Oculus Rift baja sus requisitos mínimos gracias a una tecnología rara

Asynchronous spacewarp” no es el nombre de una nueva especie de dinosaurio. Quedaos con él porque es la tecnología que ha permitido que para jugar con Oculus Rift se necesite ahora menos requisitos y potencia en el PC. Antes se necesitaba una dupla conformada por (mínimo) una Nvidia 970 y un procesador i5-4590 o superiores y equivalentes para que Oculus Rift funcionase correctamente. Ahora hará lo propio con una Nvidia 960 y un i3-6100 o equivalentes. Nada mal.

oculus rift baja requisitos minimos

Parece que hay que hacer una parada en la Teoría de Cuerdas… pero no

Ahora bien, ¿qué narices es ese nombre raro que no me atrevo a traducir? (sería algo así como ¿Curvatura asincrónica?). Realmente no entraña tanta complejidad su comprensión superficial como su nomenclatura parece reflejar. Esto lo que permite es que el juego que se vaya a ejecutar con el Oculus se reproduzca a 45 fps mientras que se verá reflejado en el casco de Realidad Virtual a 90 fps (lo lógico para que se mueva suave junto con nuestro movimiento). A través de unos cálculos y procedimientos que permite esta nueva tecnología, por cada 2 frames que se produzcan se analizará el cambio que hay entre ambos para generar uno nuevo. Con la anterior tecnología de Oculus Rift esto no sucedía.

Pero vayamos a lo que nos acaba tocando a nosotros y que no suena a tecnología de Star Trek, No Man’s Sky y derivados de ciencia ficción. Los requisitos necesarios ahora para jugar con este aparatejo quedan tal que así:

  • Tarjeta gráfica: Nvidia 960 o superior
  • Procesador: Intel i3-6100 / AMD FX4350 o superior
  • Memoria RAM: 8 GB
  • Salidas de vídeo y USB: HDMI 1.3 / USB 3.0 y 2 USB 2.0

En resumen: tal y como dicen en Ars Technica ahora se necesitará “tan solo” un PC de 500 dólares para jugar con Oculus Rift. Desde luego es una bajada sustancial con respecto a lo primero que supimos, y esto permitirá que más gente juegue ahora con este dispositivo. Además, los que se compraron un equipo como el necesario anteriormente para jugar tampoco ha sufrido “una pérdida” ya que podrá jugar en mejores condiciones y durante más tiempo.

De igual manera, todo lo que rodea a la Realidad Virtual está lo suficientemente verde como para que no la recomiende a no ser que os apasione o queráis ir por delante. Pero esto es solo mi opinión, ¿qué os parece a vosotros, culpables? ¿Podréis jugar ahora con Oculus si es que antes no podíais?