NieR: Automata muestra sus facetas RPG en un nuevo gameplay

NieR: Automata se ha vuelto a dejar ver a una semana de su lanzamiento para mostrar varias de sus características RPG. Unas muy usuales y otras más adaptadas al mundo apocalíptico y robótico.

 

Square-Enix ha publicado en su canal de YouTube un nuevo gameplay de 27 minutos de NieR: Automata. En él apreciamos varios elementos de rol que estarán presentes en el título, más allá del combate que se encuentra más enfocado al hack ‘n’ slash.

 

En el extenso gameplay se aprecian varios de los elementos más recurrentes de los juegos de rol como puede ser la alta cantidad de diálogo, variedad de misiones, la mejora de equipamiento o la búsqueda de objetos, tal y como apunta VG 24/7. Y un minijuego de pesca, claro, cómo no. Se va a volver en el nuevo cliché de los juegos japoneses.

Dejando esto de lado y, a nivel de mecánicas, son varias las similitudes con el género que se pueden encontrar.Lo primero que llama la atención es la posibilidad de configurar a 2B, como se vio también en la demo, con un sistema de chips. Se pueden acumular y desbloquean diversas habilidades o alguna que otra modificación, como un aumento de daño. También podremos hacer uso de monturas, como ya habíamos visto.

nier automata rpg gameplay

Otra cosa curiosa y que recuerda, más que a un JRPG tradicional, a la saga Souls, es la posibilidad de volver al sitio en el que has muerto para conseguir alguna mejora o, lo que es bastante más tétrico, que tu cadáver te ayude en la batalla. Y hablando de ayudar en la batalla, ese bicho que nos acompaña todo el rato tiene 17 modos distintos con diferentes habilidades, desde grandes martillos hasta láseres o habilidades defensivas, así que la personalización está asegurada.

Todo esto y mucho más será lo que podremos disfrutar en algo más de una semana, el día 10, cuando por fin salga a la venta NieR: Automata. La fecha de lanzamiento después de juegos como Horizon o Zelda y antes de otro como Mass Effect no le hace un favor, precisamente. Pero aquí seguimos unos cuantos esperándolo con muchísimas ganas.