One Piece 809 regresa con un capítulo de transición. Tras el clímax que vivimos hace dos semanas, toca prepararnos para algo más gordo aún.

Las cosas no se arreglan para nada en este capítulo. One Piece 809 sigue con la tónica de la desesperación en Whole Cake Island, y no parece que eso vaya a cambiar para nada.

Desde luego, Oda nos está trayendo por el camino de la amargura en esta trama. Una Yonkou casi intocable, un ejército imparable. Generales que pueden hacerle frente casi a los Shichibukai más poderosos… por lo menos. ¿Cómo van a salir de aquí los Sombrero de Paja?

La desesperación de Luffy

Las cosas no se podían poner más feas para el capitán de los Mugiwara. Tras haberse llevado toda la noche luchando contra Cracker y haber usado dos veces el Gear Forth, no es que le queden muchas energías a nuestro hombre de goma.

Además, el varapalo que le ha dado Sanji (y no el físico), seguramente le habrá tocado mucho la moral. Le pasó lo mismo cuando Nico Robin se fue, o incluso cuando Nami les robó el barco. La confianza que deposita en su cocinero es total, pero eso no quita que le duela lo que le acaba de pasar.Por ello, la llegada del ejército de Big Mom es un verdadero problema para Luffy. one piece 809 luffy

A ver, seamos sinceros. Los peones no tienen nada que hacer. Ya le hemos visto enfrentarse a hordas de mindundis piratas, marines o monstruos incluso. Sin embargo, esta vez no son solo mindundis, como hemos dicho. Hay varios piratas con habilidades y con recompensa que pueden hacerle mella a Luffy. Sobre todo en el estado en el que está.

Su única ayuda es Nami. Y no es por dudar de ella, pero no tiene el poder que podrían desplegar Sanji, Franky o Zoro. Podrá ayudar, sí. Pero hasta qué punto sobre todo cuando el clima está controlado por Big Mom y no por ella.

El resto, están en sus propias odiseas. No nos olvidemos de Chopper y Carrot, que están en el mundo de los espejos. Ni de Brook y Pedro, que aún andan de camino a infiltrarse en el Whole Cake Chateau. Así que, ninguno de ellos les puede ayudar.

Bueno. En verdad sí que hay alguien por ahí que no debemos olvidar. Jimbei. Ya va siendo hora de que nos sorprenda nuestro caballero del mar.

El poder de Big Mom

No es la primera vez que vemos el poder que tiene Big Mom en esta saga. Hemos presenciado el destructivo y loco estado de locura en el que entra cuando tiene hambre. También hemos descubierto la habilidad que le permite robar el tiempo de vida a base de miedo. Y por si fuera poco, ahora controla el clima. ¿Qué hay que no haga esta señora?

Bueno, en verdad no es que controle el clima. Tiene dos “almas” atadas a elementos. Fuego y nube, cada uno por su lado. Y ellos son los que hacen uso de ese poder para controlar el clima. Pero el algo que aún no termino de entender.one piece 809 big mom

Veo el modo en el que Big Mom le puede dar un cacho de alma a un objeto físico. Tenemos dulces, comida, plantas y edificios. Hasta montañas (y esto ya es raro). Pero … ¿cómo le das un alma a un trozo de fuego o a una nube? No, en serio. Dentro de las locuras de One Piece, casi todo tiene su lógica, pero a esto no se lo encuentro.

Pero sea como sea, lo cierto y verdad es que ya no solo es el poder de la propia Big Mom. Es el de estos dos elementos que son, por así decirlo, como el Sorcerer Clima Tact de Nami, pero potenciado. Y no creo que ella pueda sacarle partido a esto, tal y como está la situación.

Qué festín

Admitid que el momento reunión familiar era un homenaje al “qué festín” de la Bella y la Bestia. Al menos yo lo veo así. Ha sido un momento de lo más bizarro que me he echado a la cara desde… casi desde la Fiesta de las Salchichas. ¡Por favor, que la comida pedía que se la comiesen! ¡Y cantando!

Desde luego, Oda es capaz de hacer verdaderas locuras y cada vez más grandes. One Piece está llena de ellas. Pero son todas tan adorables.

Si hemos visto zombies en Thriller Bark, juguetes en Dressrosa, ahora son los dulces en Whole Cake Island. Y nuevamente son más que un mero añadido. No están para hacer bulto o porque se le vaya la olla. Cada uno de estos elementos muestra el poder de su portador.one piece 809 merienda sanji

Moria, DoFlamingo o ahora Big Mom. Todos son muy poderosos y todos has mostrado su poder con creces. Pero lo de Big Mom es… simplemente brutal. Ella sola ha fraccionado infinidad de almas para darle vida a todo lo que hay en sus islas. Imaginad lo que eso significa. Están rodeados por todas partes, no solo por los soldados, que son muchos. También por los miles o millones de ojos de Bil Mom en forma de dulces, plantas o cosas raras.

Y eso también lo ha visto Sanji. Él sigue estando en una posición muy complicada. Sus manos, Zeff, Luffy… todos dependen de él, prácticamente. Pero por mucho que haga, la cosa se le va de las manos. Ya no puede ayudar a su capitán. Y tiene que seguir tragando. ¿Hasta cuándo?

Y la pregunta del millón ¿qué quiere hablar Pudding con él? Esperemos que en el próximo capítulo haya algo más de ritmo. Que necesitamos que esto se mueva. Pero algo me dice que se van a “recrear” en los palos que va a haber en la explanada con Luffy. Paciencia, culpables, paciencia.