Modo Botín de Call of Duty: Warzone

Modo Botín de Call of Duty: Warzone – Todo lo que necesitas saber

Si el Battle Royale os aburre, sabed que existe un modo más frenético llamado Modo Botín en Call of Duty: Warzone.

Los Battle Royale han ido evolucionando a pasos agigantados en muy poco tiempo. Lo que era una experiencia lenta y tosca en Playerunknown’s Battleground se ha ido convirtiendo en un proceso de refriegas rápidas, donde la gestión y el pertrechamiento se ha hecho más llevadero. Esto es algo que podemos corroborar con el Modo Botín de Call of Duty: Warzone.

Se trata de una modalidad especial gratuita donde varía bastante la experiencia de juego. Para empezar, no gana el equipo que sobreviva el último, sino aquel que haya reunido más dinero durante los 20 minutos que dura la partida.

Además, si morimos, no se acaba la acción. Seremos devueltos en paracaídas de nuevo al mapa tras unos segundos de penalización. Esto cambia enormemente el paradigma, siendo más atractiva la estrategia de lootear que la de cazar enemigos.

El dinero es lo que importa

Como he dicho más arriba, el objetivo de este modo es aprovisionarte lo máximo que puedas de dinero. ¿Cómo lo conseguimos? Pues bien, la forma principal es recorriendo las diferentes localizaciones del mapa. Casas, edificios, búnkers, dentro de contenedores… En todos los lados podéis encontrar fajos de billetes para aumentar vuestro contador.

Otra forma es directamente matando enemigos. Cada vez que matemos a un jugador, conseguiremos la mitad del botín que lleve encima. Algo que se aplica a nosotros si nos matan, como es lógico.

Y ojo con esto, que los 3 equipos que tengan más dinero, aparecerán siempre en el mapa para que los demás sienten la tentación de ir a por ellos. Lo que añade un plus de tensión inteligente y agradecido.

Tampoco faltan los contratos, una serie de misiones que podemos recoger para cumplir diferentes objetivos a cambio de grandes sumas de dinero. Pero de ellos os hablaré más tarde.

No te confíes, ¡salva todo el dinero que puedas!

Amasar dinero es el objetivo principal, sí, pero de nada sirve atiborrarse de billetes si después lo vamos a perder todo cuando nos apalicen los 3 intensos que vienen entrenados del Counter Strike: Global Offensive. Es por ello que lo mejor es que guardemos el dinero, como solemos hacerlo en los bancos en la aburrida vida real.

En Warzone tenemos 2 formas de hacerlo. La primera es la más arriesgada, pero a su vez, la más barata y contundente. Consiste en llamar un helicóptero en un punto concreto del mapa para que recoja todo lo que hayamos reunido. El problema está en que se avisa a todos los jugadores de la partida cuando se convoca, lo cual aumenta drásticamente la probabilidad de que vengan a fusilarnos.

La otra sale un poco cara pero es más segura y rápida. Tenemos que ir a cualquiera de las tiendas del mapa y comprar el globo fulton. Con él equipado, podemos desplegarlo y tendremos hasta 15 segundos para meter el dinero que lleve encima el equipo. Una vez pasado el tiempo, echará a volar y habremos salvado nuestras carteras. ¿Cuáles son las pegas? Pues de partida, que cuestan 30.000 $ y además, tienen espacio limitado, por lo que es posible que dejemos dinero en los bolsillos a merced de los carroñeros.

Disfruta de los progresos de subir de nivel

Cuando llevéis un tiempo jugando y hayáis subido vuestros primeros niveles, os daréis cuenta de que tenemos infinidad de armas y cosas que personalizar. Algo que puede chocar si solo jugamos al modo Battle Royale, ya que ahí, a no ser que cojamos el loot que suelta el avión, jugaremos con lo que encontremos durante la partida. Sin embargo, en el Modo Botín empezaremos ya con nuestras clases personalizadas, por lo que todos los cambios que hagamos en las armas, equipamiento y perks serán de utilidad durante el 100% de las partidas.

Eso no quita que podamos encontrar armas mejores si looteamos. De hecho, estas se clasifican en diferentes colores según su calidad, siendo las naranjas (legendarias) una alternativa muy interesante a nuestra arma de turno. No obstante, una vez os familiaricéis con un arma y set de habilidades concreto, os será muy gratificante ver como los cambios tienen una traducción práctica total en el Modo Botín.

De hecho, si andáis algo confusos con lo de gestionar las clases, podéis tomar ideas de las siguientes que os elaboramos en esta guía.

Contratos, la forma más segura de hacerse rico

La forma más rápida, sin andarnos con rodeos, es ser un hacha en los tiroteos e ir siempre a por los que copan las primeras posiciones para robarles el dinero. No obstante, si tiene una particularidad atractiva el Modo Botín, es que sabe recompensar a los jugadores pacientes y estratégicos. Es por ello que podéis obtener la Victoria Royale sin pegar un solo disparo y sin necesidad de recorrer todo el mapa buscando contenedores y loot.

Para ello simplemente tenéis que concentraros en los contratos, unos objetos con forma de tablet dorada que ya aparecen marcados en el mapa desde el comienzo. Los hay de 3 tipos: Captura de zona, que tal y como indica, tenéis que llegar a un punto del mapa y mantenerlo un tiempo X para conquistarlo, encontrar informes, que consiste en abrir 3 contenedores dentro de un tiempo límite y cazarrecompensas, donde se nos marcará un jugador enemigo como objetivo y tendremos que darle caza antes de que se acabe el tiempo.

Los contratos cunden mucho porque se hacen muy rápido y son infinitos, por lo que podemos pasarnos todo lo que dura la partida completándolos para engordar nuestros bolsillos. Cada contrato nos puede deparar entre 30.000 y 90.000 $, ahí lo de que sea tan interesante tenerlos en mente. Así que ya sabéis, coged un vehículo y no dejéis contrato sin cumplir, culpables.