Monitor AOC U3277PQU - Análisis de periféricos

Muchas veces, cuando hablamos de los ultra PC, de los Master Race, se no suele olvidar hablar de lo importante que son las pantallas. La gráfica, el procesador o la RAM son importantes, pero también lo es una buena pantalla que esté a la altura. Y por eso os vengo a hablar hoy de EL AOC U3277PQU. Sí, es un nombre muy poco sexy, pero aquí se cumple eso de que la belleza está en el interior.

Este monitor es uno de los de la familia más premium de AOC. Y es premium en todos los sentidos, porque cuenta con una pantalla IPS con una resolución de 3840×2160 en una gran pantalla de 32 pulgadas con 16:9. ¿Qué significa realmente esto en la práctica? Pues que vais a necesitar un espacio considerable y una mesa muy ancha para no haceros daño a la vista. Ya sabéis que cuanto más grande es una pantalla, más lejos os tenéis que poner. Si solo lo vais a usar para jugar con mando, no os va a suponer ningún problema; pero si vais a usar el ordenador más a menudo, para otras cosas o incluso jugar con teclado y ratón, la distancia es algo que tenéis que tener muy en cuenta. Aunque para echaros un cable en esto, los de AOC le han metido al monitor Flicker Free, una tecnología que reduce el parpadeo de la pantalla y también el cansancio ocular.

La primera diferencia que se nota con este monitor es, evidentemente, su tamaño. Yo venía de un monitor mucho más pequeño y al hacer el cambio, el salto en calidad se nota mucho. Lo primero que notas es que la pantalla te llena el campo visual, no alcanzas a verlo todo de un solo golpe de vista, como pasa en pantallas más discretas, como las de los portátiles, por ejemplo. Jugando, esto puede resultar un problema si no te alejas de la pantalla, porque no ves toda la superficie de un vistazo. Pero una vez que te haces a ella, la experiencia de juego es increíblemente satisfactoria.

Además, a pesar de que sea un monitor de la más alta gama, se nota que en AOC no han querido dejar a nadie atrás. El AOC U3277PQU cuenta con puertos para todo tipo de ordenadores: Display Port, HDMI, DVI y, si, también VGA. Puede resultar una tontería, pero se agradece que, costando lo que cuesta el cacharro de marras, no dejen a nadie atrás por una cosa como los puertos, que tampoco les cuesta nada meter. Incluso tiene varios puertos USB por si queréis usarla como pantalla remota de otro dispositivo.

Por otro lado, la pantalla también viene con altavoces incorporados, por si queréis conectar algún otro dispositivo, como una consola. Tenía mis dudas cuando vi que eran integrados, pero funcionan bastante bien. No pueden sustituir a un equipo de sonido específico, pero si no queréis gastaros más pasta de la que cuesta la pantalla, podéis estar tranquilos.

Pero en lo que realmente se nota la calidad del producto, es en los detalles.  Como por ejemplo que la base tenga por dentro una plataforma giratoria, que ayuda a girar la pantalla. Y creedme que se agradece porque la desgraciada pesa como un muerto. También la posibilidad de regular su altura o incluso girarla y convertirá en una pantalla vertical es lo que realmente la convierten en algo premium.

La pega que puede tener, quizás, se encuentra en las dos características más demandadas por los jugadores. El AOC U3277PQU tiene un tiempo de respuesta de 4 milisegundos y una tasa de refresco de 60 herzios. Es el estándar en pantallas, así que queda lejos de los que buscan poco lag o quieren jugar a una cantidad de fps desorbitada. Aunque no deja de ser cierto que las pantallas que tienen esas características son bastante más caras. Es una pantalla más pensada para el diseño que para jugar, pero por las características que tiene y por mi experiencia propia, es una pantalla todoterreno de bastante nivel. Hacía mucho que no me sentía tan a gusto usando una pantalla.

Si queréis haceros con esta pantalla, la tenéis en este link de Amazon por 921 euritos en el momento en el que estoy redactando estas líneas.