Eiji Aonume dice que será un estándar ver un mundo abierto en The Legend of Zelda

Ha gustado el nuevo concepto de mundo abierto en The Legend of Zelda, culpables. Y por ello no es de extrañar que Breath of the Wild no sea el último en usarlo.

Con echarle un vistazo a las notas que se ha llevado Breath of the Wild nos podemos dar cuenta de una cosa. Básicamente es que ha gustado. Ha gustado y mucho, sin lugar a dudas. Por eso no pilla a nadie por sorpresa que el concepto de mundo abierto en The Legend of Zelda se vaya a volver a usar en posteriores juegos.

No es una especulación, sino una afirmación. Del propio Eiji Aonuma, su productor. Lo ha dejado caer como quien no quiere la cosa en una entrevista a Famitsu. Los compañeros japoneses le preguntan directamente si se continuará usando este concepto. Él mismo responde:

Creo que, en el futuro, será un estándar ver un mundo abierto en The Legend of Zelda.

¿Es un guiño hacia el próximo proyecto que tienen en mente los chicos de Nintendo para Link y sus compañeros? Pues podría ser. Sin embargo, de aquí a que veamos algo del nuevo juego tendremos que esperar bastante. Antes de que llegue una entrega (exclusiva en teoría) para Nintendo Switch, tendremos que disfrutar de los DLC que irán llegando a lo largo del año.

Un cambio en la franquicia

Como decimos, esta afirmación no le pilla de sorpresas a ninguno. Es más, viendo cómo ha funcionado, lo que cabría esperar es que los sucesivos juegos siguiesen este patrón. Y por supuesto, que lo mejorasen. Sería difícil ver un nuevo juego de Link de sobremesa, que diese marcha atrás y se olvidase de esta idea.

¿Se ha convertido entonces The Legend of Zelda: Breath of the Wild en un verdadero punto de inflexión? ¿Podemos compararlo entonces con Ocarina of Time? Posiblemente, culpables. Ambos juegos rompen las reglas establecidas anteriormente con la saga de muchas maneras. Y los dos con capaces de poner unas líneas y unas guías a la hora de hacer nuevos juegos de mundo abierto.

La interacción con el mundo, la libertad, los detalles, la exploración, el combate… Todo lo que hay en The Legend of Zelda: Breath of the Wild tiene un mimo y un cuidado brutales. ¿Serán capaces de mejorarlo? Y lo más importante. Teniendo en cuenta que Monolith Soft, creadores de Xenoblade Chronicles, han participado en el proyecto, ¿veremos un Xenoblade Chronicles 2 a la altura del Zelda?