Este vídeo de Minecraft en la vida real da miedito

Minecraft destaca por encima de todo la capacidad que tiene para sacar nuestro lado más creativo, como demuestra un muchacho de YouTube que se ha montado un cortometraje del juego muy chulo, pero que nos da un poco de miedo.

 

Si estáis al día con Minecraft sabréis la cantidad inmensa que hay de gente subiendo tutoriales, guías, series trolleando al resto de jugadores… Pero la cosa no se queda ahí y es que hay un muchacho por YouTube creando cortometrajes que, tras haber echado mano de títulos tan conocidos como Mario, Lego o incluso Pokémon, decidió en junio jugársela con un poco del survival de cubos.

En este caso Nukazooka (nombre del canal de YouTube de este chaval) nos lleva a revivir momentazos bastante típicos y caóticos que se suceden en cualquier partida en cuanto nos movilizamos un poco.

Podremos ver cómo al principio del vídeo lleva consigo mismo un trozo de pan, y es que si sois un poco frikis de Minecraft sabréis lo importante que es llevar algo de comida encima. El pan es una de las mejores opciones por lo fácil que resulta para uno crearse un huertito chiquitín e ir tirando de trigo para fabricarlo (con un toque mágico, claro).

Lo cierto es que este muchacho se lo ha currado como el que más y es que también podremos ver cómo tala un árbol e incluso cómo cava para hacerse con la mena de diamantes que encuentra al entrar en una cueva. Aquí ha resbalado un poco y es que para los que no lo sepáis, culpables de mi coraçao, los diamantes se encuentran en la zona más profunda de los mundos de Minecraft.

Eso sí, no se le puede quitar ningún mérito a la batalla campal que nos brinda tras encontrar el diamante es realmente rica en detalles y seguro que le habrá supuesto un curro estupendo. Aunque si tenemos que sacarle alguna pega al cortometraje hay que destacar que el creeper ha sido un piscinazo ya que si nos basamos en la idea de su querido creador, Notch, el mob al que tanto cariño le tenemos debería haber sido un cerdo.

minecraft vida real video

Habéis leído bien, un cerdo. Notch se equivocó al crearle ya que no trabajaba con modelos, sino con código de programación puro y duro, y en un ataque de dislexia cambió el alto por el ancho, de modo que terminó saliendo un bicho de 4 patas con un cuerpo al más puro estilo Bratz (esas muñecas diabólicas que tienen un cuerpo tremendamente largo). Para rematar la idea del creeper, nos lo teníamos que imaginar como un mob viscoso, de modo que el vídeo se aleja un poco de esta idea principal. Pero es que no todo el mundo es tan friki como nosotros que indagamos hasta en el último de los detalles.

Sea como fuere, este muchacho ha sabido plasmar bastante bien el espíritu de Minecraft para que podamos hacernos una idea de lo creepy que podría llegar a ser si realmente existiese en la realidad. Nosotros nos quedamos con el momentazo del final. Vosotros culpables, ¿con qué momento os identificáis mejor?