La nueva IP de Bioware se ha retrasado y no tiene fecha decidida

Lo siento, culpables. Llega una de esas noticias que da bajona. La nueva IP de Bioware se ha retrasado y no tiene fecha aún.

Hace ya un tiempo os conté que la nueva IP de Bioware llegaría en marzo de 2018. A ello apuntaban las palabras de Andrew Wilson, el CEO de la compañía. Sin embargo, ahora parece que se ha retrasado y no cuenta con fecha fija. To’ la bajona que nos entra.

El propio Andrew ha hecho oficial esta noticia en una reunión de inversores, charlando sobre el cierre del año fiscal anterior. Hace tres meses, como os comenté, Wilson dijo que el juego llegaría hacia finales de 2018. Ello coincidiría con el cierre de dicho año fiscal e impulsaría las ventas del siguiente. Sin embargo, ahora parece que va a haber que esperar una miaja, puesto que llegará durante el año fiscal de 2019, que va desde abril de 2018 hasta marzo de 2019.

En enero, el CEO de la compañía describió el título como una aventura plagada de acción. Eso sí, olvidad el pedigrí de RPG que representa a esta compañía, porque dice que no irán por ahí. Pero… ¿Incluir la progresión de personajes no es un elemento de rol?

También Wilson ha confirmado que el juego será “live service”. Estos juegos son, por ejemplo, Destiny o The Division. No es que pagues por el producto completo, sino que se van actualizando debido a su componente online. Que dicho contenido sea de pago o no es harina de otro costal:

Estamos muy contentos con el progreso de la nueva IP de Bioware. El diseño es maravilloso. Las mecánicas son excelentes, y la acción será estimulante. El juego está construido en torno a un “live service” y, a través del proceso creativo, decidimos añadir más funciones para nuestros jugadores. Para acomodar esto, decidimos mover la fecha de lanzamiento al próximo año fiscal.

nueva ip de Bioware

Bioware está, de momento, disfrutando de Mass Effect Andromeda. Bueno, disfrutando… No es que haya sido el producto que todos esperábamos. Mi compañero Dani tuvo que analizarlo y no es que quedase demasiado contento.