la oficina:

Como propietario de una pequeña empresa, se encuentra un gran valor en el ordenador y el teléfono. Entre los dos se cubre todo el trabajo con relativa facilidad. Sin embargo, permítanme lanzar otro dispositivo que podría hacer lo mismo: la Xbox One. Lo que se está posicionado como un excelente dispositivo de entretenimiento puede ser tan tentador para usted y su negocio. En realidad, es completamente justificable que la Xbox One sea un coste de negocio.

No contento con eso, dice que las aplicaciones que tendrá la consola de Microsoft, como Skype, SkyDrive, Internet Explorer, Office Web Apps… y demás, serán perfectas para el negocio:

La Xbox One, a un precio de 499€, es una opción asequible para los propietarios de pequeñas empresas, ya que hay muchas características integradas en la consola que podrían ayudar. La historia de Xbox y las aplicaciones aún no ha sido escrita, por lo que es muy posible encontrar aplicaciones en el futuro que podrían ser de beneficio para usted y su negocio. Con la potencia de procesamiento, modo complemento, y la conexión a una pantalla de gran tamaño, que Xbox One tiene, este dispositivo es capaz de pasar de la “sala de descanso” a la “sala de juntas”.

Juzgad por vosotros mismos. Yo voy a proponer en la oficina que a partir de ahora escribamos a través de Xbox One. Si me pillan jugando apelaré al “no haberme puesto una consola de videojuegos como teléfono de oficina“.

Fuente: Blog