Así se fabricó la Nintendo Switch fake con una impresora 3D

La Nintendo Switch que estuvo circulando por internet durante toda esta semana era un fake, desde luego. Pero el proceso de su fabricación fue real. Y es una pasada.

La historia de Nintendo Switch se está convirtiendo en un verdadero saco sin fondo de especulaciones, fakes, rumores e idas de olla. Y la última fue la que protagonizó un modelo de la propia consola que, supuestamente, había caído en las “manos equivocadas”.

Con una serie de streamings en las que el canal Etika mostraba un “prototipo” de esta Nintendo Switch, su popularidad, evidentemente, saltó por las nubes y acabó llegando a mucha gente que, por supuesto, no terminaban de dar demasiado crédito a todo esto.

Sin embargo, más allá del montaje y su resultado visible en cuanto a publicidad de dicho canal se refiere, lo que hay que admitir es que el trabajo que hay detrás de la fabricación de este prototipo es, sin duda, algo digno de elogiar.

El artífice de este trabajo ha sido el mismo que, en su momento, diseñó el mando oval de Nintendo NX que resultó ser un fake como la cabeza de Stewie, Frank Sandqvist. El muchacho usó una impresora 3D para fabricar las distintas piezas, además de otros procesos como al pintado, lijado y cortado de las piezas.

Y así es cómo lo hizo. No le perdáis las vista al vídeo porque es simplemente impresionante.

Evidentemente el producto no es funcional, pero el cuidado que ha tenido para que todas las piezas encajen a la perfección y que sean capaz de aparentar, el menos a primera vista, como una Nintendo Switch “original”. Eso sí, si nos paramos a verlo un poco mejor, al final se nota que los mínimos detalles no son exactamente los mismos que los de la nueva consola de Nintendo.

Pero aún así ha sido todo un verdadero currado. Sin duda alguna, uno de los mejores “fakes” que se han podido sacar de la manga.