En medio de la lucha de cifras de las ventas de consolas de nueva generación, Nintendo, para variar, continúa a su bola y anuncia que en EEUU se ha alcanzado la friolera cifra de diez millones de unidades vendidas de New Super Mario Bros. desde que fuese lanzado allá por 200 9 para Wii (sin la U).

Como podéis ver, el anuncio se hizo a través de twitter y con una frase muy ocurrente. “Eso hace un montón de trajes de pingüino”.  Pero dejando el tema de las carencias en la elocuencia y ocurrencia de Nintendo América, hay que reconocer que este logro no lo hace cualquiera, y mucho menos un juego de una de las consolas más pirateada.

Algunos juegos de Call of Duty consiguen llegar a quince millones entre todas las plataformas en las que han salido y solo los grandes del lugar, como, por poner un par de ejemplos, GTA o HALO, pueden presumir de tener números de dos cifras de millón en sus ventas.

Y hablamos de ventas de un exclusivo en un único país. NO hace falta decir que las ventas mundiales superan, en mucho, a esta cifra. Evidentemente, por cosas como estas, Mario es una de las grandes estrellas de Nintendo… y del mundo de los videojuegos ¿no?