Monsters and Monocles - Primeras impresiones

Una de las cosas que más me sorprenden de Studio Ghibli, más allá de su excelente animación película sí y película también, es su capacidad de crear cintas que destaquen. Por ejemplo, ha habido miles de películas que reflejan las desgracias de la guerra, pero ninguna la recuerdo tanto como La Tumba de las Luciérnagas. Creo que la esencia de Studio Ghibli es también la esencia de Monster and Monocles y su desarrolladora, Retro Dreamer.

¿Qué es esto?

Y no es casualidad esta comparación. A día de hoy, son muchos los juegos que salen y se anuncian con la etiqueta de rogue-like”, muy especialmente dentro del panorama indie. Y no os voy a engañar, es un género al que le tengo bastante cariño. Pero eso no niega que dentro del amplio abanico de títulos que hay se esconda muchísima basura, solo por el hecho de que son juegos “sencillos de hacer”.

Pero es de recibo reconocer que, entre toda esta basura, merece la pena encumbrar a, quizá y con mucho cuidado, 3 juegos de este género. Hablo de The Binding of Isaac, Nuclear Throne y (quizá) Enter the Gungeon. Tal y como también merece la pena encumbrar solo a unas cuantas de las cintas del Studio Ghibli. Pues hoy quizá me pasaré de positivo o de confiado, pero con lo que he jugado, Monster and Monocles tiene todas las papeletas para que merezca ser encumbrado como uno de los grandes de este pequeño género.

Vamos a lo primero y más importante: este juego está en early access. Saldrá a partir del día 16 y se mantendrá en el early access alrededor de unos 10 meses. Durante estos 10 meses el juego se irá actualizando con más contenido, armas, monstruos, zonas y secretos. Al final de este periodo, supuestamente, es cuando saldrá el juego de manera oficial y entonces se seguirá actualizando poco a poco.

El juego a día de hoy

Y es que este problema es, probablemente, el más grave que le he podido encontrar al juego: la falta de contenido. Para un rogue-like es fundamental tener toneladas de contenido para que cada partida se sienta diferente. Hay alrededor de unas 20 armas, todas muy dispares entre ellas, aunque es cierto que unas son claramente mejores que otras, de las cuales podremos llevar 2 al mismo tiempo. Además hay un sistema de reliquias que podremos conseguir y mejorar que darán pequeños bonus como más vida. La idea es buena, pero falta pulirla un poco, pues son, como digo yo “mejoras numéricas”. Es decir, apenas se nota en la jugabilidad final.

monsters and monocles primeras impresiones

A día de hoy hay 3 zonas, muy diferentes, con enemigos propios, dos fases diferentes con una tienda entre ellas y un boss por zona. Cada partida requiere un objetivo distinto, ya sea matar a x monstruos, llegar a x lugar, o conseguir x objeto. Esto rompe con lo que teníamos establecido en el género, y la verdad es que con un par de vueltas puede ser un puntazo al casar con la idea básica de un rogue-like. Eso sí, se terminan bastante rápido, y sin mayores dificultades, de nuevo, por falta de enemigos y en esencia, contenido.

Por otra parte, el nombre del juego deja clara muchas cosas. Monster and Monocles te deja ver su ambientación desde la segunda “M”. El juego es una mezcla entre lo gótico y lo cyberpunktodo con un buen toque de humor, donde podremos controlar a 4 personajes, un inglés con monóculo y buenos modales, una inglesa con sombrero y buenos modales, un perro a dos patas con un traje y buenos modales, y un robot con bombín y buenos modales. Y tras todo esto, también es de recibo decir que tiene un modo multijugador (bastante verde a día de hoy) pero que de funcionar…. no me atrevo ni a pensar la cantidad de horas de diversión que puede llegar a dar y el porcentaje de mi vida que soy capaz de perder en él.

Apunta alto

Un buen resumen de este juego a día de hoy es que es como otro buen rogue-like. Podría ser uno más del montón, claro. Podría ser otra película de animación, o una del catálogo de Ghibli fuera de las 6 o 7 que gustan a casi todo el mundo, claro. Pero tras haber jugado a varios de su género… realmente se enciende esa pequeña lucecita que me alarma: “ojo con este, que puede ser algo grande”.

monsters and monocles primeras impresiones

Es la esencia del Studio Ghibli de la que os hablaba antes. El estudio Retro Dreamer se ha mostrado inconformista hasta el límite. Quieren hacer un juego con unas bases claras y muy divertido. No quieren nada de pretensiones, ni de historia (básicamente se abre un portal del que salen monstruos y hay que ir a darles caza, punto) ni nada por el estilo. Diversión pura y dura. Va a eso, y si va por buen camino lo conseguirá sin ninguna duda.

Además de eso, han pensado en un rogue-like. Podrían haber hecho que el mundo fuera aleatorio, meter armas por meter y enemigos y hala, rogue-like número 183 fuera y a vender. Pero en absoluto. Le han querido dar un pequeño giro de tuerca a absolutamente todo para que se sienta fresco y renovado. Como hace Studio Ghibli con sus mejores películas de las que se respira un cargado y denso aire propio.

No han querido basarse en la munición, como hacen Nuclear Throne o Enter the Gungeon, esta vez las armas funcionan con un sistema de sobrecalientamiento. No han querido ser simples en el combate, han metido algunas mecánicas como el dash que funciona a modo de esquive, como Enter the Gungeon. No han querido quedarse en lo más banal del modo de un solo jugador, también se han aventurado a poner un multijugador. No han querido basarse en nada más que la repetición, han metido también objetivos en las partidas… Podrían haber sido otra película más de Ghibli, pero no han querido.

monsters monocles primeras impresiones

Conclusiones

La esencia de Ghibli, a mi ver, es querer dar siempre un poquito más, no basarse tan solo en su excelentísima animación y ambientación. Lo ponen todo, y se nota que les gusta y lo hacen con cariño. Sobretodo en sus mejores películas. En el género del rogue-like hace falta un Studio Ghibli. Pero a falta de él, qué mejor que juegos que se hagan con todo el cariño y con todo el saber hacer de la esencia de Ghibli. The Binding of Isaac fue el primero, le siguió Nuclear Throne, y recientemente ha llegado Enter the Gungeon. Este título tiene mucho de estos tres juegos, y a su vez es él mismo. Si no hay una gran sorpresa de por medio, yo pongo la mano en el fuego por él como el cuarto gran rogue-like.

Si os gusta el género y en especial los juegos mentados, no es que lo recomiende tal y como está ahora mismo, pues tiene bastantes fallos (normales, evidentemente) como errores en los controles, fallos visuales, la inteligencia artificial de algunos enemigos y le falta bastante contenido. Pero es que pasa una cosa, y es que por lo general al decirme que tengo que hablar de un early-access un escalofrío me recorre al saber la cantidad de mugre que se mueve por ahí. No obstante, este juego ya a día de hoy tiene cosillas que lo hacen un juego muy interesante Quizá no lo recomendaré ahora, pero sí que recomiendo que tengáis un ojo con monóculo encima de él, porque tras los meses y actualizaciones podrá ser un muy buen juego.