Nioh, guía para desbloquear el talismán de la pereza

¿Mueres mucho en Nioh en un jefe final? No te preocupes, puede que seas malo juegando pero al menos te explicamos cómo conseguir la magia “el talismán de la pereza” que ralentiza a los enemigos.

 

Si te cuesta algún rival final de Nioh puedes dejar de preocuparte: hay una magia que hará que casi cualquier combate contra un jefe sea mucho más fácil. Concretamente, la llamada “Talismán de la pereza” dentro del árbol de habilidades de la Magia Onmyo, que ralentiza a un enemigo.

nioh guia talisman pereza

En Nioh, para los más perdidos, hay varios tipos de destrezas. Están las de las armas, las de Ninjutsu (que son habilidades de apoyo, como shurikens o talismanes elementales para imbuir las armas) y, finalmente, las de la Magia Onmyo. Estas últimas son las más esotéricas y extrañas, además de las que menos se suelen utilizar, como es obvio. Esto va de samuráis, a katanazo limpio, como kami manda. Pero la cuestión es que tienen efectos muy poderosos y que nos pueden servir de mucho.

El talismán de la pereza del que hablamos lo que hace es ralentizar todas las acciones (el conjunto total de animaciones, de hecho) de un enemigo en un 50%, volviéndolo, evidentemente, mucho más lento. Vamos que sí, que es demasiado fuerte. Para que os hagáis una idea de la utilidad del talismán dejo un vídeo del canal de YouTube de Fightin Cowboy en el que lucha contra Hino Enma haciendo uso de él. Pasa de ser una vampiresa muy agresiva, rápida y destrozamandos a ser un chiste malo.

 

Lo mejor del hechizo es que funciona con cualquier tipo de enemigo (aunque no sabemos aún si lo hace con todos los bosses), ya sean jefes finales, yokais o un bandido principiante que trabaja a media jornada como catador de kusarigamas. Eso sí, para poder tenerlo disponible antes hay que hacer un par de cosas.

La primera, como dicen en VG 24/7, es haber completado la misión principal llamada “Resurgen los bramidos del mar”. Una vez hecha se desbloqueará en el dojo la misión de entrenamiento “El camino Onmyo: Adepto”. Cuando finalicemos tendremos acceso a esta habilidad, siempre que hayamos desbloqueado las habilidades premias. En total necesitaremos 6 puntos de Magia Onmyo para desbloquearla. Una vez la tengamos solo tendremos que equiparnos los talismanes, que se regenerarán cada vez que recemos en un santuario, como todos los demás hechizos.

Si seguías el bushido armado tan solo con katanas y hachas pero aún así se te atragantaba algún enemigo, seguro que esta habilidad te ayuda en gran medida. Pero no seamos flojos, que la gracia de Nioh es ese puntito de dificultad y ya hay bastantes ayudas. Una vez pase, pero no abuses de él o vendrá Musashi a darte una colleja por flojo.