One Piece Burning Blood anuncia sus combates de tres personajes

One Piece Burning Blood, o lo que es lo mismo, el nuevo juego de los Sombrero de Paja, nos da hoy nuevos detalles acerca de cómo van a funcionar las batallas, que no se van a limitar únicamente a pegar mamporros entre unos y otros.

Como sabréis, si sois seguidores del manga o el anime, hay varios tipos de frutas del demonio, las que conceden los poderes sobrenaturales a aquellos que se las comen. Están las Zoan, que son las que cambian el cuerpo con formas de distintos animales o seres (la de Chopper), las Paramecia, que conceden al usuario un poder sobrehumano, como ser de goma (Luffy) o poder hacer florecer partes de tu cuerpo (Robin); por último, están las más poderosas, las Logia, que convierten al usuario directamente en un elemento, como en Fuego (Ace o Sabo), Luz (Kizaru) o Magma (Akainu).

Estas frutas están presentes en el juego y permitirán a los jugadores hacer uso de sus ventajas entre las que están el ser invulnerables a los ataques normales. Así, un luchador que no tenga fruta del demonio o incluso, aún teniéndola, no podría golpear a alguien con un tipo Logia si activa la Defensa Logia, durante el tiempo que dure esta habilidad. Para contrarrestarla siempre podremos echar mano de la única vulnerabilidad que tienen, el Haki. Usar un ataque imbuido con este poder, al igual que en la serie, sí que tendrá efecto con estos personajes.

Pero esto no es lo único, ya que no lucharemos solos sino que, al igual que en otros títulos de Bandai Namco, podremos elegir hasta tres personajes para que combatan en equipo, e ir alternando entre ellos para luchar según la ventaja táctica que podamos sacarle.

Por último, a los ya anunciados como Luffy, Sabo, Ace, Crocodile, Enel, Doflamingo o Bartolomeo, también se une Smoker, uno de os vice almirantes más carismáticos del manga.

Por desgracia, no tenemos más datos acerca de la salida del juego más allá de que llegará en 2016 a XBox One, PlayStation 4 y PlayStation Vita (gracias @DBJVegeta). Esperemos que sea prontito.