Muere Bud Spencer, biografía de un repartidor de tortazos

Ha fallecido Bud Spencer a los 86 años, el famoso actor conocido por sus películas con Terence Hill en las que repartía tortazos con la mano abierta. Que le vamos a contar que no sepa a una generación que ha crecido con sus películas. Más de cuarenta cintas, tanto en pareja con Hill como en solitario, entre las que se incluye también la española Al Límite, con Lidia Bosch.

Sin embargo, Carlo Pedersoli (nombre real), era mucho más que un matón gracioso en la gran pantalla. Repasamos la vida fuera de las cámaras del icono italiano Bud Spencer en esta biografía.

Nacido en Nápoles, su familia emigró a Sudamérica cuando era joven. Allí pasó por muchos oficios antes de ser el Bud Spencer que hemos conocido: bibliotecario, trabajador de la construcción, vendedor de coches… pero si hay una actividad que marcó la vida de Spencer más allá de la interpretación fue el deporte. Pasó a formar parte del equipo de natación de Italia cuando regresó a su país natal y fue siete veces campeón de los 100 metros libres, llegando incluso a conseguir récord, siendo el primero en conseguir la prueba en menos de un minuto.

Además de nadar y ser parte del equipo de waterpolo, participó en los Juegos Olímpicos en tres ocasiones: Helsinki 1952, Melbourne 1956 y Roma 1960. Además, compitió en la primera edición de los Juegos Mediterráneos en Alejandría, en 1951, ganando dos medallas de plata. La siguiente edición se celebraba en Barcelona, en 1955 y Bud Spencer añadía a su biografía la medalla de oro en waterpolo.

Ya retirado de la competición y más famoso por su faceta de actor que por sus logros deportivos, en 2007 conseguía los títulos de entrenador en las dos disciplinas en las que destacó, natación y waterpolo.

Bud Spencer, biografía más alla del cine y el deporte

Su 1.94 m de altura y su fortaleza física no le impedían ser además un cerebrito en otras materias. Aunque no acabó sus estudios en Química, sí se licenció en Derecho y Sociología, con un doctorado en Derecho. Sus estudios le llevaron incluso a trabajar en varias embajadas italianas. Gracias a los traslados de su familia durante su juventud y sus viajes por el mundo, Carlo Pedersoli hablaba también seis idiomas, entre ellos, el alemán y el español.

Pero si crees que esto es mucho, aún no queda nada. Los oficios y sectores que ha tocado Bud Spencer en su biografía, y no precisamente con un mamporro de mano abierta, han sido muchos más. No solo era piloto de avionetas y helicóptero, también fundó la compañía Mistral Air, una aerolínea comercial conocida por sus acuerdos con el Vaticano para viajes de peregrinos y feligreses a lugares santos.

La política ha sido el punto débil de Bud Spencer. Tal vez penséis que cualquiera votaría a un tipo tan carismático y peculiar, pero no. En 2005 fue candidato a las elecciones regionales italianas por Forza Italia, partido de Silvio Berlusconi. No obtuvo resultados significativos y dejó su carrera política.

Podríamos seguir, porque tiene hasta libros y componía música para algunas de sus películas. En definitiva, Bud Spencer fue uno de esos seres capaz de destacar en todo lo que hacía y gracias a eso, nosotros siempre tendremos sus películas.