OPINIÓN: 5 razones por las que comprar Wii U

Como amante de las nuevas tecnologías en general y los videojuegos en particular, soy un firme defensor de la adquisición de un nuevo producto tan pronto como sale al mercado (o antes). Ya sé lo que me va a decir el amigo Joaquín incluso antes de leer su panfletillo texto defendiendo el por qué no comprar WiiU. Sé que me va a decir que no está la cosa para gastos, lo cual es muy comprensible y, obviamente, no diré nada en contra. Pero también me va a hablar de los defectos de las consolas primerizas, de las posibles bajadas de precio y seguro que me hace la comparación odiosa con Wii, pero bueno, yo sigo en mis trece y aquí os dejo mis cinco razones por las que comprar WiiU.

1. Innovación

Wii U vuelve a hacer un Bazinga! en toda regla a todos aquellos que creíamos que a la factoría de Kioto se le estaban acabando las ideas innovadoras. Reciclando -para qué vamos a negarlo- la base de la vetusta Wii, Wii U sale a la calle dispuesta a superar y mejorar en TODO a su madre. Una nueva apuesta en lo que a control se refiere, un enfoque más maduro desde el minuto cero y una potencia gráfica que, aunque sigue siendo algo escasa para afrontar con garantías el futuro, no es “tecnología muerta”.

Además Nintendo se ha sacado de la manga la primera red social consolera y, si la lleva adelante con cabeza y mesura, podríamos estar ante un mundo -MiiVerse- bastante divertido y útil. Innovación everywhere, bitches…

2. Catálogo de inicio

Si por algo zumbamos a consolas como Nintendo 3DS o PS Vita en sus inicios (a ésta incluso todavía estamos en ello) fue por su escasísimo y aburrido -salvo honrosas excepciones- catálogo de lanzamiento, que planteaba una situación bastante desoladora para todo aquel que optó por hacerse con dichas máquinas desde el día de salida.

Consciente de que una de las culpables fue ella, Nintendo ha preferido no pillarse los dedos con este asunto y pondrá a disposición de todos los “early buyers” españoles un catálogo de veintitrés juegos, de los cuales podríamos destacar multis tan ilustres como Assassin´s Creed 3 o Black Ops 2, conversiones de arcades de la talla de Tank Tank Tank! y Tekken Tag Tournament 2 – y jugosas exclusividades como ZombiU, New Super Mario U o Nintendo Land. Todo esto sin contar con lo que traerá la segunda remesa de títulos. En este aspecto, no creo que nadie tenga mucho que objetar…

3. Versatilidad

Jugar… qué digo jugar, poseer una Wii U en el hogar va a convertirse en fuente inagotable de bonitas anécdotas en las que el buen rollo será el tono imperante y ya nunca discutiremos con nuestra pareja, excepto que queramos “hacer las paces” luego, claro. Si quieres, puedes usar Wii U en tu televisor a toda pantalla, si molestas, puedes optar por jugar en el GamePad, navegar por internet, dibujar, ver la tele, gestionar tus videos y fotografías, contarle al mundo lo que haces, y todo esto sin la necesidad de tener una portátil de menor potencia para sufrir esos momentos tediosos en los que alguien te quita la tele para ver el Gran Hermano, o peor aún, el telediario de InterEconomía.

Sin duda, parece que vas a poder decir muchas cosas con esta nueva consola, pero “me aburro” no va a estar entre ellas.

4. Calidad

Seas un hater, un hardcore gamer, o una persona totalmente ajena al mundillo, seguro que después de tomar un par de copas -pago yo- me confiesas que hay ciertos juegos “Made in Nintendo” que te ponen tontorrón y compararías sin dudar si saliesen para tu PS360. Ya sabéis que me refiero a Mario, Zelda, Metroid, Donkey, Fox, Layton y todo ese elenco de maravillosos personajes que cosechan éxito rotundo de crítica y público entrega tras entrega. Pues bien, te recuerdo que Wii U será la única consola de sobremesa donde podrás disfrutar todas estas sagas. Qué se le va a hacer…

5. Placer, puro placer

Esta última razón se la reservo a todos aquellos que como yo, desean fervientemente que nuevos sistemas salgan a la calle para poder ir a adoptarlos tan pronto como al hiper de turno le da por saltarse el embargo. Es indescriptible el placer que produce llegar a casa proveniente de la tienda el primer día de venta y ponerse a desembalar cariñosamente la nueva adquisición, llámese Wii U, PlayStation 4 u Ouya. Es una sensación que se vive una vez cada 5 ó 6 años, donde nadie te destripa nada -bueno, Iwata si- y tú vives de primera mano el nacimiento de un pedacito de historia de los videojuegos.

En fin, he aquí mis cinco razones por las que hacerse con una WiiU no es un plan tan descabellado. Puede que te convenza, o puede que no. Sea como fuere, larga vida a las consolas, y espero que viváis por lo menos por lo menos 12 ó 13 generaciones más con los dedos sanos para contarlo.