Crítica de One Piece 807 y 808, la decisión de Sanji

Llegó el momento del primero de los especiales de anime de estas dos semanas. One Piece 807 y 808 nos presenta dos partes de la misma moneda.

One Piece 807 y 808 eran todo lo que queríamos y lo que no. Ha sido un especial de una hora dividido en dos partes. Dos capítulos que son lo que buscábamos y lo que no buscábamos. Y, por desgracia, la parte más interesante se quedó a medio gas. Incluso con el momento en el que echaron mano del primero de los endings del anime.

Y, para más inri, el nuevo opening me ha parecido malísimo. Ni la canción ni las escenas que se ven en él. Dónde habrán quedado esos opening tan chulos como We Are! o Believe.

Ni lo uno ni lo otro

Ya sabíamos lo que iba a pasar hoy. Teníamos claro que Luffy y Sanji se iban a enfrentar. Y si sigues el anime, desde luego eras consciente de lo que ibas a ver. Pero había dos opciones. Una, tirar por el relleno fácil o remember metido a base de bien. La otra, la de enseñarnos un capítulo emotivo espectacular y con una animación digna de una película.

Finalmente, no ha sido ninguna de esas. Ni hemos tenido un flashback absoluto en el que se nos ha recordado todo el pasado de Sanji, ni tampoco hemos visto la espectacularidad que se merecía el capítulo.

Este episodio estaba llamado a tocarnos la patata. Como cuando Nami llora pidiéndole a Luffy que le ayude a echar a Arlong de su isla. O también como cuando Nico Robin grita que quiere vivir. Incluso aquel episodio de Luffy contra Ussop y su regreso a la banda. Y, si me permitís uno más, el de “aquí no ha pasado nada”.

one piece 807 y 808 sanji vs luffy

Pero la cosa se ha quedado a mucha distancia de eso. Nos han plantado un primer episodio que podíamos evitar completamente. Y luego, en el segundo pese a que ha ido a un ritmo muy aceptable, no ha habido emoción.

Ni la animación ha estado a la altura, pese a no ser mala, ni la banda sonora ha acompañado. Esperaba algo más épico. Y de paso, algo que no fuese un reciclaje de escenas de lucha. ¡Por dios! Que vimos a Sanji y a Luffy poner la misma postura 4 veces en el combate. Cuatro veces. Por no hablar de los interminables primeros planos con poca o nula animación.

En definitiva. Que si hubiese sido un capítulo normal, lo habría pasado. Pero con el bombo que le han dado y lo que tenían que mostrar, al final solo se ha salvado la escena en la que suena de fondo el primer ending, Full Memories.

Luffy vs Sanji

Mira que hemos visto problemas dentro de la banda. Y cada uno de ellos ha sido diferente. Pues bien, este no iba a ser menos. Si Nami tenía odio a los piratas por Arlong y Nico quería proteger a los Sombrero de Paja, lo de Sanji no va por ahí. Aunque lo parezca.

Sanji ha tenido que elegir. Y lo ha hecho entre muchas opciones posibles. Al principio solo pretendía ir para decir que no. No tenía intención de quedarse con los Vinsmoke. Luego, empezó a pensar en rebelarse. Pero poco a poco le han minado la moral y ha tenido que optar por no hacer nada. Y lo ha hecho para proteger muchas cosas.

No ha sido como Nico. Para nada. Ha tenido que elegir entre Luffy y Zeff. Él sabe que Luffy puede defenderse por sí mismo. Pero Zeff no tiene posibilidades contra los Vinsmoke. Y lo que es peor. Sabe que no tendrán problemas en cumplir su promesa. Y su elección ha sido la más dolorosa. O sus amigos, o su “padre”. Y ha tenido que elegir a este. one piece 807 y 808 luffy y sanji

Con la decisión tomada solo le quedaba intentar ayudar a Luffy y Nami de una forma menos ortodoxa. Y ha vuelto a dejarse a él mismo en último lugar. Ha preferido herir a su capitán de todas las formas posibles. Primero, físicamente, pero también emocionalmente. La frase de que “no vas a ser el rey de los piratas” es algo que sabe que a Luffy le dolerá en el alma. Y no dudo que lo ha hecho.

La decisión del capitán

Con todo lo que ha pasado y con la demostración de fuerza de Sanji frente a su capitán, la respuesta de este ha sido clara. Y como siempre, ha sido de lo más cabezota. No va a luchar contra Sanji. ¿Por qué contra él no y contra Ussop sí? ¿Qué de diferentes son estas situaciones? Pues la verdad bastante.

Contra Ussop luchó porque fue él mismo el que se lo pidió. No tenía coacción. No había nada que le forzase a hacerlo. Fue una pelea en la que el francotirador del grupo se enfrentaba directamente a las órdenes de su capitán y cuestionaba su autoridad y, además, su implicación y sensibilidad.

En esta ocasión sabe que algo pasa, pero no el qué. No tiene claro lo que va le ha pasado a Sanji para que actúe así. Y por eso, precisamente por eso, decide no luchar. Si no entiende las razones del duelo, no va a caer en la trampa. Es más, por mucho que le hace daño, sabe que es Sanji el que más está sufriendo y no quiere, además de eso, contribuir a aumentar su dolor. one piece 807 y 808 sanji

Con todo esto, la situación es muy complicada. Lufy sabe que pasa algo, que hay cosas que Sanji no puede contarle allí en medio. Y por eso recurre a su último recurso. Demostrar que es su amigo, que confía plenamente en él y que no le importa lo que le pase. Total, ya se ha cargado a uno de los generales dulce. ¿Qué más da que venga otro?

El problema es que Luffy está agotado tras usar dos veces el Gear Forth y no sabemos hasta cuándo podrá aguantar. Y Nami no es precisamente la más apropiada para defenderlo, aunque tendrá que hacerlo.

¿Qué pasará a partir de ahora? ¿Volverá Sanji a por Luffy o nos sorprenderá Oda con otro giro de los acontecimientos.

Lo sabremos en dos semanas, que la que viene es el especial de Dragon Ball Super con el capítulo de 1 hora. A ver qué nos cuentan ellos.

No Hay Más Artículos