Mitsuki y una edición completa confirmados para Road to Boruto

Mitsuki va a completar el panel de personajes incluidos en Road to Boruto, última expansión de Ultimate Ninja Storm 4. ¡Ya está completo el Equipo Konohamaru!

¡Fans de Naruto, estáis de enhorabuena! La expansión Road to Boruto contendrá a uno de los personajes más deseados por todos los fans, Mitsuki. Además, se podrá adquirir una versión completa de Naruto Shippuden Ultimate Ninja Storm 4 que incluye todos los DLCs del juego de Bandai Namco.

Mitsuki es el hijo de Orochimaru, uno de los principales villanos de la serie. Este último fue miembro de la organización Raíz, liderada por Danzo. Sin embargo, se vió obligado a desertar porque le descubrieron realizando experimentos ilegales con aldeanos.

Por lo tanto, Mitsuki se unirá a Boruto Uzumaki y Sarada Uchicha en cuanto a personajes jugables que conforman el nuevo elenco de Road to Boruto. Konohamaru Saturobi es el restante del Equipo Konohamaru, pero ya se incluía en el juego original. Por lo tanto, ahora ya tendremos al clan completo.

Seguramente ya lo tuviéseis claro al ver la incorporación Mitsuki, pero no viene mal aclararlo: si se conforma un equipo con tres de los luchadores del clan, formarán una técnica devastadora que hará de todo menos gracia a nuestro rival.

No hay que dejar pasar la otra parte de la noticia: Naruto Shippuden Ultimate Ninja Storm 4 incluirá una edición completa en la que estarán todos los contenidos descargables que han ido saliendo para el juego. Si aún no tenéis el juego y os gusta la saga, no hay excusa, culpables.

Esta edición contendrá el juego base, los 3 DLC lanzados (incluyendo dos escenarios del modo aventura, trajes y los Cuatro Ninjas del Sonido), además de la expansión Road to Boruto. No está nada mal, ¿no?.

Road to Boruto llegará en febrero de 2017. En él, trataremos de buscar superar a nuestro padre, Naruto, porque… porque… bueno, no puedo decirlo. Viene en la serie, por si no podéis esperar. Si no, seguro que se desgrana en el DLC, así que… ¡a disfrutarlo, culpables!.