Movistar eSports, la apuesta (necesaria) que faltaba

Movistar anuncia un nuevo canal en Movistar+, Movistar eSports, dedicado en exclusiva a los deportes electrónicos, pero también da la sorpresa con su nuevo club: Movistar Riders.

Si se entrena como en un deporte, se compite como en un deporte y se vive como un deporte, pues será un deporte. Esa es la premisa que ha seguido Movistar en su alianza con la ESL para potenciar los eSports en España. Y si es un deporte, pues hay que empezar a tratarlo como tal, y así va a pasar en Movistar eSports.

Las intenciones de Movistar ya se veían desde el primer minuto que comenzó la presentación del acuerdo. En el escenario no estaba cualquiera representando a la compañía de telefonía, estaba Carlos Martínez, una de las caras más conocidas del fútbol en Movistar+. Como maestro de ceremonias resultó idóneo para dejar claro que Movistar va en serio en este acuerdo y que le van a dar a los eSports el tratamiento que se merecen en España.

Pero entre bromas de los presentadores y autopalmaditas en la espalda que se dio Luis Miguel Gilpérez (Presidente de Telefónica España) cuando salió al escenario, pasaron unos minutos bastante soporíferos. “Los campeones de España van a tener fibra de Movistar porque es la mejor del mercado”, dijo Gilpérez en un momento, con un nivel de humildad de -35 sobre 10.

Afortunadamente para los asistentes dejó de lado ese corporativismo tan rampante para empezar a hablar de lo que realmente importaba en la presentación: los eSports. “Buscamos estar posicionados en el mundo de los jóvenes”, reconoció Gilpérez cuando le tocó explicar el porqué de su apuesta por este tipo de competiciones. “Estamos ante el nuevo deporte”, sentenció.

¿La primera pata de esa apuesta? Movistar eSports, un canal en Movistar+ dedicado en exclusiva a todo el mundo de los deportes electrónicos. Tienen previsto no solo retransmitir los partidos y competiciones de la ESL, sino que van a profesionalizar mucho más a los comentaristas. Anunciaron que estaban fichando a los mejores casters para que lo den todo desde los platós de Movistar+. Además de eso, en Movistar eSports habrá un magazín semanal, informativos, contenido exclusivo de creación propia, etc. “Los jugadores se van a tener que acostumbrar a algo que les pasa a los futbolistas”, decía Carlos Martínez en el escenario. “Van a tener una cámara detrás de ellos todo el tiempo para contar su historia”.

Movistar no tiene pensado simplemente hacer lo mismo que venía haciendo la ESL hasta ahora. Van a potenciarlo con toda su infraestructura y sus medios audiovisuales, que deben de ser pantagruélicos. Los eSports también tendrán tiempo dentro de la sección de deportes del resto de informativos de Movistar.

Con Movistar eSports lo que realmente consiguen es diferenciarse y alejarse de la competencia, por mucho que durante la presentación insistieran que han venido aquí a sumar y no a dar lecciones a nadie de cómo se hacen las cosas. Pero es lo que han hecho indirectamente. Veamos cómo está su principal competidor. La LVP cuenta con el patrocinio de Orange, que solamente pone dinero y el nombre, y de Mediapro, que sí que les aporta medios para tener unas retransmisiones más profesionales. Pero lo que no hacen ni Orange ni Mediapro es coger los eSports y llevarlos a una plataforma y una audiencia totalmente nuevas y masivas, que es lo verdaderamente importante de la apuesta de Movistar.

Más que un club canal

Pero como decía Carlos Martínez, “Movistar no está aquí para ser solo un espectador, sino que viene a ser un actor”. Tras darle bombo al canal, vino el otro plato fuerte: Movistar Riders, el club de Movistar. Tres nombres para comenzar. Fernando Piquer, el CEO del equipo; Lucas Rojo, el director deportivo; y Jorge Sainz, el manager general. Junto a ellos, Movistar presentó a un jugador de cada uno de los cinco equipos que integrarán Movistar Riders, pero el resto de jugadores todavía es una incógnita.

Por el momento, Riders va a contar con equipos de FIFA 17, Hearthstone, League of Legends, Call of Duty y CS:GO, que son los juegos que tienen ahora mismo más audiencia e impacto en España. Tendrán que empezar de cero, al ser un equipo de nueva creación, pero con todo el talento y los recursos que tienen detrás (contarán con un centro de entrenamiento incluso), no tardarán en llegar a lo más alto de las competiciones de la ESL.

El compromiso de Movistar parece bastante elevado, aunque dejaron mucho en el aire. ¿Cuánto durará este acuerdo? ¿Ofertarán los contenidos de Movistar eSports en Youtube? ¿Estará disponible en todos los paquetes de Movistar+? ¿Cómo potenciarán los eventos de la ESL más allá de la retransmisión por su canal? Lo que sí parece claro es que la apuesta más grande por los eSports que una tercera compañía ha hecho en España. Y es la apuesta que faltaba.