Nintendo Switch de Monster Hunter Rise

Se anuncia una Nintendo Switch de Monster Hunter Rise

Si queréis sacar al cazador que lleváis dentro en toda su gloria, no podéis dejar escapar esta Nintendo Switch de Monster Hunter Rise

Hay cosas bonitas en el mundo, culpables. Están la luna y las estrellas en el firmamento, están las creaciones artísticas que la humanidad ha ido haciendo a lo largo de los siglos… y está la Nintendo Switch de Monster Hunter Rise. ¿Cómo? ¿Que me estoy pasando? ¿Pero la habéis visto? Bueno, puede que esté hablando mi parte más fangirl, lo admito, pero es que la consola parece hacer las delicias de todo cazador.

No es algo nuevo que Nintendo saque una consola temática dedicada a un título o saga. Ya hemos tenido muchas de Mario, Zelda y sí, incluso de Monster Hunter en 3DS. Por ello nos hacíamos a la idea de que este diseño saldría más tarde o más temprano. Aunque, claro está: pese a saber que saldría uno de la saga, no podíamos conocer su aspecto. Y lo cierto es que no nos disgusta en absoluto lo que vemos, tal y como habéis podido comprobar por el primer párrafo de esta noticia. Y es que pese a su sencillez, tiene mil detalles que hacen que cualquier cazador babee por ella.

La consola, tal y como podéis ver, cuenta con un color negro, pero esos adornos dorados del Magnamalo sin duda le dan clase. Por supuesto, el que la consola venga adornada no lo hace todo, nos gusta la idea de que tengamos más que algo bonito que enseñar. Esto se traduce en que, tal y como se espera, la consola vendrá con un código de descarga de Monster Hunter Rise, el contenido de bonificación y el pack Deluxe DLC que nos permite obtener armaduras y otros elementos estéticos para el juego.

Pero ahí no acaba la cosa, camarada culpable. Monster Hunter es una saga que, queráis que no, tira mucho. Así que al lanzamiento de esta consola podéis sumarle un mando pro especial, también con motivos del Magnamalo. Ojo, el mando se vende por separado, pese a lo cuál eso no quita que, nuevamente, no podamos admirar su diseño. Con ellos delante vamos a estar deseando dar caza a los monstruos el 26 de marzo, culpables.