Nioh, 10 consejos para sobrevivir o morir dignamente

Después de una hermosa e hijoputesca demo alfa y ahora una beta donde la dificultad vemos que es menor, tenemos una cosa muy clara de Nioh: Es un videojuego difícil. Sí amigos el videojuego del Team Ninja pese a tener unos cuantos cambios que han mejorado la experiencia del juego, sigue siendo un videojuego exigente, difícil y en algunos momentos un auténtico despropósito.

Pero tranquilos que aquí estamos para daros unos consejos y que el camino no sea tan terrible a ver si llegáis a ser mejores samurais. La beta se termina pero os servirán igual para el juego final.

Paciencia

Como buen samurai hay que tener paciencia. Mucha paciencia. No son pocos los que no han podido pasar del primer nivel o incluso no pasar ni de la playa. Por lo menos en la beta empezamos con algunas armas y no como en la alfa que no teníamos nada. Al primer enemigo lo teníamos que liquidar a base de puñetazo y patada para ver si con un poco de suerte nos daba su arma. Y otra cosa: Vamos a morir tropecientas veces pese a tener armaduras y armas todopoderosas así que… PACIENCIA.

Espíritu animal

Parece una tontería pero elegir bien el espíritu es importante ya sea en una misión o de cara a un jefe. Este a medida que vamos ganando armita podemos subirlo de nivel y mejorarlo. De primeras os recomiendo muy fuerte elegir al tiburón. ¿Por qué? Pues por dos razones bien sencillas.

Una es que su efecto dura más que los otros. No tiene tanta potencia, pero al durar más y si tenemos una buena arma podemos causar verdaderos estragos contra nuestros enemigos. La segunda razón es que este espíritu nos viene bien a la hora de empezar un nivel y saber donde están los enemigos.

El mapa de Nioh es un desastre. No nos dice donde tenemos que ir, pero si tenemos a este espíritu veremos que nos indicará en un punto rojo donde están los enemigos. Algunas armaduras también tienen esta característica, pero hay que encontrarlas.

Cuando atacamos con el poder de un espíritu animal no somos invencibles así que mucho cuidado. Los enemigos nos pueden quitar vida, incluso hay jefes finales que pueden neutralizar el espíritu.

La mejor arma no es la más poderosa y la mejor armadura no es la más pesada

Seguro que has llegado a un jefe final o sale el Oni de turno desde una esquina y te da de hostias hasta que ves como la pantalla se vuelve gris y mueres. Inmediatamente después de soltar un “me cago en la hostia” por tu cabeza empieza a aparecer una pregunta: ¿Por qué coño me han matado si llevo el mejor equipo? ¡ERROR! Que lleves la armadura más pesada y con mejor defensa no quiere decir que sea la mejor. Si ves que en tu inventario la armadura “poderosísima” aparece de color blanco ni te acerques. Ve a por las armaduras que sean de color amarillo, morado o azul pues estas tienen propiedades especiales.

Encima hay que tener en cuenta el peso de esta. No todos los enemigos son como el Oni de las dos “bolas” encerrado en el barco. Hay enemigos que son muy rápidos y una armadura pesada lo único que nos hará será recibir daño. Resistiremos, pero debido a los continuos golpes veremos como el Ki se nos pone a cero y nos deja totalmente vendidos.

Con las armas pasa más de lo mismo. Las mejores no son las que tienen mayor nivel de ataque. Estas también presentan diferentes colores y al igual que con las armaduras lo mejor es pasar de las que aparecen en blanco (yo directamente las vendo en los altares). En cuanto a las armas es cuestión de gustos. Mientras que a mi me gusta utilizar la lanza para los jefes finales y de esta forma mantener la distancia, he visto gameplays de gente que utiliza solo una katana o el hacha. Supongo que habrá algún loco que le bastarán solo sus puños.

Nioh guia consejos

Cuando crees que eres el mejor con la katana llega este y te dice que NO, que eres un Ñarder.

Familiarizarse con las armas

Las armas en Nioh tienen nivel y si además las utilizamos mucho, vemos que William se familiariza con ellas. Esto hace que suban de nivel, mejoren sus atributos y sean más poderosas. Lo bueno es que si llevamos equipada, por ejemplo, una katana pero vamos utilizando una lanza, la katana también va subiendo de nivel pese a no estar utilizándola. Es algo de lo que hay que aprovecharse. Lo mismo ocurre con los arcos, mosquetes y cañones.

¡No corras! Eres un puto samurai, así que LUCHA

Hay veces en los que dan ganas de salir por patas y correr hasta el altar más próximo, pero Nioh es un videojuego cabroncete y los enemigos no olvidarán tu cara. Una vez te han visto te perseguirán hasta darte caza y si cometes un fallo, morirás. Así que amigos lo mejor es morir luchando porque si huyes te vas a ver en medio de una casa con dos yokai, un oni, un samurai muerto, una rueda demonio escupiendo fuego y un señor de Murcia con bigote que pasaba por allí.

¡No corras! Hay trampas

Como habréis visto en el anterior vídeo, si no tenemos cuidado un pequeño error nos cuesta la vida. Nioh está repleto de situaciones de este tipo como techos que se caen, enemigos escondidos detrás de un pilar o entre la hierba, demonios rueda que vienen sin avisar o samurais que aparecen por arte de magia delante de nosotros.

Esto último ocurre frecuentemente en los niveles del Ocaso. Creemos que se trata de la tumba de otro usuario caído en combate pero no, es un pedazo demonio en forma de samurai que viene a por nuestra cabeza sin nosotros haberlo pedido.

En el apartado espíritu ya lo he comentado. Lo mejor en estos casos es tener el espíritu del tiburón y que nos indique donde se encuentran los enemigos, aunque hay algunas veces que no los marca en el mapa así que precaución.

No hagas caso de las indicaciones de nivel. Eres un casual

Es algo de lo que no hay que fiarse. En toda misión, Nioh te marca el nivel necesario para poder plantar cara a los bicharracos que nos esperan. ¡Ni caso! ¿Qué pone nivel 7? Vas a necesitar ser como mínimo nivel 15. ¿Qué te pone nivel 30? A farmear como un loco armita para subir de nivel.

Y es que Nioh es así. Cuando crees que eres lo más y tienes un equipo que es la hostia, siempre habrá un momento complicado o un enemigo que puede contigo. Además que lo de los niveles es muy relativo. En Nioh al subir de nivel no subes de todo. Nuestro personaje tiene diferentes apartados como Fuerza, Habilidad, Ninjutsu, Espíritu, etc, y cada uno de ellos se sube de forma independiente.

nioh guia consejos

Estas ruedas escupen fuego y te pueden hacer mucha pupita, pero a los otros enemigos también.

Observa los ataques de los enemigos

Si sabes cómo ataca tu enemigo, entonces tienes mucho ganado. Observa siempre a los enemigos antes de atacar, sus movimientos, las armas que llevan, si hay otros enemigos cerca. Igual antes te viene bien limpiar un poco el escenario con el arco con unos cuantos flechazos a la cabeza. Si te decantas por el mosquete o el cañón ten en cuenta que los enemigos que están cerca escucharán el ruido del disparo.

En cuanto a los enemigos finales no te preocupes, pues la primera vez que te enfrentes a uno de ellos vas a morir. Utiliza el primer encuentro para familiarizarte con sus ataques, cuales son sus puntos débiles y si tienes que cambiar de armadura y armas. Igual ese dichoso enemigo te paraliza y para nada te sirve la armadura tocha que pesa 10 kilos. O igual tiene un ataque el cual te muerde y recupera vida, así que mejor esquivar que cubrirse.

Una vez hayas tenido un primer encontronazo con el dichoso jefe, es recomendable hasta quitarse del equipo el arco y el cañón y solo utilizar un arma. Yo por ejemplo casi siempre me decanto por la lanza para poder mantener la distancia y no llevarme una sorpresa. Después también soy partidario de llevar mucha bomba y talismán. Estos últimos nos protegen de ciertos elementos (agua, fuego, electricidad, viento…) y además dan atributos a nuestras armas.

Domina el estilo de combate y serás el AMO

Da igual que tengas la arma que tengas. Estas tienen tres posiciones y atacan de diferente forma. El sistema de combate de Nioh consiste en ir intercambiando estas posiciones, esquivar o defenderse. Hay veces que es mejor dejar de dar un golpe y esquivar ya que de esta forma nuestro Ki se recupera más rápido. Es algo de lo que tenemos que estar siempre al tanto: El Ki.

Si por lo que sea estamos en un combate, el Ki se termina y tratamos de esquivar, golpear o defendernos, William se quedará paralizado unos momentos recuperando el aliento. Este es un momento crítico que los enemigos no dudarán en aprovechar así que lo tenemos que evitar a toda costa.

He visto muchos gameplays de gente jugando y la mayoría casi siempre utiliza la posición alta en las armas (posición con los golpes más fuertes). Esta posición es buena para los enemigos humanos o algunos yokai, pero cuando os enfrentéis a enemigos más grandes vale la pena ser rápidos y estar esquivando para no quedaros vendidos. Después hay jefes finales que no son grandes pero igual de temibles por su velocidad y agilidad. ¡AH! Y los ninjas. En Nioh no podían faltar los ninjas. Estos son rápidos y “tramposos”, pues a la mínima que te descuides te lanzarán una bomba u otra arma. Encima no paran de correr, saltar, esquivar…

Lo que no quieras, FUERA

Armaduras, armas, amuletos… Todo esto se puede ofrecer en un altar y que nos premien con armita para poder subir de nivel, así que no acumules trastos. Nada más tengas la oportunidad de vender cosas lo ideal es hacerlo y ver si podemos subir de nivel. Si en las armas tenemos la familiaridad al máximo, nos darán más cantidad de armita. El equipo que rápidamente os aconsejo vender es el que aparece en blanco, pero ojo con ir a lo loco no sea que vendáis parte de vuestros items equipados sin daros cuenta.

Y con estos diez consejos me despido. Aun quedan unos días de beta y quiero darle duro y ofrecer algún que otro gameplay porque los niveles que han puesto nuevos me gustan, así como sus jefes finales. Estoy pensando y casi que podría comentar una cosilla más, un consejo y es que exploréis cada rincón de los escenarios. Podéis encontrar armas, armadura, aguas termales para recuperar vida, los bichejos verdes que se van acumulando en los altares y descubrir los atajos de los escenarios para no tener que pasar por el mismo infierno una y otra vez.

Ahora sí, me despido y os dejo con la aparición de Hattori Hanzo en Nioh. Eso es un reloj y lo demás son tonterías.