Once cambios en No Man's Sky que quizá nos hagan darle otra oportunidad

Cuando Sean Murray nos presentó su juego dejó las expectativas muy altas y al final el resultado decepcionó. Ahora presenta once cambios en No Man’s Sky que pueden convertirlo en lo que pudo ser de salida.

Cuando allá por Agosto de 2016 salió a la venta el último juego de Hello Games los fans de la ciencia ficción no pudimos esperar para comprarlo.  Lo malo es que después muchos de ellos tampoco pudieron esperar para devolverlo. Varias de las esperanzas y promesas que se hicieron desde la desarrolladora no se cumplieron. Pero sobre todo la falta de su anunciado y finalmente inexistente modo online le pasaron factura. Vamos a hablar aquí de once cambios en No Man’s Sky que nos harán, al menos, replantearnos nuestra vuelta.

Un universo para ti solito

A priori el juego tenía todo lo que pudiesen desear los más fanáticos de las aventuras espaciales. Un universo entero a nuestra disposición en el que explorar, combatir, recolectar, investigar y todo ello sin tiempos de carga. Todo generado de manera procedural para que cada sistema solar o planeta fuesen únicos y nos hiciesen sentir auténticos viajeros espaciales. La sensación que se siente al coger nuestra nave, salir de un planeta, surcar el espacio y aterrizar en otro sin pausa alguna es espectacular.

Lo malo llegaba después, cuando nos dábamos cuenta de lo repetitivo de su propuesta, o de su falta de contenido en forma de misiones. También algunas aberraciones en su fauna “gracias” a la mezcolanza entre varias de sus razas que ríete tú de Mister Potato. Aun así creo que lo peor fue la gran mentira de Sean Murray cuando afirmó que podríamos encontrarnos con otros jugadores durante el juego. Después de confirmar su existencia, se hubo de eliminar el logotipo de en línea por una pegatina en las cajas del juego por toda Europa.

Lo único bueno que ha salido de todo eso, ha sido que hello games no ha parado de actualizar el juego de manera gratuita para convertirlo en lo que la gente espera. Enumeremos pues los Once cambios en No Man’s Sky que se han implementado desde su salida.

  1. Un sistema de comercio e intercambio más elaborado, en el que cada planeta posee sus propios recursos, riquezas y conflictos de naturaleza económica.
  2. Posibilidad de creación de nuestra propia base o colonia e incluso contratar a alienígenas para su gestión.
  3. Viaje rápido entre sistemas gracias a unos portales sospechosamente similares a Stargates.
  4. Tres tipos de vehículos terrestres para mayor facilidad de exploración planetaria.
  5. Cuatro modos de juego para que cada cual disfrute a su manera. Normal, supervivencia, permadeath y creativo.
  6. Más misiones de la historia y mejor elaboradas para profundizar en la creación del universo.
  7. Posibilidad de editar el terreno cuando dispongamos de las herramientas adecuadas.
  8. Grandes cargueros espaciales estrellados en la superficie de algunos planetas, en los que explorar en busca de recursos y materiales.
  9. Mejora de la IA del sistema de combate para un mejor ajuste.
  10. Posibilidad de adquisición y personalización de cargueros espaciales, lo que vendría a ser como cargar con nuestra base a cuestas.
  11. Algoritmo de creación procedural mejorado para una mayor variedad de ecosistemas y superficies planetarias.

Un universo para compartir.

A estas mejoras hay que añadirle el tan solicitado modo online que entrará en vigor a partir del 24 de julio, fecha en la que el juego por fin va a aterrizar en Xbox One. Será junto a la actualización denominada NEXT la cual llegará también a PS4 y PC. Aún no sabemos el número de jugadores que podrán alojar los servidores o cuantos podremos hacer grupo para un posible modo cooperativo. Lo que es seguro es que el juego no se parece a lo que se nos vendió el día de salida y las mejoras son sustanciales.

Yo volveré a liar el petate para ver si llego por fin al centro del universo. ¿Y vosotros?

Allons-y!

No Hay Más Artículos